Publicidad
Felipe Zuleta Lleras 15 Dic 2012 - 11:00 pm

Navidad costosa

Felipe Zuleta Lleras

Arrancan hoy las novenas ycon ellas la Navidad, los buñuelos, la natilla y los villancicos de tapa de olla, palos de cuchara y maracas. Y, por supuesto, eso es un descanso en un país que produce muchas y muy malas noticias por cientos.

Por: Felipe Zuleta Lleras
  • 230Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/navidad-costosa-columna-392607
    http://tinyurl.com/cckst2s
  • 0
insertar

Mientras nosotros estamos en eso, nuestros padres de la patria estarán aprobando a pupitrazo limpio una reforma tributaria que no dejará un solo colombiano sin tocar. Por fortuna Santos había prometido que en su gobierno no impondría más impuestos, pues si nos hubiera dicho lo contrario, ahí sí estaríamos jodidos.

No pretendo entrar a hacer un análisis de las 210 normas del paquete tributario, primero porque no soy economista ni empresario, y segundo porque esto se los dejo a los expertos. Lo cierto es que en un país como Colombia, en donde los servicios que el Estado les presta a sus gobernados son pésimos, en donde los pacientes se mueren en las puertas de los hospitales y la infraestructura deja mucho que desear, da mucha mamera pagar impuestos, cuando de antemano sabemos que muchos de esos recursos acaban en manos de los hampones de cuello blanco que se entronizan en los puestos oficiales y, con sus secuaces, se hacen a la plata de los contribuyentes.

Si bien el país está rico, o al menos eso es lo que aparenta, resulta un contrasentido que en este momento los empresarios les estén ofreciendo a los trabajadores un aumento de $19.864 mensuales, cifra esta que no alcanza absolutamente para nada. Quisiera ver a estos industriales viviendo con miserables $600.000 mensuales. Ya estarían literalmente tumbando al Gobierno. Razón tiene el vicepresidente Garzón cuando sostiene que es mejor negocio ser mendigo que trabajador con un salario mínimo. ¿Qué puede estar pensando una persona cuando cree que una familia vive con ese dinero?

El Gobierno olvida que algunos de esos empresarios, por ejemplo los del sector minero y petrolero, les han robado a los colombianos billones de pesos en regalías, sin que hasta ahora nadie haya hecho nada para evitarlo. ¿Lo harán ahora?

Es muy desolador que a ese panorama ahora se le piense poner nuevos impuestos a unos ingresos superiores a los $3’500.000, es decir, a una clase media que haciendo esfuerzos inmensos tiene que mandar a sus hijos a educarse en unas universidades costosas, teniendo que pagar además medicina prepagada, porque es claro que con la EPS normal podrán morir en las puertas de los hospitales.

Un país como Colombia que ahorca a su clase media, porque a los pobres ya los mató en vida, difícilmente podrá salir adelante, pues entre menos dinero tengan para educarse, menor será la posibilidad de que nuestros jóvenes puedan tener algún día el país que algunas vez soñamos y que hoy por hoy resulta cada vez más inviable.

A millones de colombianos, a la vuelta de su merecido descanso, les espera la noticia de que a partir de la entrada en vigencia de la nueva reforma tributaria o de esos $19.864 serán más pobres.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 31
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio