Publicidad
Francisco Gutiérrez Sanín 22 Ago 2013 - 8:19 pm

Mi candidato

Francisco Gutiérrez Sanín

Ya tengo candidato para el premio Nobel de la Paz del próximo año: el soldado Bradley Manning, quien acaba de ser condenado por un tribunal militar estadounidense a 35 años de prisión.

Por: Francisco Gutiérrez Sanín

 Cierto: el de la paz es de lejos el Nobel menos prestigioso. Se lo han ganado tipos como Henry Kissinger, cuyas credenciales de pacifista genuino son tan buenas como las que pudiera tener el ayatolá Jomeini como pensador liberal. También fueron galardonados con él Barack Obama y la Unión Europea: sospechosos, por decir lo menos. Aun así, Nobel es Nobel, y el millón de coronas no le sobrará a Manning en el trance en el que se encuentra.

La minibiografía de Manning es fácil de contar. Es persona muy joven, que se enroló en los servicios de inteligencia de los Estados Unidos como analista. Estaba dedicado a procesar información. Mientras desarrollaba su trabajo se encontró con cosas que lo escandalizaron, y decidió emprender una filtración de documentos reservados que alcanzó cifras astronómicas (cientos de miles de papelotes). Desde que inició esta actividad, a todas luces ilegal pero generosa, sabía que arriesgaba incluso una pena de muerte. Por otra parte, el gobierno de Obama, con el objetivo de mandar una señal inequívoca acerca de los costos que podrían tener tales acciones, emprendió una ofensiva implacable contra Manning y su primo espiritual, Snowden, quien a duras penas, y gracias a la oportuna pero inquietante hospitalidad de Putin, logró salvar el pellejo, y ahora está más allá del alcance de la justicia ejemplarizante de los Estados Unidos.

A favor de la candidatura de Manning obran, a mi juicio, dos argumentos poderosos. El primero es simplemente la gran dosis de desprendimiento y valentía que implicó su acto. Hasta donde sabemos —y a estas alturas nos hubiéramos enterado de cualquier evidencia en contrario— no obró movido por la codicia, o por el ansia de poder, o bajo el efecto del chantaje o de alguna alucinación pasajera, sino de la convicción (sí, ya lo sé: la convicción puede ser la alucinación más errática y violenta de todas. Pero en este caso no creo que la objeción valga). El segundo es la importancia de la información que reveló. Manning no sólo sacó a relucir los horrores y pequeños gulags de las invasiones liberales a países y regímenes como los de Irak y Afganistán. De manera más oblicua, su contribución —lo mismo que la de Snowden, Assange y otros tantos titanes políticos del mundo virtual— ha sido desnudar las complejas y crecientes tensiones entre cambio tecnológico y vieja normalidad democrática.

La cosa se puede poner en los siguientes términos: las nuevas tecnologías de la información han cambiado toda una serie de parámetros esenciales para la definición misma de democracia. Hoy, los candidatos pueden saltar por encima de grandes organizaciones para hablar directamente con sus electores. Tenemos mucha más capacidad de mirar al poder. Piénsese no más en el hecho de que si un policía coge a patadas a un muchacho corre el riesgo de que un transeúnte que pasa casualmente por la misma calle lo grabe con su celular. El poder, los poderes, tienen mucha más capacidad de mirarnos a nosotros. Crece exponencialmente el número de registros escritos que manejan los organismos del Estado, y se desarrolla toda una cantidad de disciplinas y tecnologías —entre otras cosas, absolutamente apasionantes— para filtrar, domesticar y dar sentido a enormes masas de información. Todo esto se transforma en instrumentos de medición, vigilancia y control, pero también en un espacio inédito de lucha y debate.

No tenemos idea para dónde van esas tensiones entre base tecnológica y régimen político: pero sabemos que se están moviendo a toda velocidad. Manning no sólo ha ejecutado un acto de extraordinaria integridad: también ha puesto el dedo en la llaga. Merece el premio.

  • Francisco Gutiérrez Sanín | Elespectador.com

  • 0
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • 'Santigiraldo' ya es una marca registrada
  • Entra en vigor acuerdo comercial entre Colombia y Noruega
  • Un actor, varias texturas

Lo más compartido

20
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Dalpin

Vie, 08/23/2013 - 17:05
Para ser JUSTOS el premio debe ser para los 3 : MANNING, SNOWDEN y ASSANGE.
Opinión por:

Dalpin

Vie, 08/23/2013 - 17:08
Esta sí sería una gran CONTRIBUCIÓN de Estocolmo a las PAZ.
Opinión por:

jaimehcaro

Vie, 08/23/2013 - 14:48
Creo que la mayor democracia de la historia es la de los Estados Unidos de América y que su participación en los grandes conflictos del siglo 20 fue valiente y providencial. Me encantan el Partido Demócrata y Obama, en particular. El holocausto judío y la puesta a la defensiva de la civilización árabe desembocaron en una guerra interminable, un "ojo por ojo", unas "guerras santas" y un terrorismo a gran escala (Torres Gemelas). El gobierno republicano montó un aparato de defensa y prevención increíblemente eficaz, que es legal en su país y no se puede desmontar so pena de ver caer más torres. Los empleados de ese aparato de defensa deben cumplir sus obligaciones y no traicionar a su país. No merecen premios.
Opinión por:

DANIEL MEJIA MEJIA

Vie, 08/23/2013 - 11:27
No tuvo tiempo para escribir en serio.
Opinión por:

desinformado

Vie, 08/23/2013 - 11:20
El premio nobel es una mentira
Opinión por:

Contradictor

Vie, 08/23/2013 - 10:07
Otro que merece el premio es Uribe por los más de 4.000 falsos positivos.
Opinión por:

DANIEL MEJIA MEJIA

Vie, 08/23/2013 - 11:27
Esos no fueron de Santos????
Opinión por:

paperez50

Vie, 08/23/2013 - 09:09
¡¡¡Cuidado mercenario Gutiérrez!!! Su tarea es promover a su patrón Santos al premio nobel de la paz...
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Vie, 08/23/2013 - 11:46
"Paperez50": su comentario es injusto y está fuera del lugar.
Opinión por:

swhelpley

Vie, 08/23/2013 - 08:58
Yo difiero, prefiero darselo a Edward Snowden; en el caso de Manning hay un punto que es objeto de discusion: La transparencia en la informacion oficial; una lectura mas reposada de los Wikileaks, muestra que son una serie de informes de trabajo que contienen chismes, maledicencias, y datos para tomar decisiones de estado, que no necesariamente deben darse a conocer. Snowden, denuncio con pruebas una conducta reprobable de EEUU, que han preferido pasar bajito las naciones. Eso si es moralmente irreprochable.
Opinión por:

luis eduardo garces orozco

Vie, 08/23/2013 - 07:46
Ud. lo ha dicho: de ese premio lo unico que se puede rescatar es el dinero, pues el titulo, como tal, se lo dan tambien a cualesquier delincuente. La unica diferencia entre unos y otros(quienes lo han recibido) es que los unos han luchado contra la injusticia y por los derechos humanos, mientras los otros se han dedicado sistematicamente a Hacer Gala de la una y a violentar los otros. Por mi parte levanto mi voz de solidaridad y respeto para con este hambre, asi como de rechazo hacia una administracion de justicia que de lo que menos tiene es de eso... justicia. No me puedo explicar como puede exigir respeto quien no respeta a los demas, ya sabemos a quien me refiero.
Opinión por:

suesse

Vie, 08/23/2013 - 06:24
Tocara crear el Nobel alternativo....o ya lo hay??? Porque ahora, no contentos con el tema de la carcel, ya la prensa internacional puso en bandeja de plata el tema de su orientación sexual, lo que dará seguramento, para que ahora, ni los rusos apoyen a futuros "enemigos" de la Humanidad....En fin.
Opinión por:

Gonzalvo

Vie, 08/23/2013 - 08:36
Chelsea agradece tu comprensión.
Opinión por:

sanjuanm

Vie, 08/23/2013 - 05:30
BOBO!!!!!!
Opinión por:

pebeco

Vie, 08/23/2013 - 06:56
Increible su autocritica ...... eso si es demostrar la más pura libertad de pensamiento
Opinión por:

morenoelesceptico

Vie, 08/23/2013 - 01:56
Su candidato tiene sobrados méritos para ganar ese premio porque el mayor puntaje lo otorga el odio a los gringos y a los judíos. Sería una injusticia negárselo, tan grande como cuando se lo birlaron a la comandante Teodora. Olvidó, seguramente sin intención, mencionar a Nobeles tan importantes como Yasir Arafat, Rigoberta Menchú o Desmond Tutu. A Obama se lo dieron luego del discurso en El Cairo, cuando pidió perdón a los musulmanes, y de haber besado las babuchas al rey saudí en Londres.
Opinión por:

eradelhielo

Jue, 08/22/2013 - 23:07
Hermosa columna. Manning también para mí es un héroe. En medio de ese culto a la violencia, a la falta de ética y al todo vale del gobierno gringo, crecen seres maravillosos como Manning, que todo lo dan por el bien común y por la verdad. Personas como él hacen creer que todavía no todo es corrupción y mentira. ¡Gracias Bradley Manning!
Opinión por:

CCCCINICCCCO

Vie, 08/23/2013 - 11:01
tambien yo adhiero
Opinión por:

sincorruptos

Vie, 08/23/2013 - 07:09
Yo tambien adhiero.
Opinión por:

Jose Knecht

Vie, 08/23/2013 - 01:37
Adhiero.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio