Publicidad
Juan Gabriel Vásquez 18 Oct 2012 - 11:00 pm

No es por aguar la fiesta

Juan Gabriel Vásquez

Nací en 1973: siete años después de la Segunda Conferencia del Bloque Sur, once después del comienzo del plan LASO, doce después de que Álvaro Gómez hablara de la "República de Marquetalia".

Por: Juan Gabriel Vásquez
  • 398Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/no-aguar-fiesta-columna-382023
    http://tinyurl.com/mm9q2f8
  • 0

 Para decirlo en otras palabras: no sé —y no sabe mi generación— lo que es un país en paz. Son casi cuarenta años de una guerra que ha bajado por momentos a los fondos más infames de la crueldad y la sevicia; ha distorsionado sin remedio la percepción de los colombianos, su idea de lo que se debe y no se debe tolerar en una sociedad, su visión del otro. Esta guerra de más de cuatro décadas se las ha arreglado para sacar lo peor de nosotros, incluida nuestra formidable capacidad para el autoengaño. Son más de cuatro décadas de mentirnos a nosotros mismos: sobre las causas de la violencia, sobre las responsabilidades de quienes la ejercen, sobre las razones por las que la violencia sigue viva, sobre lo que quiere la guerrilla y lo que busca, sobre lo que se puede hacer para conseguirlo, sobre lo que puede hacer el Estado para defenderse. En tantos años se dicen muchas mentiras, y eso al final pasa factura. Y eso es lo que creo que va a pasar en Cuba: la Historia nos va a cobrar más de cuatro décadas de mentiras.

Una de las mentiras más grandes, por supuesto, es que la paz de verdad sea una posibilidad real. No lo es: puede ser posible un tratado de paz, pero eso es otra cosa. Para que haya paz —qué desgastada está la palabrita: uno la escribe y de inmediato siente que está diciendo mentiras, que está embaucando a alguien— se necesita que desaparezcan dos condiciones objetivas que alimentan la guerra y cuya mención ya es un gran lugar común: el narcotráfico y la desigualdad. Y yo no veo que ninguna de las dos tenga muchas ganas de irse a ningún lado. Por una parte, el índice Gini —el coeficiente que mide la desigualdad— bajó por primera vez en décadas (buena noticia), pero bajó a 54,8 (y eso sigue siendo pésima noticia). Por la otra, el tráfico de drogas seguirá mientras siga peleándose (es un decir) esa otra guerra que también existe desde antes de que naciera yo, y que tampoco me ha dejado conocer una realidad distinta: esa guerra que, al contrario de aquella cuyo fin se negocia en Oslo, no nos llega desde adentro, sino desde afuera: desde la prohibición que han impuesto históricamente los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos, presos o rehenes de la hipocresía, el puritanismo, los votos, los dineros negros que sostienen sectores enteros de su economía y el chantaje sin solución de varios lobbies poderosos, incluido el de las armas.

Así que no: no es posible una paz de verdad. Pero si hay alguna razón para el optimismo, es que el mismo presidente que negociará esta paz ha sido el único mandatario en activo que se ha atrevido a poner sobre la mesa el espinoso asunto de la legalización. Y no tengo que demostrar, supongo, los incontables y perniciosos vínculos subterráneos que unen a la mesa en Oslo con la otra mesa, todavía virtual, de la legalización. La prueba es que las dos cosas —la negociación de una paz con esta guerrilla descarriada y pervertida y la legalización de la droga como única manera de reducir la violencia que nos corroe— son constantemente saboteadas por los mismos personajes. Y tampoco ellos tienen pinta de querer irse a ningún lado.

  • Juan Gabriel Vásquez | Elespectador.com

  • 62
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • James Rodríguez ya realizó reconocimiento médico con el Real Madrid
  • “Héroes" de la ciencia, educación y emprendimiento se reunirán en Medellín

Lo más compartido

62
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

consensopúblico

Lun, 10/22/2012 - 07:46
¡Vaya! ¿Y la tecnología de la muerte no domina pues le economía como eje global? La guerra sustenta el mercado: "libre competencia", el mismo impulso en los extendidos videojuegos de las esquinas. Supremacías. Legalizar la droga para entrar con pie derecho en los TLC. Ingenuidad con que un niño comete crímenes en la maquinita tragamonedas olos ve cometer en el seno familiar ante el televisor cada noche. O Usted es cínico o idiota. O no pertenecemos a la misma humanidad. La transnacional de la droga legalizada por USA que la consume y la explota en detrimento sudaca. El deterioro de la población no es la guerrilla sino el slaughter capitalism tanto en Italia, como en Colombia o en Africa
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Sab, 10/20/2012 - 14:41
Deje así, mija.
Opinión por:

mono

Sab, 10/20/2012 - 04:49
NO ES POR AGUAR LA FIESTA......infortunadamente, tienes mucho de razon Juan Gabriel......
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:36
Recordará Usted, apreciado Juan Gabriel, un cuento de Cortázar, “Casa tomada”: dos hermanos sufren el paulatino desplazamiento dentro de su propia vivienda y no saben por gracia de quién ni porqué cada vez disponen de menos espacio, hasta ser arrinconados en su propia casa y ser expulsados definitivamente de ella.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 21:01
Metáfora multiuso: en economía, el vigente modelo neoliberal –voraz e inhumano- desde hace cinco lustros viene triturando cada vez más y sin anestesia los derechos laborales y de libre asociación de los colombianos de a píe. Monstruo en parte explicado no sólo por el índice Gini: ahí están las sucesivas reformas tributarias y sanitarias (contra-reformas) que en 20 años acribillaron la “seguridad social” de los colombianos que sostienen con su trabajo el fisco nacional -y eso sin contar con el trabajo sucio que, para el secular Estado de confianza inversionista, cohesión social y seguridad democrática hizo el frankesitein paramilitar.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:57
Sonará mañé -como dicen los banalizadores de los farandularizados medios colombianos- recordar un tango escrito también mucho antes de que su merced viniera al mundo: “Recibe amarguras como recompensa hasta el desahucio por su vejez, este es el premio que muchos reciben, premio que brinda el instinto burgués…que es amargo cuando dice un holgazán: si te gusta bien y si no te vas” (Jornalero, Pepe Aguiree). Poco afectado por el anacronismo de la estética, alcanza aún a simbolizar la “Agenda Express” con la que Chucky le grita a los negociadores de la subversión: con el modelo económico ¡NADA!; con el modelo de inversión ¡ Anything about it!; …. si te gusta bien y si no te vas”.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:55
Pero ojo, la prioridad no es con ellos –en orden cronológico ni siquiera debe ser con ellos. La sindéresis de Claudia López –expatriada por sus patrones de EL Tiempo por decir tres verdades sobre la servil empresa presidencial de Chucky- ha lanzado al viento los más pertinentes cuestionamientos sobre un honesto proyecto de pacificación en Colombia:
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:54
“Que la paz es más que la entrega y silenciamiento de los fusiles es una cosa obvia que la mayoría de colombianos compartimos. Pero esa idea siempre queda en poesía y lugar común. Cada presidente hace llamar paz a la negociación de desarme y desmovilización del ilegal de turno. Y después de las fotos de cada negociación la paz no llega."
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:53
"No llegó cuando nos anunciaron el fin del narcotráfico con el desmantelamiento del Cartel de Medellín, no llegó cuando se desmovilizaron los seis grupos guerrilleros que negociaron con Barco y Gaviria, y tampoco llegó luego de la negociación con las AUC. La paz de las mayorías NUNCA saldrá de la negociación con una minoría violenta y despreciada, ni con las Farc ni con ninguna. Para ningún colombiano es aceptable que nos pongan a hacer fila detrás de las Farc para negociar la paz."
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:52
"No puede el Gobierno confundir peras con manzanas, o para ser más concretos no puede confundir matones con ciudadanos. La agenda del fin del conflicto armado con las Farc es con sus matones, la de la paz es con los ciudadanos. Y esas dos agendas pueden coincidir en el tiempo, pero no deben mezclarse ni en contenido ni en interlocutores, so pena de someter a los ciudadanos a la INFAME POSICIÓN DE HACER FILA DETRÁS DE LOS MATONES DE LAS FARC. Si las Farc quieren hacer parte de la agenda de la paz, que dejen primero las armas". "Error de cálculo" por Claudia López en La Silla Vacía (9-IX-2012)
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:50
Un lugar común –sostenido aquí por algunos foristas- es decir que la estructura económica no determina el alzamiento armado y que la subversión armada apuntalada en estos móviles no puede alcahuetearse bajo ninguna circunstancia. ¡Claro, a casi nadie le gustan las ratas (ni justifica que nos invadan) pero si la comunidad no impone en su entorno mínimas condiciones de asepsia sanitarias ¡vaya pues y agárrese a peliar con las ratas por descaradas y conchudas!
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:48
El cinismo del negociador titular: “¡No negociaremos la política económica!” no fue ayer una fanfarronada del Establecimiento ante otros fanfarrones por fuera de la ley: ¡Es la más cruda expresión subliminal contra todos los colombianos masacrados por el estilo económico de la godarria neoliberal empotrada en la Administración pública y privada del país.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:47
Porque es que los goditos se hacen los pendejos: su hegeliano espíritu les sopla al oído: “Tontito, ¿si fuera por lo económico… cuántos países en peor condición económica tendrían guerrillos? Los colombianos toditos tenemos que obedecer el único sistema político posible… el único deseable, quienes se levanten que chupen por comunistas!” Primero, sería pedirles que consulten cuántos países tienen Ginis peores que el nuestro; y cuántos –por respetar el bendito modelo político- han recibido tanto garrote como nosotros.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:46
Lo segundo, es su mala -por selectiva- memoria: convenientemente olvidan el clásico pastiche económico clintoniano: “¡Es la economía… ESTÚPIDO!” ¿Entonces?¿No pues que debemos obedecer al pié de la letra a los gringos? En síntesis, es la pérfida esquizofrenia de los dómines del Establecimiento.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:43
No en vano, las últimas seis administraciones han estado en pletóricamente manos de yuppies y su "razón instrumental"; el paneconomicismo, utilizado otra vez de manera sicótica: sirve para justificar toda la demencia de una economía política que apunta a mejorar la salud fiscal del Estado (recortar, recortar y recortar derechos e ingresos a los trabajadores) pero no se acepta -¡Jamais dans la vie!- como modelo explicativo para intentar asumir la reacción de los destripados colombianos que pierden, secularmente, su capacidad de consumo y la merma de seguridad social.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:40
Si vamos más lejos, los pensadores del orden mundial dan claras explicaciones para la resiliencia de la casta política que organiza la hacienda pública: Quienes se dan a la tarea de hacer una revisión substancial de las teorías de la sociedad, culminan en la distinción entre “sistema” y “mundo de la vida”: finalmente una teoría de la democracia (la de los que mandan, of course) sólo admite que hoy por hoy el Estado y la Economía han organizado sistemáticamente campos de acción que ya no pueden ser transformados democráticamente desde dentro.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:39
Otra vez : “No vamos a negociar (con nadie) el modelo económico” porque intentar hacerlo de este modo amenazaría su capacidad de funcionamiento con arreglo a su lógica distintiva, con el resultado de consecuencias potencialmente desastrosas.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 20:37
Y menos aceptar un programa radical de democratización que debería rechazar la intrusión colonizadora de los imperativos sistémicos en el mundo de la vida. ¿Qué diablos podría entender y aceptar la metafísica del yuppismo chuckyano el alcanzar un nuevo equilibrio entre las formas de integración de la sociedad, a fin de que las demandas prácticamente orientadas del mundo de la vida puedan prevalecer por encima del ejercicio del poder económico y administrativo?
Opinión por:

paisacoraje

Vie, 10/19/2012 - 19:37
Cómo me gustaría que el columnista estuviera equivocado, pero no, le asiste toda la razón.
Opinión por:

peperres

Vie, 10/19/2012 - 19:10
Esta extrana discucion entre un gobierno extremadamente corrupto y uno de los grupos delicuenciales mas sanguinarios del pais, es cierto que no tienen absolutamente nada que ver con un proceso de paz. Pero no son ni el narcotrafico, ni la degualdad las principales causas de la guerra. La mayor causa de la guerra es la injusticia que debe soportar el pueblo y esta se sucede principalmente, porque historicamente el presupuesto nacional ha ido siempre a parar a los bolcillos de los politicos corruptos. Supongase usted senor periodista que el presupuesto llegara honestamente a sus objetivos concretos; habria justicia y solo con justicia se puede hablar de paz.
Opinión por:

hotcat

Vie, 10/19/2012 - 22:06
COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON SU COMENTARIO. AUTOMATICAMENTE DESAPARECERÍAN LOS GRUPOS AL MARGEN DE LA LEY, SOBRE TODO LA GUERRILLA Y LOS DEMÁS GRUPOS DELICUNCIALES SE REDUCIRÍAN A UNOS CUANTOS FÁCIL DE SOMETER AL IMPERIO DE UNA LEY JUSTA Y EQUITATIVA. PERO LEY JUSTA Y EQUITATIVA NO EXISTE EN COLOMBIA Y ESO ES OTRA CAUSA DE INEQUIDAD. REPITO UNA VEZ MAS NO NOS CREAN TAN ESTUPIDOS HACIÉNDONOS VER QUE LA GUERRILLA ES LA CAUSA DE TODOS LOS MALES DEL PAÍS. !FALSO¡
Opinión por:

elmonpa

Vie, 10/19/2012 - 18:28
JGV debe leer la historia de colombia para escribir de ella;primero debe leer bien el libro sobre la violencia en Colombia de monseñor GUZMAN y de Fals borda.La violencia en colombia dejó 300000 muertos.Hablando de la violencia guerrillera,podemos aclararle que la lucha de ahora es entre el gobierno que defiende las multinacionales,los ricos,los grandes usurpadores de tierra y la guerrilla y eso no es mentira ,viva en colombia y se dara cuenta que es verdad.Habla de las condiciones objetivas de la violencia o sea del narcotrafico y la desigualdad.¿Que ha hecho el estado para anular esas condiciones objetivas?Los narcotraficantes y las transnacionales sigen muy campantes y son dueños de mas de la mitad de Colombia y no son guerrilleros..Por favorJGV viva en Colombia .
Opinión por:

nuevafuerza

Vie, 10/19/2012 - 17:35
Así es, mientras la droga persista como negocio ilegal está guerra estúpida no va a acabar, al contrario cada día parece esparcirse más y más a otros países, donde ya los muertos por el negocio sobrepasan a los muertos en conflictos internos en esos mismos países, ahí está América Central al límite de la violencia, y Mexico viendo cómo se multiplican los grupos armados en sus seno -más de 17 grupos paramilitares activos- y todo por una política ridícula, caduca, ineficiente, interesada. Toca tener paciencia y esperar a que los narcos conviertan a EE.UU en un infierno peor que el actual, para que los gringos despierten (pobrecitos, el efecto de la ritalina).
Opinión por:

digoall

Vie, 10/19/2012 - 14:46
Mejor dicho, vaya espectáculo el que le estamos dando al mundo... y gratis.
Opinión por:

gaviotaluza

Vie, 10/19/2012 - 13:19
No nos digamos mentiras, pero en este pais cuando uno ve todos los dias como se lo marranean los mismss 10 apellidos que desde hace 200 años vienen haciendo lo mismo........, a una le quedan ganas de gritarle al mundo que este pais hiede a mierda y el agua esta lejos..........o ud cree que a los Nules, o a los Escobares Gavirias, les interesa que este pais viva en Paz ???......y entonces de que viviran ellos???
Opinión por:

Ocossa

Vie, 10/19/2012 - 12:22
Ni el narcotráfico ni la desigualdad justifican la existencia de la guerrilla. ¿Cuántas sociedades en el mundo no sufren de los mismos flagelos sin que haya guerrilla y violencia? La guerrilla es un mal adicional, que se debe eliminar, ojalá por las buenas, y si no, por las malas.
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 17:11
"Una, en términos casi textuales, era: “no debemos obsesionarnos con que el comunismo y las ideas de izquierda son el enemigo a combatir; nuestro esfuerzo debe ser para acabar con la pobreza y salir del subdesarrollo”. Ahora que se habla de Paz como si esta consistiera o dependiera de un acuerdo entre ‘Timochenko’ y Chucky, sería bueno ver un complemento que produzca expectativas al respecto; ni la pobreza se acaba cambiando indicadores (¿cuántos del millón seiscientos que se dice salieron de ese estado sienten que en efecto les cambió la condición?),......
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 17:10
...ni el subdesarrollo desaparece mediante la implementación de un modelo neocolonialista extractivo en que se entregan los recursos naturales y los mercados nacionales para agotar los unos y explotar los otros en favor de los intereses exclusivamente económicos de las compañías –casi todas extranjeras– que sin restricción ni compensación adecuada reciben carta blanca para hacerlo (ni siquiera se les obliga a reinvertir las utilidades localmente).
Opinión por:

Enzo Mountain

Vie, 10/19/2012 - 17:08
Y la otra sugerencia, que un acuerdo o sistema con propósitos excluyentes –como lo era el Frente Nacional en su momento y lo es la ‘Unidad Nacional’ ahora–, es el mejor camino para lanzar a la oposición a las vías de hecho y crear un problema mayor al que se intenta resolver (como en efecto sucedió)." "Avanzamos como el cangrejo", Juan Manuel López Caballero; Revista Dinero 2012-09-26
Opinión por:

flecha veloz 1943

Vie, 10/19/2012 - 10:57
Mi abuelo, quien fué "soldado" liberal en la guerra de los Mil Dias, contába con lágrimas en los ojos las barbaridades que le tocó ver y hacer en tan magno evento y se enfurecía, además, de la manera tan ladina en que los gringos nos robaron el Canal de Panamá...y sus jefázos no hicieron nada. A mi padre, en 1946, en el átrio de la Iglesia del Carmen y en frente de numerosos feligréses, le hicieron comer una corbata roja unos policias chulavitas, dizque porque ese color era de liberales y comunistas y "por profanar la casa de Dios". A mí, el 9 de abril de 1948 me tocó presenciar el incendio del centro de Bogotá ( estudiaba Kinder en ese momento en Colegio Agustiniano). Dias después los reverendos padres nos dijeron que eso fué obra de los comunistas y de los liberales.
Opinión por:

flecha veloz 1943

Vie, 10/19/2012 - 11:12
Y en ese mismo colegio y en otros, me tocó vivir el drama de mis amiguitos compañeros de clases por ser desplazados de la Violencia Chulavita y las cosas horribles que contaban ( y que NUNCA aparecieron en la prensa ni en la radio). Y me tocó ver cómo se discriminaban a muchos de esos muchachos por el hecho de no llevar dos apellidos (hijos naturales les gritaban como insulto) no podían entrar e los Colegios Católicos y algunos colegios oficiales exigían, además, certificaciones de buena conducta expedidas por el Directorio Conservador del barrio y del señor Cura Párroco de su localidad. Y cuando Rojas Pinilla se tomó el poder, ese día del desfile de la gente para darle gracias, ví cómo a un pobre cristiano por gritar vivas al partido liberal..lo asesinaron unos detectives del SIC. Y......
Opinión por:

pescadorderio

Vie, 10/19/2012 - 10:29
Este columnista no quiere comprender la verdadera razón de esta guerra en colombia..la razón es la tenencia de la tierra porque allí esta la riqueza y siempre hay grupos poderosos que quieren TODO para ellos..y aquí en Colombia NADIE piensa en el BIEN COMUN solo se piensa en el TENER INDIVIDUALISTA es por ello que muchos funcionarios del gobierno VENDEN a la MULTINACIONALES la riqueza del país por una POCAS MIGAJAS de dinero sin importar que el país pierda toda su riqueza y las personas en general cada día sean mas POBRES el país se convierta en una bomba de tiempo y la miseria INTELECTUAL Y MATERIAL sea pan de cada día..los grupos de extrema (derecha e izquierda) son idiotas útiles de los TITIRITEROS políticos internacionales y nacionales que solo les importa cada día ser mas RICOS
Opinión por:

gente común

Vie, 10/19/2012 - 09:58
Si a mí vinieran hoy a decirme que fracasaron los dialogos de paz, mañana estaría sugiriendo conformar un nuevo equipo, emprender un nuevo intento. No hay otra solución. A esto no se puede renunciar, así el pesimismo se impregne hasta los tuétanos.
Opinión por:

hotcat

Vie, 10/19/2012 - 22:12
PESCADORDERIO: MUY INTELIGENTE SU APRECIACIÓN, FELICITACIONES
Opinión por:

pescadorderio

Vie, 10/19/2012 - 10:35
La única solución a este conflicto es el dialogo....y la guerrilla tiene que contribuir al crecimiento del país y parte de ello es dejar de ser la excusa del ESTADO para distraer la atención mientras saquean la riqueza del país.... esa sería una gran contribucción de las guerrillas dejar de ser los idiotas útiles para ocultar muchos o todos los problemas del país....si se llega a un acuerdo me imagino que los bandidos que ROBAN al país pronto sacaran otra cortina de humo para seguir en las mismas.....pero es ahí cuando los ciudadanos no debemos seguir permitiendolo y luchar con nuestra participación política en ideas de gente honesta que contribuyan a sacar adelante al país y no permitir que unos pocos con compra de votos sigan reinando...YO RESPALDO EL VOTO OBLIGATORIO EN EL PAIS
Opinión por:

Amonoi

Vie, 10/19/2012 - 09:56
Me gustó la columna de Juan Gabriel. No es fácil darse cuenta que se vive en un país de mentiras, es toda una hazaña en medio de tanta manipulación. Hay tantas historias de violencia y desalojo que su misma repetición hace que dejen de convertirse en tragedia para pasar al mundo de lo anecdótico. Mi experiencia profesional me ha enseñado que "lo perfecto es enemigo de lo bueno" y por lo tanto soy optimista, no espero una negociación perfecta, sino una buena negociación, donde cada uno obtenga una buena parte de lo que desea. En cuanto a mí solamente deseo que los campesinos y los jóvenes dejen de caer en los campos por decenas de miles, y en cuanto a la política, si se elimina la caracterización de todo pensador social como "guerrillero", se estará abriendo el camino a mejores escenarios.
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 10/19/2012 - 09:49
Despertemos! El gobierno representa los intereses de una minoria y la guerrilla es el ultimo obstaculo para q esa minoria se apropie de las riquezas mineras de la selva. Eso es lo q se esta negociando. La solucion a la desigualdad siempre ha estado en manos del gobierno, pero el gobierno NO nos representa a las mayorias. Mire no mas la reforma tributaria.
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 10/19/2012 - 09:57
Una negociacion entre carteles, ni mas ni menos
Opinión por:

Contradictor

Vie, 10/19/2012 - 09:07
Mientras Colombia siga siendo propiedad de 30 familias mal contadas que lo acaparan todo, no habrâ paz .= Asî de sencillo.=
Opinión por:

Gonzalvo

Vie, 10/19/2012 - 09:37
Contradictor imbécil, eso no es así de sencillo, eso pasa cuando no se usa nunca el cerebro , cuando se trata sale con una babosada.
Opinión por:

rabil

Vie, 10/19/2012 - 08:46
Sí es lamentable y desesperanzador. Pero la peor diligencia es la que no se hace. Faltan los intelecuales en la mesa de negociación falta la precisión. Colombia es parida por la violencia y su crianza es violenta. A veces se manifiesta en forma de guerra y de matanzas, otras a través del sojuzgamiento y la mayor parte de la vida nacional, a través de la exclusión. Nací en julio de 1948, eso significa que sufrí esta última etapa, tal vez la más cruel y sangrienta desde el vientre materno. Como millones de colombianos, ignoro que eso de paz, de concordia. He sentido el cuchillo lacerante del desempleo y los mordiscos del hambre he tenido que luchar contra los deseos de las salidas en falso. Como millones. Duro, todo. Mucho más duro que no intentemos, que no soñemos.
Opinión por:

RobertdArtois

Vie, 10/19/2012 - 08:44
Le faltó otra condición objetiva: la exclusión política. Mientras los partidos sigan manejados por las mismas familias de toda la vida y los bandidos que se han ido posicionando en las regiones, la participación ciudadana en el poder seguirá siendo una utopía . Este es el gobierno con mayor número de delfines en la historia. La privatización de lo público, las barreras de entrada para hacer política no pueden llevar a nada bueno.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Vie, 10/19/2012 - 08:26
Colombia es un país de mentiras y, por tanto, de mentirosos. Pero no le eche la culpa a los gringos ni a ningún factor externo por una idiosincracia de mentiras, ventajismo, autoritarismo y falta de respeto por los derechos y la vida de los demás.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 10/19/2012 - 08:14
3. el caso colombiano. Por otra parte, decir que la guerra se debe al narcotráfico desconoce hasta qué punto las lógicas mafiosas de la economía existen también en países desarrollados y "pacíficos" (Italia, EEUU, Japón, etc.). Finalmente, el concepto mismo de paz está sujeto a un gran debate. Si nos ponemos radicales, paz sólo habría cuando exista una sociedad donde la condición para el libre desarrollo de todos sea el libre desarrollo de cada uno y donde cada quien contribuya según sus capacidades y sea retribuído según sus necesidades. No hace falta tener un premio Alfaguara para saber que ese tipo de paz no se va a conseguir en una mesa de negociación. En fin, el problema tiene más aristas que 40 años de mentiras y dos "verdades" en una columna.
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 10/19/2012 - 09:51
El narcotrafico es la disculpa mas reciente, anteriormente el asunto era de filosofia, q si comunista q si capitalista.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 10/19/2012 - 08:10
2. Esos 40 años o más están atravesados por un gran debate sobre las causas del conflcto, que mínimamente deberían rastrearse en las comisiones de estudio sobre la violencia. Las supuestas verdades que JGV nos revela fueron apenas las primeras impresiones que se tuvo sobre la violencia. Los estudios sobre el conflicto pasaron de resaltar las causas "objetivas" a las subjetivas y luego a la economia política de la guerra, haciendo incluso estudios comparados. La tesis de las causas objetivas salió prácticamente derrotada con el gobierno de Betancur y luego con el fracaso del PNR con Varco. Si la paz dependiera de la redistribución de la riqueza o del desarrollo económico el 80% del mundo estaría en guerra, si bien ello no quiere decir que desigualdad y guerra no tengan ninguna relación en
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 10/19/2012 - 08:05
1. Lo que me molesta de esta columna no es la crítica, bienvenida, ni el pesimismo, como dijo Kundera "el optimismo es el opio del pueblo". Más bien es el egocentrismo. No me detengo en la sintaxis, los significantes y las figuras de estilo que lo ponen en evidencia, sino en el "análisis". Uno espera encontrar algo de objetividad y algo de luz leyendo una columna de tan eminente escritor. En lugar de eso se encuentra con un escrito que evidencia su deseo de afirmar su propio nombre. De ahora en adelante deberíamos decirle JGV "el pesimista". Y es que su análisis no tiene nada de fondo. Supuestamente nos hemos estado mintiendo durante casi o más de 40 años sobre las causas del conflicto y es él quien nos va a decir las verdades, ¿acaso no ha leído nada sobre el conflicto armado en Colombia?
Opinión por:

Ar mareo

Vie, 10/19/2012 - 09:53
Algunas columnas son cajas de resonancia, megafonos de historias q se van volviendo "verdades" de tanto repetirlas, ya nadie pone en duda q el narcotrafico es el origen de los problemas del pais, y mientras tanto los mismos haciendo de las suyas con los recursos del pais
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Vie, 10/19/2012 - 09:06
31337: El "derecho a opinar" no es un derecho universal. Lo deseable sería que lo fuera, pero no he visto el primer vendedor ambulante, el primer campesino, la primer ama de casa, con columna en El Espectador o invitación a Dos puntos o La Noche RCN. Por eso, creo que los columnistas antes que de un derecho gozan de un privilegio y deben ser responsables con eso, al menos enterándose un poquito sobre los temas que van a opinar. Siento que eso no lo hace este autor y por eso opino.
Opinión por:

31337

Vie, 10/19/2012 - 09:01
Por el derecho a opinar, el que tanto aborrecen los intelectuales rancios, amantes del "master dixit" de la escolástica.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio