Publicidad
Luis Carvajal Basto 19 Ago 2013 - 8:42 am

Nicaragua: un pacto contra el despojo

Luis Carvajal Basto

El reto del gobierno, el verdadero arte en este espinoso asunto, consiste en lograr la unidad de los colombianos sea cual sea la decisión que asumamos, comenzando por excluirlo del próximo debate electoral. ¿Será posible?

Por: Luis Carvajal Basto
  • 54Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/nicaragua-un-pacto-contra-el-despojo-columna-440892
    http://tinyurl.com/msmrz4f
  • 0
insertar

¿Estaremos repitiendo la historia de Panamá, esta vez con otros protagonistas y “preavisados”?  Puede ser. Por lo pronto parece otra crónica anticipada de un naufragio que comenzó a ocurrir cuando aceptamos las reglas de un juego del que no podríamos resultar sino perdedores.

 

Hasta ahora, a nadie se le ha ocurrido revisar nuestras fronteras, en lo que se refiere a Nicaragua, para devolverlas  a 1830   cuando la costa Caribe de ese país, la costa de Mosquitos, hacía parte de nuestro territorio. Pero si a Nicaragua no le han “servido” las fronteras establecidas durante el siglo pasado, referidas al meridiano 82 tratado Bárcenas Esguerra de por medio, el sentido común, y la opinión pública, dice que a nosotros no nos sirven las que ha fijado un tribunal al que nunca nos hemos debido someter. Nunca será tarde hasta que, físicamente, no podamos entrar, situación que no tenemos en este momento pero podríamos tener en el futuro. Mejor con “ventaja” que sin ella, diría Maquiavelo o el mismo Ortega.

 

Pero vamos al asunto y a las “especulaciones” acerca de las fórmulas que parecen haberse presentado a nuestra comisión de relaciones exteriores, las cuales se reducen a demandar el fallo y, simultáneamente, defender la posesión que hemos mantenido mediante un decreto que fije límites, garantizado por la presencia de la Armada Colombiana. La arrogancia y prepotencia del envalentonado Ortega parece no dejar más alternativas, a menos que resolvamos sentarnos a esperar a que vaya, después, por San Andrés.

 

A nivel internacional no las tiene todas consigo nuestro vecino presidente expansionista a cuyos copartidarios recibimos muy bien aquí, luego de que cayó el último de los Somoza. Para empezar tiene problemas similares con la pacífica  Costa Rica. A pesar del desfile de sus barcos, Rusia puede estar interesada en vender armas en la región, pero no en intervenir de otra manera en las narices de los Estados Unidos. Venezuela, su socio en el ALBA, afronta una difícil situación interna frente a la que Colombia ha mantenido solidaridad con las instituciones, con un pueblo hermano, y prudencia. Más allá, tenemos tratados de libre comercio con Europa y Norteamérica que no nos colocan, frente a Nicaragua, en situación de “igualdad”.

 

La carta de desconocer el fallo o recusarlo y mantener nuestra soberanía, es una opción que no por indeseable deja de ser posible. Las Naciones también tienen derecho a rebelarse contra la injusticia. ¿Qué existían intereses por detrás de ese fallo? Pues claro, pero ese no es el asunto a discutir en este momento a menos que tengamos la pretensión de causar más confusión entre nosotros.

 

La pregunta de fondo se reduce a si nuestra dirigencia, toda, tendrá la grandeza suficiente para entender que los intereses de Colombia están por encima de los de cada quien y sus pasiones. No se trata de culpar a nadie, en particular, aunque responsables los hay, comenzando por los llamados “expertos”, y  actuar como corresponde, como un Estado Unitario a punto de ser despojado.

 

El asunto no es sencillo y mucho menos en las puertas de unas elecciones presidenciales y el proceso de Paz, pero tampoco imposible. Un pacto por Colombia que informe a Nicaragua y al mundo de nuestra decisión de no permitir un evidente atropello, cuyo primer acuerdo consiste en excluir este asunto del debate electoral. Para comenzar, necesitamos una declaración de los partidos, gremios, organizaciones sindicales y del mismo Congreso respaldando, cualquiera sea, la decisión Presidencial. La responsabilidad sobre lo  ocurrido y por ocurrir es de toda nuestra dirigencia y no solo del actual gobierno. ¿Dónde van a ejercer, quienes en este momento llaman a la división, sus pasiones políticas, si seguimos perdiendo territorio?

 

@herejesyluis

 

  • Luis Carvajal Basto | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Colombia y Ecuador intercambiarán experiencias en infraestructura y conectividad
  • Nuevo impulso en el Senado a ley para legalizar marihuana con fines medicinales
  • São Paulo sequeda sin agua

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
7
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

demevelu

Lun, 08/19/2013 - 17:10
COLOMBIA NO RECONOCE UN FALLO EXPÚREO, MENDAZ Y LLENO DE INTERESES COMERCIALES EN CONTRA DE NUESTRA PATRIA. ESTE FALLO VIOLÓ LA CONSTITUCIÓN, AL TRAZAR NUEVOS LINDEROS A COLOMBIA Y SOLO SE PUEDE HACER MEDIANTE TRATADOS, LA CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA DESBORDÓ SU COMPETENCIA Y NO SON SABIOS EN ESTE INFORTUNADO FALLO, RESPALDAMOS A SANTOS Y SU GOBIERNO, SI DESCONOCE ESTE FALLO. COLOMBIA ES UNA SOLA Y NO CEDEREMOS NI UN CENTÍMETRO A OTRO PAÍS.
Opinión por:

Ago316

Lun, 08/19/2013 - 16:45
Nicaragua con el desconocimiento del tratado bárcenas - esguerra nos aplico eso de que "para el mamón no hay ley" (los que se retractan de sus acuerdos). Yo también sostengo hace tiempo que la solución más "sencilla" es recuperar por la fuerza la costa de mosquitos. Sacar del debate político el pleito en el que nos estan robando el territorio sería más catastrófico todavía.
Opinión por:

Joenace

Lun, 08/19/2013 - 15:00
¿ Qué tal que todos los ciudadanos comenzáramos a desconocer los fallos cuándo éstos no sea de nuestro agrado ? Desde luego que un país serio tiene que responder en términos jurídicos - gústele o no - ; lo contrario es tener como perspectiva hacer la guerra y de esa opción casi todos los que quieren auparla opinan desde sus cómodos escritorios de estrato quince ( quizá por allá en Miami ). Por otra parte - cómo todo en Colombia - después de tantos años de ese conflicto se quiere imponer la tesis de que la culpa es de Juan Manuel Santos lo que tampoco es cierto ( y menos de la señora Holguín ).
Opinión por:

morenoelesceptico

Lun, 08/19/2013 - 11:48
Estos mamertos son inefables, se someten a la dinastìa Castro, y esperan respeto de sus amos. Ha sido hasta ministro, y no sabe, o se hace el que no sabe, que los cobardes tenemos que padecer los abusos y las burlas de los terroristas.
Opinión por:

Joenace

Lun, 08/19/2013 - 15:02
¡ Pues entonces vaya Usted y deles plomo si tantas ganas tiene ! Hablan de cobardía, pero están escondidos, ¡ qué broma !
Opinión por:

preocupadoporcolombia

Lun, 08/19/2013 - 11:35
primero, a tu adversario descalificalo, llamalo arrogante y envalentonado...luego dile que te debe favores pues los recibió cuando estaba en problemas...luego imagina que te encuentras mejor pues regalas tu seguridad alimentaria destruyendo tu industria y tu agro a traves de tratados donde solo perdemos a largo plazo...descalifica tambien a los amigos de tu adversario...y finaliza diciendo que no debemos aceptar las decisiones de un juego a cuyas reglas nos sometimos porque estas decisiones no nos favorecieron
Opinión por:

JYEZIDD

Lun, 08/19/2013 - 11:14
Si de arrogancia prepotencia y envalentonamiento se trata nosotros tenemos el especimen mejorado y por culpa de ese temperamento se perdio lo que se perdio,en ningun momento se debe negociar lo que ya nos pertenecia,pero el tenia otras cosas mas urgentes en la agenda que la prioridad de nuestras costas,no se nos haga raro que con el abandono y la displicencia de santos los Nativos de San Andres Y Providencia vean mas oportunidades y mejor trato con Nicaragua ahora que tendra Canal interoceanico y los gringos explotaran petroleo trayendo con esto una bonanza que jamas tuvieron con los gobiernos Colombianos.No se puede omitir la culpa de uribe buscando como excusa una unidad nacional en torno a la ineptitud.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio