Publicidad
Juan Carlos Botero 17 Ene 2013 - 11:00 pm

Para National Geographic, con gratitud

Juan Carlos Botero

La gran diferencia entre nosotros y los animales, dijo Freud, es que somos seres insaciables. Y en donde más se aprecia este rasgo es en el campo del conocimiento.

Por: Juan Carlos Botero
  • 101Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/national-geographic-gratitud-columna-397223
    http://tinyurl.com/b6xlqe5
  • 0

Poseemos un apetito sin fin de iluminar lo recóndito, de entender cómo funcionan las cosas, de descifrar el mundo y lo que nos sucede. El hombre es un animal que pregunta y se pregunta; que indaga y se cuestiona, pero sólo podemos percibir las respuestas si cruzamos las fronteras de nuestro ámbito seguro y familiar, y si osamos desafiar lo desconocido. El lema de Cousteau en sus expediciones era: “Tenemos que ir y ver”. Y de ahí el valor de la aventura. Ésta nos empuja a ir más allá, a explorar el mundo, a descubrir territorios nuevos, y a conocer más del universo y de nosotros mismos. La aventura, en efecto, nos permite ir y ver.

“No es demasiado tarde para buscar un nuevo mundo”, escribió Tennyson. Toda persona lo puede hacer, pero sólo si actúa como un aventurero, y primero si actúa como un héroe. Porque una aventura no consiste en divertirse de manera peligrosa. Quien emprende en serio la aventura, aquella que desplaza el horizonte y conduce a la riqueza espiritual y al crecimiento de la especie, lo hace para vislumbrar los secretos que están más allá de nuestro alcance. Para responder a una duda, a un interrogante. Porque el auténtico aventurero formula una pregunta de valor (científica, sociológica, filosófica o personal), y asume los riesgos para entrever la respuesta. Y cada respuesta es, en esencia, un secreto revelado.

En la película Shakespeare enamorado, Julieta pasa su primera noche de amor con el dramaturgo, y su criada, al ver que está a punto de amanecer, toca en la puerta y susurra en voz apremiante: “¡Julieta, niña, despierta, que es un nuevo día!”. Entonces la bella muchacha abre la puerta, radiante. “Un nuevo día, no, querida ama”, dice. “Es un nuevo mundo”.

En la Antigüedad los héroes como Aquiles u Odiseo gozaban del favor de los dioses. Hoy el héroe es una figura más modesta, pero también más real y admirable. Es la persona que se comporta con dignidad en medio de la adversidad, y es capaz de ir más allá de sus propios límites. Quizá para nosotros escribir o hablar son tareas sencillas. Pero para el científico Stephen Hawking, quien está condenado a una silla de ruedas y sólo se puede comunicar mediante un computador, escribir una sola frase representa un esfuerzo colosal. Pero Hawking no sólo la escribe, sino que mediante esa frase él está revolucionando la física moderna. Él ha superado sus límites, y su esfuerzo es heroico.

Los límites de cada uno son, desde luego, diferentes. Pero lo importante es tener la audacia para exponerse a lo desconocido, el valor de asumir los riesgos para cruzar las fronteras que nos rodean, y entonces vislumbrar los nuevos mundos que están a nuestro alcance.

La National Geographic está de aniversario en estos días. Cumple 125 años de vida, y está dedicada a celebrar la exploración. Confieso que yo busco su revista cada mes, y siempre paso las páginas, admirado, precisamente por eso mismo: porque cada número revela un mundo nuevo, y siempre me abre los ojos ante lo desconocido. Por eso, quizá no sobra escribir unas pocas líneas para manifestar mi gratitud y mi deuda personal. Una deuda, sin duda, de toda una vida.

  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Alfredo O

Vie, 01/18/2013 - 19:51
Excelente columna, felicitaciones. Sin duda, la inteligencia constituye la principal conquista humana. La búsqueda de la verdad es irrefrenable, y nos enalte. Los compromisos ineludibles del científico son la búsqueda de la verdad, y su comunicación; sino lo hace, no es. Pero hay quienes simulan la Ciencia: los estafadores y plagiadores. En el portal www.plagiosos.org se presentan las denuncias, con carga probatoria, de plagio múltiple en los libros "Agroecología" (Práger y otros, 2002) y "Agricultura y ambiente" (Práger y Escobar, 2003), financiados y editados por la Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira; uno de ellos ya retirado de circulación, pero sus autores siguen impunes. Mientras son descubiertos en la trampa, en evidencia, los docentes de la UN guardan silencio. cómplic
Opinión por:

alpacino

Vie, 01/18/2013 - 12:11
muy buena columna!....si....la curiosidad y la necesidad es lo que ha hecho al hombre que explore mas alla de su vision y entendimiento.....de alguna u otra forma la curiosidad lleva al hombre a buscar su inmortalidad en el universo
Opinión por:

juguimoto

Vie, 01/18/2013 - 11:36
Si queremos vivir en paz y en armonía con la naturaleza,primero que todo tenemos que conocerla.
Opinión por:

Amonoi

Vie, 01/18/2013 - 11:13
Excelente columna y excelentes comentarios. Considero que ante la vida debemos actuar como "estudiantes" que tienen ante sí todo un universo por descubrir. Debemos ser conscientes que nunca jamás descubriremos la verdad "verdadera" que se esconde detrás de todas las maravillas, y que por lo tanto jamás podremos llegar a ser "maestros".
Opinión por:

diaverde

Vie, 01/18/2013 - 10:14
Notable columna. Cabe anotar que aunque esa curiosidad es intrínseca al ser humano, realmente es una minoría la que hace uso de tan preciado don. Siempre, a lo largo de la historia, y aún ahora, la mayoría de la gente ha sido conformista, que se limita a creer lo que le enseñan o lo que absorbe de su entorno sin hacerse mayores cuestionamientos. Solo unos cuantos se han atrevido a cuestionar los paradigmas vigentes de la humanidad en temas sociales, científicos, culurales, y han sido capaces de cambiarlos, siendo por ello siempre perseguidos e incluso rechazados, lo cual no deja de ser cierto aún en tiempos modernos. Si más personas quisieran hacer uso de esa curiosidad, de esa búsqueda continua de la verdad, sería como dijo ese personaje citado realmente: "un mundo totalmente nuevo".
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 01/18/2013 - 10:57
De acuerdo. Sin embargo, son esas personas que no han reprimido su curiosidad a las que se les debe este "mundo nuevo", que seguirá cambiando, esperemos que para bien.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 01/18/2013 - 07:55
Aquí está el ensayo ganador, escrito por Clara Ma: La curiosidad es una llama eterna que arde en la mente de todos. Me hace salir de la cama por la mañana y preguntarme qué sorpresas me deparará la vida ese día. La curiosidad es una fuerza muy poderosa. Sin ella, no seríamos lo que somos hoy. Cuando era más joven, me preguntaba, '¿Por qué el cielo es azul? "," ¿Por qué centellean las estrellas? "," ¿Por qué soy yo?', Y lo sigo haciendo. Tenía tantas preguntas, y América es el lugar donde quiero encontrar mis respuestas. La curiosidad es la pasión que nos mueve a través de nuestra vida cotidiana. Nos hemos convertido en exploradores y científicos con nuestra necesidad de hacer preguntas y de imaginar. Claro, hay muchos riesgos y peligros, pero a pesar de eso, aún seguimos imaginando y soñando y creando y esperando. Hemos descubierto mucho sobre el mundo, pero todavía es muy poco. Nunca sabremos todo lo que hay por saber, pero con nuestra curiosidad ardiendo, hemos aprendido mucho.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 01/18/2013 - 07:39
El año pasado en EE.UU se hizo una convocatoria para ponerle el nombre al robot que descendería en Marte en 2012, entre . Curiosity fue el nombre elegido. Me parece que nada define mejor a la humanidad que la palabra curiosidad, incluidos todos sus males, la curiosidad nos ha hecho lo que somos.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 01/18/2013 - 07:51
Aquí está el ensayo ganador, escrito por Clara Ma:La curiosidad es una llama eterna que arde en la mente de todos. Me hace salir de la cama por la mañana y preguntarme qué sorpresas me la vida ese día. La curiosidad es una fuerza muy poderosa. Sin ella, no seríamos lo que somos hoy. Cuando era más joven, me preguntaba, '¿Por qué el cielo es azul? "," ¿Por qué centellean las estrellas? "," ¿Por qué soy yo?', Y lo sigo haciendo. Tenía tantas preguntas, y América es el lugar donde quiero encontrar mis respuestas. La curiosidad es la pasión que nos mueve a través de nuestra vida cotidiana. Nos hemos convertido en exploradores y científicos con nuestra necesidad de hacer preguntas y de imaginar. Claro, hay muchos riesgos y peligros, pero a pesar de eso, aún seguimos imaginando y soñando y creando y esperando. Hemos descubierto mucho sobre el mundo, pero todavía es muy poco. Nunca sabremos todo lo que hay por saber, pero con nuestra curiosidad ardiendo, hemos aprendido mucho.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 01/18/2013 - 07:29
Con profunda emoción científica, con alegría interrogante, no me da pena manisfestar la fortuna que he tenido al leer de corrido tan noble, fluida, y por demás humana en proyecto, como lo es esta columna de este señor Botero. Gracias, y que en salud se le convierta para todos los que de igual manera, también han de disfrutarlo a lo bien sabroso.
Opinión por:

doloresthomas

Vie, 01/18/2013 - 09:26
Bonito comentario, también...
Opinión por:

El de la H

Vie, 01/18/2013 - 06:38
Yo recordaba que el nombre Julieta era sugerido por el personaje de Ben Affleck porque la obra tenía un nombre que ya no tenía nada que ver con la trama, así que entré a Wikipedia y, efectivamente, el personaje femenino de la película que dice "no, it's a whole new world!" se llamaba Viola de Lesseps.
Opinión por:

doloresthomas

Vie, 01/18/2013 - 05:39
Bonita columna.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 01/18/2013 - 07:30
Sabroso tú, que usas dos palabras, namá.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio