Publicidad
Héctor Abad Faciolince 10 Ago 2013 - 9:00 pm

No te hagas la víctima

Héctor Abad Faciolince

La palabra "víctima" tiene varias acepciones, pero las principales hacen pensar en la muerte: persona sacrificada, persona que muere por una culpa ajena, persona asesinada…

Por: Héctor Abad Faciolince
  • 644Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/no-te-hagas-victima-columna-439125
    http://tinyurl.com/lyk84yh
  • 0

Cuando el informe de la revista Semana afirma que en Colombia hay 5,5 millones de víctimas, y luego dice que esta cifra solo es comparable con las víctimas de los nazis, y que este “saldo aterrador es único en el mundo”, un lector desprevenido tiende a pensar que el conflicto armado colombiano ha dejado cinco millones y medio de muertos. Cuando se miran las cifras en detalle y se va al apartado más específico, homicidios, Semana es más precisa: los muertos derivados del conflicto son unos cien mil.

La cifra de cien mil muertos por la guerra es terrible, es vergonzosa, esto nadie lo niega, pero es incomparable con las cifras de los nazis. En la segunda guerra mundial murieron tres millones y medio de soldados alemanes, 2,3 millones de civiles, y si contamos no sólo a los judíos alemanes sino a todos los de Europa, unos siete millones de judíos. Más de 10 millones de víctimas, en el sentido de muertos, es decir, cien veces más muertos que en Colombia. Si sumáramos mutilados, desplazados, torturados, deudos, desposeídos de vivienda, etc., la cifra de “víctimas” (en el sentido que Semana le da a la palabra) llegaría a varias decenas de millones, solo en Alemania. Los muertos de la Unión Soviética fueron más de 20 millones; los japonesas, más de dos millones; los británicos, 400 mil, y así sucesivamente país por país.

Si de comparar muertos se trata, Colombia en su largo conflicto ha tenido la mitad de muertos que tuvo Holanda en la Segunda Guerra Mundial, si bien los Países Bajos tenían un tercio de nuestra población. No sé cuántos soldados han muerto en la guerra colombiana, pero incluso si hubiera muerto —exagerando mucho— el 10% del Ejército, las víctimas serían una pequeña fracción de los soldados italianos caídos, que fueron 330 mil.

En Colombia —al fin y al cabo educados en la retórica de lo real maravilloso— nos encantan las hipérboles y las expresiones que afirman que “este país es el más X, Y o Z del mundo”, donde la X puede ser “violento”,  Y “alcohólico”, Z “feliz”, o el adjetivo que quieran poner, positivo o negativo. Como no nos resignamos a una realidad más bien mediocre, nos gusta pensar que vivimos en el paraíso (según algunos funcionarios) o en el infierno (según las consignas de la oposición de extrema derecha o de extrema izquierda).

 En estos días oí a una periodista en tránsito hacia la política, Paloma Valencia, diciendo que le daba “pánico vivir en Colombia”. A mí más que pánico me da miedito, pero con una aclaración: no me daba menos miedo hace cuatro años que ahora y viendo el descenso en las cifras de homicidios, hoy en día me da incluso un poco menos. No digo que Colombia sea, ni mucho menos, el paraíso; es un purgatorio a fuego lento.

En época electoral a los políticos les encanta decir que vamos hacia el abismo. Véanse si no los 89 trinos de Uribe (que Juan Gabriel Vásquez bien llama “escupitajos”), que parecen la típica profecía autocumplida: vaticino que Colombia va hacia el abismo, y como quiero ser buen profeta, ayudo con mis trinos a que el vaticinio se cumpla: espanto la inversión, creo zozobra, hago pensar que vivimos en el infierno.

Entre las víctimas emblemáticas que cuenta la revista Semana están mi padre y mi familia. Agradezco ese recuerdo y apoyo a la revista en su intento de hacer visibles a las víctimas. Pero aclaro algo: las víctimas no tenemos vocación de víctimas; no queremos serlo para siempre. No nos gusta vernos en ese papel perpetuo. Hay que trabajar para que no haya más víctimas y para que quienes lo fueron, al ser reparadas, no se sigan sintiendo víctimas toda la vida. 

  • Hector Abad Faciolince | Elespectador.com

  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Tras asesinato de siete policías Mindefensa habla de alianza entre Farc y Bacrim
  • El precio de la guerra
  • 'El presidente recibe órdenes del fiscal': Sandra Morelli

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio