Publicidad
Andrés Hoyos 13 Nov 2012 - 11:00 pm

Obama, el timorato

Andrés Hoyos

Una corresponsal quisquillosa me reclamaba por haber llamado tímido a Obama en una columna anterior. Pues bien, lo he pensado mejor y creo que el adjetivo adecuado para calificar al recién reelecto presidente gringo sería “timorato”, un timorato con suerte.

Por: Andrés Hoyos
  • 81Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/obama-el-timorato-columna-386833
    http://tinyurl.com/antrkt3
  • 0

Obama pertenece a un grupo timorato por definición: el de los así llamados liberales americanos, centrados políticamente en el Partido Demócrata. Pese a que este partido tuvo en el pasado al menos un líder audaz y visionario, Franklin Roosevelt, hoy en su seno las ideas socialdemócratas sólo son defendidas por una pequeña y poco influyente minoría. Predominan los tibios de corazón a los que el evangelista arrojaba de su apocalíptica boca.

La lista de lo que NO han logrado los demócratas es larga: E.U. no tiene un sistema nacional de salud (el enredado Obamacare todavía ni se aproxima), no ha conseguido abolir la pena de muerte, no tiene una política de inmigración moderna, no ha resuelto el absurdo problema de Cuba, no ha obligado a Israel a nada que roce con la sensatez, no firmó el protocolo de Kioto y está muy atrasado en materia ambiental, tiene vigente una de las tasas efectivas de impuestos más bajas de los países desarrollados, imparte una educación pública mediocre (la excelencia de las casi impagables universidades gringas debe mucho a los magníficos inmigrantes que reclutan) y sostiene una calamitosa prohibición y una Guerra Contra las Drogas, ambas antiliberales y criptorracistas, en cuya línea de flotación los estados de Washington y Colorado acaban de abrir un boquete al que habrá que dedicarle otra columna.

Lo que viene no lo predice ni Nate Silver. La primera incógnita es si Obama y los demócratas van a intentar avanzar en tan siquiera dos o tres de las tareas pendientes atrás descritas. Puede que sí, puede que no. La segunda incógnita es si el Partido Republicano se va a seguir radicalizando camino a la catástrofe. Porque las matemáticas no les dan: apostar a que una mayoría grande de hombres blancos mayores de edad permita ganar elecciones generales en USA es delirar. Si este partido fuera una empresa, iría derecho a la quiebra porque atiende un mercado decreciente, mientras que sus competidores atienden otro —mujeres, latinos, negros, asiáticos, jóvenes y demás— que crece mucho. Sin embargo, como de ideología se trata, el pragmatismo bien puede ir a parar a la basura.

Ahora bien, es en la paradójica frontera entre ambos partidos donde uno quizá note la tendencia futura. Opera allí una alquimia inestable: de un lado están las convicciones débiles de gente como Obama, que les han permitido a los iracundos del Tea Party imponer su agenda: mejor no alborotemos el avispero, dicen estos liberales, sin entender que uno no puede vivir con un avispero entre la casa y que por eso está obligado a alborotarlo. Del otro lado, está esa derecha a la que nadie le enrostraría timidez o moderación. Van por el mundo armados hasta los dientes, escasamente ocultan el desprecio que les causan las “razas inferiores” y aseguran no tener ni un centavo para gastar en el 47% de la población que no comparte sus valores y obsesiones. El problema no consiste apenas en la iniquidad de un orgullo tan retrógrado, sino en que es políticamente suicida. Por si acaso, muchos votos del 6 de noviembre no fueron a favor de Obama sino en contra de Romney.

De todos modos, los siguientes cuatro años van a ser muy entretenidos en Estados Unidos.

 

  • Andrés Hoyos | Elespectador.com

  • 0
  • 13
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • La pelota se 'calienta' en Bogotá
  • Más de 6.300 personas se unieron al Estado Islámico en Siria solo en julio
  • La piel de Fabio Rubiano

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
13
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 11/18/2012 - 08:41
El antiyanquismo colombiano no nació con la izquierda procubana de los años 60. Se remonta a la derecha ultramontana, católica y antiliberal. Laureano Gómez fue su exponente más conocido. Me pregunto también dónde están los socialdemócratas colombianos del siglo XXI, incluso del siglo XX; lo que hay es un país derechista, violento y avivato. El comentario sobre las universidades norteamericanas es la tapa del laureanismo del siglo XXI. Precisamente el carácter libertario del mundo académico gringo (plata también tienen los sauditas) es el punto central en su desarrollo. Aunque hay muchos estudiantes y profesores extranjeros, el grueso de su profesorado nació en lugares tan diversos como Brooklyn y Oklahoma City. En la Universidad Nacional llega un extranjero con Ph.D. y le hacen el feo.
Opinión por:

Xembrador

Mie, 11/14/2012 - 17:51
No es cierto que el presidente Obama es una persona tímida, indecisa y apocada (timorato). Obama es decente y sincero. Yo creo que el columnista es racista y poca cosa. Romnie tenía varios voluntarios recaudando enormes sumas de dinero para su campaña y es posible que investigarán si el dinero fue robado. Uno de éllos recibió 600 millones de dólares. De todas maneras, estoy feliz que Obama logró la victoria porque el tal Romnie resultó ser un demagodo de 7 suelas que prometía cambiar el color de la luna para llegar a la Casa Blanca.
Opinión por:

durero

Mie, 11/14/2012 - 16:29
Siempre he creido que el debate electoral entre democratas y republicanos se basa en sus improntas ideologicas y nada mas, y las acciones de sus gobiernos, de cualquiera de los dos partidos, no difiere en absoluto, y es porque alli, transnacionales, comunidades financieras y por supuesto el Pentagono, dictan la agenda. El presidente de turno generalmente sigue unas politicas ya trazadas y adelanta desde su incio una campaña mediatica con fines reelecionistas, luego en el segundo tiempo, como ahora Obama, adelantan programas cercanos a sus sesgo ideologico aunque tibios y sin grandes cambios de fondo, y creo obedece a que siempre le has funcionado a pesar de sus problemas, no es de de seres timoratos, es un statu quo que celosamente cuidan los que verdaderamente gobiernan.
Opinión por:

durero

Mie, 11/14/2012 - 16:37
Y por eso Obama, ya sin el caballo de batalla de su reelecion, adelantara algunas reformas que negociara con esos poderes omnimodos pero que no significaran cambios sustanciales en la politica Norteamericana, seguramente los conflictos pendientes en algunas latitudes del hemisferio, la recuperacion de su economia y ciertamente el problema inmigratorio destacaran como prioridades en su accionar ejecutivo, pero repito; sea el presidente que sea, las actitudes de gobierno difieren muy levemente, el liderazgo en lo publico es del Presidente, en lo privado, es de los que mandan.
Opinión por:

leinadsajor

Mie, 11/14/2012 - 15:23
Veo que la mayoría de los comentarios están en contra de los argumentos de Andrés Hoyos, sin embargo es bueno hacer algunas precisiones. Antes que ser Timorato, Obama es cauteloso. Ser cauto tiene ventajas a largo plazo, mientras que ser arrojado tiene sus ventajas en el corto plazo. Como esta crisis tiene una duración, digamos, de mediano plazo, sería bueno lanzar acciones de Choque en conjunto con acciones más mesuradas. Resulta que a Obama no le han aceptado las acciones de choque en la cámara, mientras que las acciones de largo plazo (medicare y medicaid) un poco "peluquiadas" han pasado sin mayor problema. Tenemos que esperar a ver como esta elección que los republicanos daban por ganada reconfigura a la derecha del Tea Party para que dejen de trancar las medidas más osadas.
Opinión por:

leinadsajor

Mie, 11/14/2012 - 15:28
El tiempo le dará la razón a Obama. Mientras tanto será esperar que la cámara republicana se tire hacía el centro, por lo menos.
Opinión por:

Fernando AINSA

Mie, 11/14/2012 - 15:09
¿Olvida Andrés Hoyos la mayoría republicana del Congreso que ha obstaculizado en permanencia todos los intentos de reforma de Obama? Es injusto no tener en cuenta la furiosa campaña de que ha sido objeto con la complicidad de prensa y cadenas de televisión como la Fox, especialmente desde 2010. Fernando Aínsa (escritor)
Opinión por:

Dudo

Mie, 11/14/2012 - 13:58
este viejo con cara de cólico eterno se atreve a llamar timorato a un líder de la talla de Obama ; la ignorancia es atrevida y este cacreco si que es atrevido.
Opinión por:

sincorruptos

Mie, 11/14/2012 - 09:28
Timorato? jajajja estos godarrios. Un timorato que gano las elecciones en USA. Hagame el favor. Todo lo que plantea y propone Obama que este godarrio escribio en este articulo, no lo ha podido llevar a cabo por esa godarria Republicana que quiere seguir enriqueciendo a ese 1% de torcidos. Obama ganara la guerra.
Opinión por:

adolfo valencia

Mie, 11/14/2012 - 08:44
Ojalá Obama en estos cuatro años sea mucho más audaz, porque en los cuatro años pasados resultó una completa decepción. Con todo, obviamente es mucho mejor de lo que podría ser Romney.
Opinión por:

Dolores Edelmyra

Mie, 11/14/2012 - 05:17
¿Y a este blancucho amargado, feo, pagado de sí mismo y racista, qué le pasa? No, no le pasa nada; es un cargaladrillos que rellena cuartillas para los depresivos dueños del diario El Despresador. Como ya no tienen argumentos con que velársela a Chávez todos los días, ahora la emprenden contra el negro Barry. ¡Guácalas! "Cocombia no vale un tiro que yo dispare para matarla", dice la canción.
Opinión por:

rimanjuarez

Mie, 11/14/2012 - 21:06
O sea que si no me gusta Obama, por el simple hecho de que es el presidente de Estados Unidos, automáticamente me convierto en racista. No sea acomplejada y aprenda a leer.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Mie, 11/14/2012 - 07:52
Por el amor de dios mi señora, deje esa rabia que lo único que le causan son dolores. Se hace en gran favor, porque además según creo yo soy el único que repara en sus comentarios.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio