Publicidad
Eduardo Barajas Sandoval 10 Dic 2012 - 11:00 pm

No engendrar más faraones

Eduardo Barajas Sandoval

A los gobernantes autoritarios hay que frenarlos a tiempo, porque se sienten predestinados, y si se les deja sueltos les da por modificar las reglas del juego para que la democracia les quede a la medida.

Por: Eduardo Barajas Sandoval
  • 35Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/no-engendrar-mas-faraones-columna-391764
    http://tinyurl.com/bovw5nv
  • 0

Uno de los síntomas más notorios del talante autoritario es el de querer perpetuarse en el poder, bajo la premisa de que su condición de jefes va acompañada del mejor criterio sobre lo que debe ser la patria, la región o la ciudad respectiva, y lo que se debe hacer para salvarla del mal. Otro es del de acaparar, a la carrera, la mayor cantidad de atribuciones posibles, para que todo quede bajo su control, sin que haya mayores espacios de poder para nadie más.

Es posible que todo esto lo hagan con las mejores intenciones. Pero ahí está justamente lo malo, que es la exagerada confianza en lo que ellos mismos pueden hacer, acompañada de un cierto desprecio por las posibilidades de los demás, y por las instituciones que las consagran. De ahí la gana de la manipulación institucional, que tantas deformidades han llegado a producir en desmedro de la democracia en uno u otro país.

Llegado al gobierno a la cabeza de un movimiento que fue capaz de congregar diferentes fuerzas dispuestas a secundar a los hermanos musulmanes en su marcha hacia el poder, a pesar de su radicalismo, con tal de cerrar el largo capítulo de un régimen momificado, Mohamed Morsi ha tenido que hacer el curso de gobernante desde el sitio mismo del mando. Algo que no es bueno para nadie en ninguna parte. Ejemplos abundan de quienes llegan a cualquier nivel de poder sin haber gerenciado nada, luego de un paso exitoso por los escenarios de la especulación pero sin experiencia alguna en el de la toma de decisiones de interés público.

Es por esto que la verdadera prueba del vigor de la primavera árabe, en el caso de Egipto, no podía ser simplemente la de derrocar a Josni Mubarak, octogenario ya y cercano a cerrar el ciclo de su vida. El desafío para quienes quieren un cambio sustancial en el país más importante del mundo árabe es el de impedir que sea gobernado por otro jefe con ínfulas de faraón.

Bajo la mirada vigilante de las fuerzas armadas, que se han mantenido a lo largo del proceso como garantes de un deber ser cuyo contenido no es todavía claro, Morsi ha hecho un tránsito particularmente difícil de líder de un movimiento, que manejaba con la palabra, al ejercicio del gobierno, que requiere de dotes personales distintas y de instrumentos institucionales que fueron diseñados para otro momento. De ahí su angustia y la necesidad que pudo sentir de apelar a la toma de actitudes autoritarias como la de atribuirse funciones que no le correspondían, mediante un decreto con rango de declaración constitucional que le pondría, como presidente, por encima de la ley.

El mérito de los egipcios ante semejante gesto es justamente el de haber protestado de inmediato y haberse lanzado con decisión a la calle para impedir que el nuevo presidente diera un paso gigante hacia la consolidación de un sistema acomodado a sus intereses, así fuese a nombre del interés general, cuando a la anterior decisión sumó la de no incluir a las fuerzas laicas en el proceso de cambio constitucional.

Como en otras partes, la incógnita de los movimientos generados por la primavera árabe es la índole de los regímenes que de manera estable vayan a reemplazar al decadente modelo surgido del proceso de la descolonización, que con la complicidad de las antiguas potencias coloniales y de los nuevos gendarmes y árbitros del mundo árabe, se montó en el poder por varias décadas sin permitir que floreciera un proyecto democrático.

Es posible que la historia demuestre que estaban equivocados aquellos que esperaban, y esperan, que en los países árabes del norte de África y del Medio Oriente se instalen sistemas democráticos de corte occidental. No se sabe de dónde pudieron llegar a la conclusión de que ese podía ser el único camino a seguir. Tal vez ahora la historia les está cediendo, por fin, el turno a quienes intentan establecer un modelo propio, no a la medida de un nuevo faraón, sino a la de una sociedad que de verdad, y a su manera, quiere acercarse a la democracia bajo una modalidad que rompa con el pasado y abra oportunidades cada vez más amplias para una sociedad que al menos ha tenido la madurez y la entereza de afrontar de una buena vez las arremetidas del autoritarismo.

  • 18
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • “Presidente Santos debería pedir extradición de Hurtado en su visita oficial”
  • Se ordena apagar piloto 'Star'
  • Los perros también pueden sentir celos, según investigadores

Lo más compartido

18
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Ramiro Álvarez Vitola

Mar, 12/11/2012 - 12:22
LE FELICITO SEÑOR, POR SU EXCELENTE COLUMNA. HACE FALTA MAYOR EXIGENCIA A LOS PERIODISTAS PARA QUE PIENSEN Y AUCTÚEN CON LA SERENIDAD Y VISIÓN QUE USTED DEMUESTRA. FELICITACIONES OTRA VEZ!!!
Opinión por:

ceauroma

Mar, 12/11/2012 - 11:04
Cuando lei los primeros dos parrafos, crei que se referia a gustavo petro
Opinión por:

hecnomef

Mar, 12/11/2012 - 10:54
!Aquí han olvidado que la primera guerra fratricida de Colombia,fue patrocinada por los dos partidos tradicionales,liberal-conservador.Los políticos jefes de aquel entonces,y,que a la vez,eran dueños de empresas en todas sus modalidades,carecían de obreros,la mano de obra era muy costosa...entonces se inventaron el odio entre los campesinos,liberal-conservador;estos,se empezaron a matar entre si...cansados de ver tanta sangre inocente,empezó el desplazamiento hacía las ciudades.Ahí empezaron los cinturones de miseria,las empresas se hicieron a trabajadores con sueldos miserables,triplicando sus ganancias,los gobiernos mudos,permitiendo esta injusticia.Luego vinieron las guerrillas,no las comparto,pero en alguna época,tuvieron razón.Hoy son terroristas y narcos.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 10:48
LO QUE HAY ES QUE APLICAR UNA DICTADURA CONTRA EL FMI Y TODOS SUS ASNOS DE BANQUEROS, NO PAGAR LA DEUDA PÚBLICA Y QUE NO SE DEPOSITE NI UN CENTAVO DE NUESTRO PRESUPUESTO EN ESOS CRIMINALES BANCOS, que cobran impuestos por ingresar a un banco y también por salir. Será la única anera que habrá UNA DEMOCRACIA PARA EL 99% DE LOS COLOMBIANOS Y UNA DICTADURA CONTRA EL 1% DEL BANQUERO SARMIENTO Y TODDOS SUS IGUALES.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 10:44
SANTOS ES URIBE III EN PASTA, NOS TRAJO EL TLC CON EUROPA, PARA ANIQUILAR LA POCA INDUSTRIA NACIONAL QUE QUEDA EN PÍE.
Opinión por:

ceauroma

Mar, 12/11/2012 - 11:08
osea que ud. es de los que vivia feliz malgastando su plata comprando tenis cauchosol, un renault 4 y prendas de dril fabricato
Opinión por:

nuevafuerza

Mar, 12/11/2012 - 10:27
PUESA ACÁ EN COLOMBIA NO SÓLO TUVIMOS UN FARAÓN EN EL PODER LLAMADO URIBE, SINO QUE DESDE HACE 60 AÑOS TENEMOS UNA CLASE DIRGENTE ASESINA Y MEZQUINA EMPOTRADA Y CON LA INTENCIÓN DE MATAR A MEDIO PAÍS CON TAL DE SEGUIR EN EL PODER Y NADIE HACE NADA AL RESPECTO.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 10:15
YA LO DECIA EL PIONERO DE LA FILOSOFÍA FASCISTA, EL ARISTÓTELES, quien gobierna NO debe trabajar, SÓLO GOBERNAR, quienes trabajan NUNCA DEBEN GOBERNAR, son cosas que NO son personas, de las que pueden disponer el señor esclavista hasta de su vida. Así fue con Calígula, Napoleón, Bismarck, Hitler, los dos Bush, uribe y santos, todos son cucarachas del mismo nido demócrátas del 1% y DICTADORES CONTRA EL 99% DE TODA LA HUMANIDAD.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 10:09
QUIEN SEA FIEL A CONCENTRAR TIERRAS EN POCAS MANOS DEL 1% ES FIEL A IMPONER IMPUESTOS AL 99%, así ha ocurrido desde el esclavismo hasta el hoy de todos los gobiernos neoliberales adictos al FMI..
Opinión por:

Amonoi

Mar, 12/11/2012 - 07:36
Indudablemente el autoritarismo es una plaga. Basta recordar a Pinochet, quién, (según el criterio del columnista) ya había hecho su debido curso de mando en el ejército. Pero el autoritarismo también puede ejercerse por intermedio de terceros, tenemos ejemplos muy cercanos, como USA y Colombia, donde la misma sombra capitalista y corrupta es la que gobierna indefinidamente, así la posta cambie de manos cada cierto número de años. Respecto al análisis de Egipto y la "primavera árabe", o le falta conocimiento al columnista, o simple plantea una visión intencionalmente sesgada.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 05:29
UNO DE LOS GRANDES DEFENSORES DE LA CONCENTRACIÓN DE TIERRAS EN POCAS MANOS y enemigo a morir de que los campesinos no tengan tierras sino los grandes sectores agroindustriales que es la propuesta de Obama y santos, es un tal Mauricio Botero Caicedo, quien todos los sábados nos hacen creer lo contrario a lo que el editorial gringo citado, que en una Colombia cada vez con millones de gente desplazada a sangre y fuego del campo a la ciudad, lo que conviene es que el capital se adueñe de esas tierras y le dé trabajo al campesino, así tenemos comida e ingreso a quienes viven en sectores rurales. COMO SI UNOS POCOS PUDIERAN DARLE TRABAJO A MÁS DE 6 MILLONES DE CAMPESINOS QUE LES ROBARON LA TIERRA. Y por otra parte lo que están es cultivando Palma, alimentos para carros.
Opinión por:

sincorruptos

Mar, 12/11/2012 - 05:21
Admirables los pueblos de Egipto y Venezuela. Quitan y ponen al que quieren y por el tiempo que quieran. Si no sirve para lo social que salga como pepa de guama. Si sirve, que se quede todo el tiempo que se necesite.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 05:17
LUEGO LA ALTA CONCENTRACIÓN DE TIERRAS EN POCAS MANOS ES UN REGRESO AL ESCLAVISMO, con la diferencia de que hoy los trabajadores no tienen cadenas y en su lugar tienen a los banqueros del FMI QUE IMPONEN EN EL MUNDO LO DE REDUCIR COSTOS LABORALES, es decir vivir toda la vida con salarios cada vez más baratos Y CON MÁS IMPUESTOS, antes por lo menos los señores esclavistas les tocaba que alimentar a sus esclavos, HOY NI ESO HACEN, COMO A CADA NADA NOS DICE LA ONU, QUE EN EL MUNDO CADA VEZ QUE RESPIRAMOS CINCO VECES SE MUERE UN NIÑO DE HAMBRE.víctima de esos banqueros y sus inversionistas especuladores de toda confianza para superexplotar la mano de obra barata, PUES AL IMPONER SALARIOS BARATOS CRECEN LAS GANACIAS DEL CAPITA, esa es la principal fuente del descomunal aumento de las ganancias.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 04:41
DESDE LOS FARAONES HASTA HOY, CON BUSH, OBAMA con sus gobierno adictos del uribe y santos la constante es la de hacernos percibir que la concentración de tierras en pocas manos es buena para la democracia y no hay tal, como enseña el Editorial del The New York, del 10agosto2007, de '¿La pesadilla del agricultor?' al denunciar: 'HA ESTALLADO UNA GUERRA SOBRE LOS PRECIOS DE LAS HECTÁREAS, UNA GUERRA QUE LOS AGRICULTORES SABEN QUE PERDERÁN ANTE LA ESPECULACIÓN DE LOS INVERSIONISTAS', lo que los hechos nos confirman, esos inviersionistas se están apoderando de todas las tierras en todo el planeta, IMPONEN UNA DEMOCRACIA PARA ESE 1% Y UNA DICTADURA CONTRA EL 99% DE LA POBLACIÓN DEL MUNDO. Aqui con santos vienen las poderosa agroindustria gringa, de Europa y China apoderándose de tierras.
Opinión por:

luispuyana

Mar, 12/11/2012 - 04:17
Lo que evidencia es que ese principio constitucional de que TODA DEMOCRACIA ES UNA DICTADURA, PERO NO TODA DICTADURA ES DEMOCRÁTICA, la diferencia consiste en el criterio de hacer creer que la tenencia de la tierra y sus riquezas que entraña debe de estar en pocas manos y fue lo que sucedio en Egipto, de una democracia dictatorial, pasamos a otra con las mismas falencias. Quien nos ilustra esa situación es Jospeh Stiglitz, en su columna: 'DE LA MALDICIÓN A LA BENDICIÓN DE LOS RECURSOS NATURALES, si éstos son para desarrollar la economía nacional O LA EXTRANJERA. En éste último caso tenemos la democraCIA Santouribista, tierra para los extranjeros y salarios de hambre para el pueblo CON EL INGREDIENTE MÁS ESPANTOSO DE LA DEMOCRACIA NEOLIBERAL: AUMENTAR IMPUESTOS AL ASALARIADO Y CLASE MEDIA.
Opinión por:

tomas caicedo

Mar, 12/11/2012 - 03:09
PUES PEOR LO QUE NOS PASO Y NOS QUERIA SEGUIR PASANDO UN TIPO CON ANTECEDENTES DE NARCO-PARAMILITAR SE NOS MONTO AL PODER Y NO CONTENTO CON TRAMPIAR PARA GOBERNAR DOS PERIODOS CONSECUTIVOS,, ANSIABA PERPETUARSE EN EL PODER, MORSI NO TIENE ANTECEDENTES NI PASADO CRIMINAL EN ESO NOS AVENTAJA EGIPTO
Opinión por:

Mazso

Mar, 12/11/2012 - 01:48
Para frenar a esos OGROS: PRIMERO hay que frenar a los gringosos, para que no apoyen a esos ADEFESIOS.
Opinión por:

Mazso

Mar, 12/11/2012 - 01:46
RESPETADO COLUMNISTA: Esos OGROS que Usted cita, fueron apoyados y sostenidos por la USA. El pueblo raso nunca los apoyo. Si ellos(OGROS) se creyeron predestinados para 'perpetuarse' en el poder, es por culpa de los miserables monos-USA.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio