Publicidad
Arlene B. Tickner 9 Abr 2013 - 9:16 pm

Visión Global

Neoliberalismo zombi

Arlene B. Tickner

El Manifiesto del Partido Comunista (1848) de Marx y Engels inicia con la advertencia de que “un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo”.

Por: Arlene B. Tickner
  • 89Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/neoliberalismo-zombi-columna-415047
    http://tinyurl.com/l7qgf38
  • 0

La muerte de Margaret Thatcher hace pensar que hoy el fantasma que recorre el mundo es nada menos que el neoliberalismo. El grado de absorción de la ideología neoliberal en cada faceta de la vida humana la ha naturalizado en tal grado que tanto sus defensores como muchos de sus críticos la conciben como algo inevitable. Sin embargo, es preciso recordar que en los ochenta Thatcher (y Ronald Reagan en Estados Unidos) tuvo que librar una batalla virulenta para convencer a los británicos de que “no había alternativa”.

Un tiempo atrás hubiera sido inconcebible proponer que el Estado se centrara en garantizar las condiciones bajo las cuales el mercado y la propiedad privada operaran sin trabas; que asuntos sociales como la educación y la salud se sometieran a las lógicas mercantiles; que las empresas tuvieran vía libre para acumular ganancias, y que los grupos más desfavorecidos recibieran menos (y no más) protección social. Para algunos, como el teórico social David Harvey, el giro neoliberal resultó de la crisis de acumulación de capital de los setenta —producto del modelo fordista-keynesiano— y la amenaza planteada a las élites dominantes por los trabajadores que exigían mayor participación y más ingresos. El núcleo del neoliberalismo tal y como lo encarnó el thatcherismo, y antes de éste el pinochetismo en Chile, consistió en el desmonte de los grupos sindicales —descritos por ambos como “el enemigo interno”—, así como de las instituciones estatales que sostenían el pacto social prevaleciente; el uso de estrategias de “divide y gobernarás” para sembrar animadversión entre las clases medias y las trabajadoras, y la implementación de políticas para trasladar la riqueza hacia las clases altas.

A cambio de la reducción de los salarios y de los beneficios sociales provistos por el “Estado de bienestar”, la ideología neoliberal ofreció la ilusión de libertad, ganancia y consumo individuales. En gran medida, la crisis financiera de 2008 se encargó de desnudar lo huecas que resultaron dichas promesas. Para retratar el legado que nos deja el fantasma de Thatcher —un mundo desigual, hambriento, frustrado, depredador del medio ambiente, violento, incierto e indiferente—, la metáfora del zombi resulta muy apropiada (recomiendo la serie The Walking Dead).

El neoliberalismo, como el zombi, está muerto en relación a las metas positivas de la especie humana, entre ellas la comunidad, la solidaridad y la empatía. En su lugar, reivindica el individualismo materialista como virtud cardinal y se alimenta del sufrimiento de los menos favorecidos de la sociedad. Dentro de la lógica del “todo vale” con tal de ganar, “comer o ser comido” y “matar o morir” son sus lemas preferidos. Podría decirse que el zombi comedor de seres humanos representa a la vez el consumidor voraz cultivado por la ideología neoliberal, así como el estado de descomposición y el limbo social, político y económico en el que nos ha dejado. Y como el zombi, todo parece indicar que el neoliberalismo no tiene posibilidad de humanizarse ni reformarse desde adentro, sino que debe ser eliminado para que no resucite más.

  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Así retaron a Iván Cepeda a un duelo
  • Invitado lanza al suelo su celular en medio de entrevista al aire
  • Desde hoy, Medellín se llena de flores

Lo más compartido

  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
  • Hallan nueva especie silvestre en cerros orientales de Bogotá
  • "En mi nombre no, por favor"
11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

blackcreek

Mie, 04/10/2013 - 12:02
Mrs Arlene, Lei su interesante columna, ademas que me gusto, estoy muy de acuerdo con su escrito. Muchas generaciones se estan yendo o perdiendo por el sifon del neoliberalismo. Reciba mis felicitaciones y gratitud.
Opinión por:

blackcreek

Mie, 04/10/2013 - 12:11
Afortunadamente o es bien interesante, que vivimos en dos paises vecinos con modelos socioeconomicos totalmente opuestos o diferentes, el neoliberalismo de Colombia y el socialismo de Venezuela. Solo el tiempo y sus resultados dira cual fue el mejor sistema.
Opinión por:

rigoberto31416

Mie, 04/10/2013 - 11:10
ESTOS HOMBRES, NO SABEN QUE DIOS HA MERTO... Nietzsche en asì hablaba Zaratustra ... No solo el modelo Neoliberal, si no, todos los modelos economicos nacidos en la era agraria e industrial son decadentes, por que resultaron ser paradigmas economicos incompletos, e incapaces de para satisfacer las necesidades del ser humano. La nueva era, cambio el patron de riqueza para las pesonas y las naciones, siendo la INFORMACION el nuevo patron de riqueza que se caracteriza por ser abundante e ilimitada, que rebota por cualquier lado del planeta,y escapa a controles de los gobiernos, y ponen a tambalear los viejos modelos de gobierno, asi, aun en estos momentos resulten marginales, pero se impondran en menos de lo que pensamos en todo el planeta, afortunamente para bien de la humanidad.
Opinión por:

Davionda

Mie, 04/10/2013 - 10:15
Hablan de la crisis del 2008 con grandilocuencia; pero no pueden ocultar que esperaban una caida más profunda que lo que ésta representó. Tampoco hablan de igual forma de la crisis de esos modelos políticos y económicos que se oponen al "neoliberalismo". Pero no creo estar tratando de defender al neoliberalismo y creo que el capitalismo voraz es dañino; simplemente digo que gente como la columnista se escuda en los defectos(graves) del capitalismo, para vender un modelo que tiene tantas o más fallas que aquel. Por poco novedoso que suene, la solución parece estar en el tercer camino, el de la mitad. Pero aquí no se premia la creatividad sino la efectividad y esa la tiene de sobra ese tercer camino del que hablo.
Opinión por:

Amonoi

Mie, 04/10/2013 - 08:08
El neoliberalismo, (racionalidad actual del capitalismo), no es solamente una ideología que pretende desmontar el estado a favor de los mercados. También es una ideología "constructora" de "nuevos individuos". El ideal del individuo neoliberal es el "emprendedor de sí mismo", de ahí la afluencia de coachings, estrategias, indicadores, etc, que buscan hacer del ser humano un ente competitivo de altísmo performance. Esto es completamente opuesto a la naturaleza humana que es de por sí solidaria y empática, somos seres sociales, no individuos competitivos a-sociales. El neoliberalismo fracasará en todos los ámbitos, pero antes de desaparecer dejará tras de sí un rastro de países arruinados, y de seres humanos angustiados y arruinados. Muchos de ellos víctimas de su propio invento.
Opinión por:

leigh

Mie, 04/10/2013 - 06:56
Muy por las ramas se va la escribidora. Presenta el Neoliberalismo como el mal general que debe ser eliminado....Y en Colombia quién le pone el cascabel al gato??? Los columnistas con escritos gaseosos como el presente? La gran prensa o el Congreso con el 35% famoso, acaso, los militares o será los grupos de poder con los medios de comunicación?. Absolutamente toda la humanidad hoy sabemos que el enemigo común es el neoliberalismo, pero en Colombia por ej, la mayoria gobiernista y de derecha, incluidos los pobres y limosneros de familias en acción no desean cambiar el modelo, luego, estamos atrapados por carteles delincuenciales y corruptos.
Opinión por:

leigh

Mie, 04/10/2013 - 07:11
Escritora de medio pelo: Termina diciendo: "Para que no resucite más" refiriendose al neoliberalismo. Es qué en Colombia ha muerto el Neoliberalismo?????? Está en pleno vigor y tiene 4 millones de desplazados, 80% desempleados, 30 millones sin acceso a salud,. agua potable, 35% del presupuesto gastado en guerra, 80% de la población sin tierra, un limosnerismo rampante. A quién engañas abuela!!!
Opinión por:

leigh

Mie, 04/10/2013 - 07:04
Poner el Pichochetismo como pionero del neoliberalismo por delante del tacherismo es error craso. Releyendo, encuentro la columna muy cainista -RCN- intenta lavar la imagen de la ultragoda inglesa y del pistolero reagan.
Opinión por:

Iván David C

Mie, 04/10/2013 - 06:54
Magnífica columna profesora Arlene
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Mie, 04/10/2013 - 06:39
Suramerica se ha librado, en parte, de esa basura
Opinión por:

Guardagujas

Mie, 04/10/2013 - 05:42
¡Chapeau! ¡Fantástica columna!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio