Publicidad
Patricia Lara Salive 13 Dic 2012 - 11:00 pm

O todos en el suelo, o todos en la cama

Patricia Lara Salive

Recordé ese refrán cuando vi una edición reciente de este diario la foto del exministro del Interior Sabas Pretelt, acompañada de un titular que decía “Alfiles del uribismo al banquillo” y leí que, en el caso en su contra, sería testigo la exparlamentaria Yidis Medina, condenada por cohecho, pues confesó que cambió su voto y favoreció así la reelección presidencial de Álvaro Uribe, a cambio de los puestos que a ella le habrían ofrecido los exministros Pretelt y Diego Palacios.

Por: Patricia Lara Salive
  • 61Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/o-todos-el-suelo-o-todos-cama-columna-392338
    http://tinyurl.com/knekwn4
  • 0
insertar

Entonces me acordé de que, en las semanas anteriores, varios columnistas repitieron que el procurador Alejandro Ordóñez estaba garantizando su reelección con base en los nombramientos que les estaba haciendo a unos cuantos parientes y allegados de los congresistas que debían definir quién sería el nuevo procurador.

Es más, en entrevista con María Isabel Rueda, el propio Ordóñez aceptó que ello había sido así: a la pregunta de que, según la columnista Cecilia Orozco, el procurador “se la pasó repartiendo puestos a familiares de magistrados y congresistas, incluso a la esposa del presidente del Senado, Roy Barreras, y que esa fue la causa de su reelección”, Ordóñez repuso: “Esas circunstancias ni afectan mi independencia, ni la de ninguno de los beneficiarios de esos cargos burocráticos. Tan no la afectan que mis decisiones durante estos cuatro años se caracterizaron precisamente por realizarlas sin ningún género de condicionamientos. Nunca antes procurador alguno había destituido congresistas en ejercicio”.

Tal vez mi ignorancia sobre el derecho y sus vericuetos sea de tal magnitud, que no veo la diferencia entre un caso y otro:

¿Por qué Yidis está presa por cohecho (¡para no hablar de la injusticia de que lo esté por secuestro, por Dios!) y los parlamentarios beneficiados con puestos por el procurador no tienen ningún proceso en su contra por la misma causa?

¿Por qué Sabas y Palacios están acusados de sobornar a Yidis al ofrecerle puestos y el procurador no?

Fue entonces cuando, al hacerme todas esas preguntas, me dije: ¡sí, o todos en el suelo, o todos en la cama! ¡Y si estoy equivocada, que algún jurista me lo explique, por favor!

Llega la Navidad y, con ella, ¡el camello de conseguir los regalos! He aquí una buena selección de libros. Y un disco:

De Villegas Editores, Jacanamijoy, una retrospectiva de la obra de este gran pintor, con prólogo del crítico Álvaro Medina, y Caminando Colombia, libro de preciosas fotos de Andrés Hurtado, quien retrata los barrigones del Chicamocha, ceibas centenarias y desconocidas.

Para deleitarse con la lectura, Memoria por correspondencia, de Emma Reyes, recopilación de las cartas que esta destacada artista plástica le envió a su amigo, el escritor Germán Arciniegas, en las que le cuenta su vida, y de William Ospina, La serpiente sin ojos, historia de amor del conquistador Pedro de Ursúa y la acaudalada Inés de Atienza, con la que, en tono poético, cierra su trilogía sobre la Conquista, compuesta, además, por Ursúa y El país de la canela, que le mereció el Premio Rómulo Gallegos.

Y, para los románticos, el CD de Andrés Cepeda Lo mejor que hay en mi vida, con esa preciosa canción que pregunta “¿quién me puede prohibir que yo mencione tu nombre?”; “¿quién va a prohibirme que te quiera?…”.

Y ahora sí, queridos lectores, ¡Feliz Navidad!

  • Patricia Lara Salive | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 24
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El día de todos los gallos
  • Santos viaja a Europa para explicar implementación del postconflicto

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio