Publicidad
Julián López de Mesa Samudio 26 Sep 2012 - 11:00 pm

Noemí Delgado, ministra de Cultura 2020

Julián López de Mesa Samudio

La joven se vuelve un torbellino en la tarima. Mientras gira sonríe, pero su sonrisa es una sonrisa ultramundana; ella está ahí, frente a todos, pero su alma vuela lejos.

Por: Julián López de Mesa Samudio
  • 3Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/noemi-delgado-ministra-de-cultura-2020-columna-377780
    http://tinyurl.com/lay6w73
  • 0
insertar

Vuela hacia el Llano, hacia la inmensidad de la sabana, vuela hacia el infinito. Su falda se eleva y sus pies descalzos golpean contra el piso. En este rapto, Noemí hechiza a los espectadores con sus movimientos, con su arte. El arte de la danza llanera.

La música del arpa, la bandola, el bajo y el canto pueden tener una cadencia lenta o acelerada, dependiendo de la ocasión. Un parrando llanero puede durar varios días pues es normal que alcance ese punto en que música, baile y espíritu se convierten en una experiencia mística. En el joropo se encuentra lo mejor de Europa, de África y de las comunidades indígenas de nuestro territorio, aunado a una forma de vida particular de las sabanas orientales de Colombia, a los trabajos de vaquería, a los mitos y leyendas del Llano.

Noemí es una mujer muy bella y grácil que ha dedicado buena parte de su vida a bailar. A pesar de que en nuestra sociedad el baile es más importante que en otras sociedades por su marcada función social, Noemí ha llevado la danza, en su propia vida, al extremo de hacerla su razón de ser. Desde muy pequeña adoptó el baile tradicional llanero y lo hizo parte de sí. Ha participado y ganado muchos concursos en las distintas categorías de baile. También ha llevado el joropo a Venezuela y a diferentes ciudades de Chile. Noemí nació en San José del Guaviare y a pesar de sus escasos 22 años ya tiene un hijo, Juan, de 2 años, quien es su vida. Ella estudia, trabaja y enseña su arte.

San José del Guaviare es una tierra de confluencias donde se encuentran y mezclan muchas identidades culturales. Noemí es una digna hija de San José y, aunque su madre es bogotana y su padre también, ha adoptado la identidad cultural de los Llanos Orientales que, para los guaviarenses terminan, precisamente, en San José del Guaviare.

Quien baila es siempre generoso y Noemí no es la excepción. Su labor en la academia de baile y en la Gobernación la ha llevado a trabajar con niños de todas las condiciones, y aunque confiesa que trabajar con los pequeños es más difícil de lo que ella en principio pensaba, lo hace con mucho empeño y dedicación, con amor, como ella misma recalca. Aunque hace poco empezó a enseñar, los resultados ya saltan a la vista. Algunos de sus grupos de niños ya se han presentado en público con resultados satisfactorios e incluso en el festival cultural más importante de San José: el Yuruparí de Oro.

Pero, ¿a dónde quisiera llegar Noemí con la danza? ¿Qué quiere del futuro? La chica no lo duda. Quiere llevar el joropo y el Guaviare a muchos más lugares; quiere ser difusora de la cultura llanera en el mundo. ¿Y para ella? La respuesta es simple y contundente: Noemí quiere ser la futura coordinadora del área de danzas del Ministerio de Cultura y, por qué no, incluso ministra. Desde la Atalaya anticipamos que el futuro de la cultura en Colombia necesariamente implica que el sueño de Noemí deba hacerse realidad.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Bogotá Oct 22 - 11:22 pm

    A acelerar el SITP

    A acelerar el SITP
  • Se abre puerta para pensionar a desmovilizados

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio