Por: Iván Mejía Álvarez

Nos vamos a divertir

Como mínimo cinco equipos se encuentran dispuestos a pelearle a Nacional la supremacía del fútbol colombiano durante el próximo semestre. De un lado, el actual campeón da síntomas de que no será el mismo equipo y, de otra parte, algunas escuadras se han reforzado de verdad para ser protagonistas, para buscar el título y salir del apabullante dominio de los verdes en los últimos años.

Nacional sigue teniendo una buena nómina y jugadores con experiencia en compromisos mayores, de los que no se arrugan cuando se trata de ganar cosas grandes. Pero Nacional está en una etapa de transición técnica, algo va de Lillo a Rueda en ideas futbolísticas y que a veces cuesta poner a punto el fútbol de posesión, presión y posición que tanto defiende el español. Además, la salida de todo el engranaje dirigencial y la manera en que movilizan todos los registros deja la incógnita si Nacional seguirá siendo caballo del comisario.

Si Medellín pierde a Juan Fernando Quintero será un golpe muy duro. Pero con Peláez y más equilibrio el rojo paisa seguirá siendo actor principal en la pelea por el título.

Júnior se armó hasta los dientes y con la expectativa de Teófilo, Chará, Cantillo, Mier, Marlon y los demás que llegaron a reforzar de verdad la banda de Julio, el elenco tiburón es un gran candidato a título. Por lo menos, el torniquete se volverá a mover en el Metropolitano como en las viejas épocas y el fervor de los barranquilleros por su equipo lo hará un gran protagonista. Comesaña es viejo zorro y si contiene sus ímpetus y no se deja desbordar por la responsabilidad ese equipo puede jugar muy bien.

Cali mantiene la nómina básica que lo llevó al subcampeonato y será otro candidato mientras tenga al chico Benedetti y a Sambueza iluminados. La llegada de Andrade le permite tener una pareja de marcapuntas muy sólida con la presencia de Orejuela, proyecto de gran jugador, con salida, gol y desborde por la banda derecha.

América no sólo tiene que pelear por evitar el descenso, sino el título. Mantiene el fondo, pero incorporó a Bernal, clase en el medio, y de ahí para arriba con Fernández, Botinelli y Lizarazo, más la presencia de Martínez Borja, el equipo de Hernán Torres está para cosas mayores. El esfuerzo de Tulio Gómez ha sido muy grande y el rojo de Cali es un candidato para jugar de tú a tú con cualquiera.

Poco se movió Millonarios. No se reforzó, llevó jugadores jóvenes, pero nada importante. Seguirá siendo equipo sin mentalidad de campeón. Tampoco a Santa Fe se le ve esa dinámica de equipo grande. Como dijo Pep Guardiola: “Amárrense los cinturones que nos vamos a divertir”.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Iván Mejía Álvarez