Publicidad
Mauricio Botero Caicedo 17 Ago 2013 - 9:00 pm

Mirando el 2030

Mauricio Botero Caicedo

En el 2030 los colombianos corremos el riesgo que en vez de ser más prósperos e independientes, seremos más pobres y dependientes; y en vez de disfrutar mayor soberanía y seguridad alimentaria, vamos a ser más vasallos e inseguros.

Por: Mauricio Botero Caicedo
insertar

Para entender por qué es muy probable que vayamos en camino al estancamiento, a la dependencia y a la inseguridad es indispensable situarnos en la Colombia del 2030, año en que de 47 millones de habitantes pasaremos a 55 millones (sólo cinco millones vivirán en el campo); la demanda de vehículos será de 900.000 unidades por año; y la mitad de la población será ‘clase media’ (estratos 4 y 5).

 ¿Por qué en el 2030 seremos más dependientes e inseguros? Al rechazar que los productos alimentarios colombianos tengan un destino diferente al de alimentar la población nacional, los fanáticos del modelo de “soberanía y seguridad alimentaria” plantean un modelo de “autarquía alimentaria” donde se desconocen las ventajas competitivas y comparativas que tienen las naciones en la producción de alimentos. Lo que la izquierda radical propone es que la totalidad de la agricultura del país se adelante en Unidades Agrícolas Familiares (UAF), extensiones de terreno arbitrarias, que en ausencia de un aforo serio del potencial agrícola, son establecidas más con criterios políticos que técnicos. Como no es  realista que en las UAF se logre, a costos competitivos, producir ni una mínima porción del trigo, del maíz o de la soya que vamos a requerir, necesariamente en vez de ‘soberanos’, seremos cada día más dependientes; y en vez de tener ‘seguridad’, cada vez tendremos más inseguridad. Si hoy importamos nueve millones de toneladas de granos a un costo de siete mil millones de dólares, para el 2030 estaríamos importando entre 20 y 25 y millones de toneladas de grano a un costo entre los 18 mil a 25 mil millones de dólares.

Para poder generar las divisas para importar la comida y los bienes de capital y de consumo que el país, liderado por una pujante y empoderada clase media va a demandar, necesitamos aumentar y diversificar la oferta exportadora. (Nuestros principales rubros de exportación —petróleo y carbón— cada día van a perder importancia en la canasta energética mundial, fenómeno que a su vez se va a reflejar en menor ingreso de divisas). Y para poder aumentar nuestra oferta exportadora el país enfrenta una enorme talanquera: las autoridades ambientales, las comunidades y grupos de presión por medio de ‘acciones populares’, se oponen ciegamente a todo desarrollo, especialmente en la infraestructura y en el de industrias extractivas. Como bien lo señala la inteligente Brigitte Baptiste en su columna de La República (agosto13/13): “En un momento en el que todos los rellenos sanitarios del mundo están llenos o a punto de reventar y nadie quiere más rellenos cerca, ni minería, ni actividades petroleras, ni hidroeléctricas, mucho menos antenas o líneas de transmisión llenas de “electromagnéticos”, cuando nadie quiere deforestación, y si tenemos bosques, no quiere cacería, ni pesca, ni tala, ni actividades extractivas, cuando nadie quiere comer agroquímicos, ni nada monocultivado, ni que emita CO2, ni que sea transgénico, ni que venga de lejos (con o sin TLC), ni que sea procesado o ‘tenga químicos’, cuando ya tampoco queremos vacunas, tenemos que preguntarnos, a fondo, si la suma de estos preceptos constituye una política ‘per se’ o sólo es el idilio, ese sitio poético e imaginario donde no asumimos ninguna responsabilidad y nos arrunchamos, bucólicos, en los sabios brazos de la madre tierra. Y donde si inventáramos de nuevo el fuego, no habría modo de usarlo, pues no obtendría licencia ambiental. La esquizofrenia está servida”. 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • En funciones el Hiperministro
  • Santa Fe consolida liderato de la ronda inicial del torneo Finalización colombiano
  • Nieves Oct 19 - 10:59 pm

    Más impuestos

    Más impuestos

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio