Publicidad
Rafael Orduz 11 Mar 2013 - 9:45 pm

Monolingüismo útil

Rafael Orduz

A numerosas universidades colombianas les ayuda que no haya bilingüismo. Así podrán continuar con el enganche de profesores que, si bien conocen de los contenidos de sus disciplinas, suelen carecer de competencias para enseñar.

Por: Rafael Orduz
  • 60Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/monolingueismo-util-columna-409723
    http://tinyurl.com/ljrv2fd
  • 0
insertar

Gracias al “monopolio” derivado del desconocimiento de otras lenguas de parte de profesores y estudiantes, hay pocas posibilidades de que éstos últimos puedan cotejar contenidos y métodos de sus clases con los ofrecidos por centenares de centros del mundo entero.

Tal ejercicio, imposible algunos años atrás, está hoy al alcance de cualquiera por la vía de los cursos abiertos masivos en línea (MOOC: massive open online courses).

Gracias a las tecnologías de la información, centenares de universidades de todos los continentes, incluyendo MIT, Harvard, Cambridge y muchas más de primer nivel, ofrecen de forma gratuita, cursos en línea en inglés en todas las disciplinas académicas.

Álgebra lineal, algoritmos, macroeconomía, historia, nanotecnología, biología, física, artes y, literalmente, miles de asignaturas en todos los campos están al alcance de quien cuente con una conexión a internet y un dispositivo. Sólo hay que buscar el sitio web de la universidad y, en la sección de cursos abiertos, descargar los videos de las clases para contar, de manera virtual, con la presencia de profesores de primer nivel.

La revolución de los cursos abiertos en línea está causando furor. Hace algunos días, MIT y Harvard organizaron un evento sobre aprendizaje en línea y el futuro de la educación en el hogar. Tom Friedman, el autor de La tierra es plana, a propósito, ofrece algunos consejos a las universidades (NYTimes, 5.3.13, Professors’ Big Stage):

1. Las universidades consideran, erróneamente, que el tiempo usado en el aprendizaje es una de las claves. El sistema de créditos está llamado a derrumbarse y ser sustituido por uno de competencias adquiridas, es decir, por uno que valore el material aprendido. Según Friedman, al mundo cada vez le importa menos lo que los egresados saben (ni dónde ni cómo lo aprenden); lo que vale es lo que se sabe hacer con lo que se sabe (incluida la competencia de saber enseñar).

2. Los métodos pedagógicos deben cambiar. Abundante material disponible en línea para trabajar en casa en contextos colaborativos (incluyendo la oferta de los MOOC) y que las clases presenciales sirvan de escenario de experimentación y discusión.

Para que no las deje el tren, las universidades deben introducir programas de choque hacia el bilingüismo y promover el uso de materiales en línea producidos por las mejores universidades del mundo en todos los campos del saber. De lo contrario, serán víctimas de altos índices de deserción en el futuro, ya que los clientes, los posibles estudiantes, encontrarán formas alternativas de aprender y adquirir competencias.

El obstáculo es cultural. En un país en el que aprender otras lenguas es un privilegio, el monolingüismo genera la ficción de que el mejor referente es el ombligo propio.

 

inserte esta nota en su página
TAGS:
  • 0
  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio