Publicidad
Tatiana Acevedo 6 Feb 2013 - 11:00 pm

Oda al centro comercial

Tatiana Acevedo

No pienso, como Piedad Bonnett, que los centros comerciales sean los nuevos templos —pues capillas se multiplican diariamente—.

Por: Tatiana Acevedo
  • 186Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/oda-al-centro-comercial-columna-403394
    http://tinyurl.com/axppq9c
  • 0
insertar

Y, si así fuera, no me parecería peor: llegado el caso, cualquier domingo pasaría de largo por la puerta de una iglesia y entraría a Gran Estación. Tampoco creo que se trate de lugares particularmente excluyentes. Esto, como todo en nuestras ciudades, depende del barrio (en aceras limpias del norte de Bogotá hasta las panaderías se reservan el derecho de admisión).

¿De dónde proviene entonces este temor al centro comercial? Intelectuales los desprecian argumentando que antes, en lugar de asistir a ciudadelas de comercio, los colombianos se divertían “sanamente” en teatros, plazas públicas y pintorescas calles.

Pese a estas ensoñaciones, el pasado no siempre fue mejor. Los sectores que iban a teatro continúan asistiendo a teatro, las familias con finca van a sus fincas y los que tienen acceso a club siguen legando su membresía generacionalmente. El centro comercial surgió, más bien, como una alternativa importante para aquellos con menos opciones.

Luego tal vez la antipatía hacia estos espacios brote de una silenciosa (pero consistente) desconfianza hacia las clases medias y populares. Mujeres u hombres, con nuevo poder adquisitivo, que, según este culto reduccionismo, van a salir corriendo a “consumir” poseídos inevitablemente por el demonio del “capitalismo rampante”, alienados, mudos, a comer pollo y comprar minifaldas, en una vida linear, sin conversaciones interesantes, dudas, matices.

En una ciudad lluviosa, celebro los centros comerciales. Tintal Plaza, Titán Plaza, Primavera Plaza, Salitre Plaza. No serán las “plazas” ilustradas de antaño, con que sueñan algunos nostálgicos, pero ciertamente están lejos de ser las moles grises plenas de autómatas, que tanto entristecen a Bonnett.

Puedes consultar la columna Los nuevos templos, de Piedad Bonnett, en este enlace

  • Tatiana Acevedo | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 40
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

40
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

MorganaLeFay

Dom, 02/10/2013 - 10:10
Entiendo que su columna es en respuesta a la de Piedad. Sin embargo, vale la pena una salvedad: El planteamiento sobre los centros comerciales como nuevos templos proviene de José Saramago en ''La Caverna''.
Opinión por:

COLOMBIANOINGENUO

Jue, 02/07/2013 - 22:12
Buen tema , mi hermosa Tatiana.Estoy de acuerdo en que estos sitios son lugares donde se concentra al amor al consumismo. la presuncion y el arribismo de algunos......a elegancia, la desfachatez,el vitrinear,el gasto inoficioso,la reunion de amigos, etc,etc.
Opinión por:

eradelhielo

Jue, 02/07/2013 - 21:44
Nadie puede negar que son bonitos, agradables e impersonales, han tenido toda la plata disponible para hacerlos como quieren, son limpios, caros y elitistas, una persona estrato 2 se siente fuera de lugar,en ellos. Además se esmeran en seguridad porque sin ella, no son nada.
Opinión por:

Exiliado

Jue, 02/07/2013 - 18:24
Bella y sabia profesora con cara de niña. Por primera vez, en no sé cuantos años, no estoy de acuerdo con tu opinión. Primero: en Colombia no hay intelectuales. Segundo: tampoco había "plazas" culturales. Tercero: esos centros no son tan comerciales sino más sociales, porque sirven de lugar de reunión de clase media que ni tiene finca ni acción de club. El problema no es sólo que las salas de cine de esos sitios muestran películas comerciales, sino que los almacenes exhiben en sus vitrinas productos que la gente no debería comprar, porque en su mayoría son símbolos de "status", cosas innecesarias y caras. Yo también los alabo porque en su sección de comidas rápidas una que otra vez se puede comer una bandeja paisa o un ceviche de camarones y porque se pueden ver "niñas" muy lindas.
Opinión por:

DaisyUSA

Jue, 02/07/2013 - 18:21
COMPAREMOS Y NO LE BUSQUEMOS PELOS A LA CALAVERA...VALE? ::::::: ejemplo: Chapinero Carrera 13, Centro Carrera 7 y decima, Fontibon Avenidas, La carrera 15 de Bogota....que ves? indigentes, atracadores, Gays, lesbians, Basura tirada en las calles, huecos, buses contaminando el aire, choros, ladrones, prostitutas, vendedores ambulantes a montones, mugre, mas indigentes, locos, locas y de las otras "locas" , venta de huevos y arepas, jibaros, hippies desgenerados, etc, etc....ahora vete a UNICENTRO, ANDINO, ATLANTIS, SANTAFE, CENTRO MAYOR, HAYUELOS.......son Paraisos o templos al respeto y al orden y a la limpieza...
Opinión por:

dalilo

Jue, 02/07/2013 - 17:31
Gran diferencia entre el centro civico y simbolico tradicion de la ciudad con el centro comercial. Donde esta la historia? donde esta la representacion de los simbolos de cohecion? donde esta el arte y la simbologia politica de la ciudad en el centro comercia? y donde esta la tradicion popular, el sentido de pertenencia. Si el centro comercial tiene todos esos beneficios que Tatiana ve los EEUU es la expresion misma del paraiso de cohesion popular y cultural del pueblo. (NO!!!)
Opinión por:

dalilo

Jue, 02/07/2013 - 17:39
...a y digale a sus dos amigas Leinadsajor y la Ingridho que no me jodan y lean mas sobre centralidad urbana.
Opinión por:

eradelhielo

Jue, 02/07/2013 - 17:24
Yo creo que el Centro Comercial tiene mucho de la cultura traqueta y mafiosa que hoy domina a Colombia, no creo que muchos adolescentes prefieran un parque a un centro comercial, esa preferencia tiene mucho que ver con la cultura consumista que vivimos hoy. No se ha acabado de comprar un celular cuando ya se quiere el otro más moderno y así con todo.
Opinión por:

eradelhielo

Jue, 02/07/2013 - 17:17
El centro comercial tiene mucho de lavado de dinero. uno ve mucha gente en los pasillos y corredores, pero los almacenes adentro muy solos.
Opinión por:

Boyancio

Jue, 02/07/2013 - 16:58
¡Anda, niña! tas en na; dizque discutir tú, recien llegada al mundo, con una cucha intelectual de siete zuelas como la dola Piedad... si su merced sabe que los tiempos van cambiando de tal manera, que ya uno no sabe del día que hagan centros comerciales con cementerio incluido, ajá, si Uribe sacia su ira con la solemnidad de un cadáver, pues nada de raro, nena, nada de raro, es cuestión generacional, y deja la fartedá.
Opinión por:

Exiliado

Jue, 02/07/2013 - 18:29
¿Quién es esa tal Piedad B? Yo pensé que la única Piedad conocida en Colombia era Córdoba no la Piedad cristiana.
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Jue, 02/07/2013 - 15:40
Mi preciosa y brillante Tatiana: tienes toda la razón. [Me extrañó un poco el título de la columna, esperaba una composición poética. Ahora le decimos oda a cualquier cosa]
Opinión por:

Gonzalvo

Jue, 02/07/2013 - 13:36
Esto le pasa a una columnista como esta y otras como una tal Tascón , Ruiz , Samper, sino tienen algún tema para atacar a Uribe, salen con cualquier babosada, que ociosidad y les pagan.
Opinión por:

alpacino

Jue, 02/07/2013 - 12:11
desafortunadamente las columnas de tatiana van de mal en peor.....no son claras...temas rebuscados....poca sustancia. Respecto al tema, ni siquiera entendio el punto del sr Bonnett, el explica como los centros comerciales se han vuelto un icono del consumismo......personalmente pienso lo mismo......es muy tonto pensar...como lo hace la nena columnista...que el centro comercial segrega por estratos.....al andino puede ir cualquiera de estrato 1 y 2...igual que a un centro comercial del sur pueda ir alguien que viva en santa ana o chico reservado.....otra cosa es el poder adquisitivo y que un asalariado vaya a cartier y se compre un relog....en fin esta columnista ni siquiera entiende lo que critica....que horror
Opinión por:

alpacino

Jue, 02/07/2013 - 21:48
tatiana...disculpe por el error de reloG......los centros comerciales tienen el objetivo de vender...simple!!!....que sea un sitio de encuentro, tertulia, etc.....muchos sitios publicos tambien lo son......realmente el tema es tonto y sin sustancia......centros comerciales existen en TODOS los paises incluso en los mas antioccidentales como iran......el objetivo es principalmente economico......que unos vayan a ver culos o conseguir pareja es otra cosa...pero la idea es economico...simple....no veo porque la columnista le destina tanta corriente a este tema...tan superficial y poco sustancial
Opinión por:

leinadsajor

Jue, 02/07/2013 - 12:32
¿el señor Bonnet, Javier Hernández? ¿ Ud si leyó la columna de Piedad Bonnet? ¿relog? ¿Y es que la gente de estratos 1 y 2 no pueden ir al centro comercial Unisur, o al tintal? No se trata sólo de comprar, ese es e punto de Tatiana. El centro comercial va más allá del mero consumismo, es un punto de encuentro de los ciudadanos, tan válido como los parques o las galerias de arte o los teatros de antaño.
Opinión por:

camo76

Jue, 02/07/2013 - 12:07
Esta niña no dijo nada. Nada de nada.
Opinión por:

Oscar Buitrago

Jue, 02/07/2013 - 11:28
Las columnas de Tatiana no decepcionan.
Opinión por:

Oscar Buitrago

Jue, 02/07/2013 - 13:50
Bueno, es cuestión de criterios y de gustos... debí haber escrito " a mí no me decepcionan las columnas de Tatiana"
Opinión por:

alpacino

Jue, 02/07/2013 - 12:13
no maestro...hace un buen rato que decepcionan totalmente
Opinión por:

unomas_conelminimo

Jue, 02/07/2013 - 11:20
www.youtube.com/watch?v=7bat-rYih10
Opinión por:

unomas_conelminimo

Jue, 02/07/2013 - 11:15
Más que una oda al centro comercial, si es una oda al consumismo. Ahora es que Bogotá con lo aburridora que es un CC si puede parecer un oasis en medio del desierto.
Opinión por:

moriarti

Jue, 02/07/2013 - 10:49
Una defensa vehemente con argumentos plausibles, además, en los CC hay cierto halo de seguridad y holgura, es decir, no es lo mismo dar una caminata por cualquiera de los parques Bolivar del país a las 7 pm, que el mismo paseo en un centro comercial...
Opinión por:

Sky_Voyager

Jue, 02/07/2013 - 10:41
... los Centros Comerciales ... tienen razon quienes opinan que son templos del Capitalismo Consumista donde se adora al Dios light de los compradores impulsivos ... pero tambien son lugares de encuentro del ciudadano común que a veces se cruza con Personajes famosos o adinerados. El Centro Comercial transmite una sensación de seguridad y pulcritud que a todos nos gusta seamos pobres, clase media o ricos. Las vitrinas con sus escenas prefabricadas de maniquies perfectos que nos hace pensar y ver un mundo ideal ... Quiza quien más los frecuente sea la familia Miranda, tambien es cierto ... son las nuevas Plazas del Pueblo, Modernas y abiertas a todos, asi no todos podamos consumir igual ... Disfruto degustar un helado alli y caminar reflexionando sobre mis problemas sin temer ser atracado!
Opinión por:

caropepa

Jue, 02/07/2013 - 09:47
No entiendo la empecinada labor de igualar lo inigualable. Todos somos diferentes por naturaleza. "Los seres humanos nacen iguales y es la última vez que lo son" AL
Opinión por:

rhinoceros

Jue, 02/07/2013 - 09:37
Discurso populista, tan banal como los mismos centros comerciales. Olvida usted un punto: el arribismo enfermizo de los colombianos es la mejor fuente de ingresos de estos mercaderes de ilusiones.
Opinión por:

alpacino

Jue, 02/07/2013 - 12:12
totalmente de acuerdo......personalmente pienso que muy pocas sociedades tienen una rribismo tan enfermizo como el de los colombianos
Opinión por:

CarlosPerez

Jue, 02/07/2013 - 09:20
No entendí... a ver ¿El consumismo como herramienta de inclusión? ¿Mejor poder adquisitivo de las clases populares? Hmmm, hay aquí una sobredosis de optimismo bobalicón o facilista (o los dos)
Opinión por:

leinadsajor

Jue, 02/07/2013 - 08:08
Estoy de acuerdo con Tatiana. Esta ciudad es segregacionista y elitista, por eso es bueno que existan lugares que congreguen a la población. Lo que me gustaría ver es más cultura en los centros comerciales, más teatro, más sitios destinados al esparcimiento familiar, etc. Le escribí a Piedad Bonnett, que uno de los aspectos claves para la cultura es movilizar a la gente a que vaya a actos culturales, como ya la gente está congregada, mucho de un posible trabajo de difusión de la cultura está hecho. ¿Qué pasa entonces? Lo que pasa, es que la gente que se dedica a la promoción de la cultura dice: ¿Huy, un centro comercial donde está toda la chusma capitalista?, ¡Qué ceba, marica! ¿Qué pasó con el teatro Gaitán, con la tía Loli? Esto está lleno de Josefas, ¡qué boleta! Dejémonos de vainas.
Opinión por:

leinadsajor

Jue, 02/07/2013 - 16:07
Mr. Schmidt, yo entiendo mis limitaciones, pero a de comprender ud que yo lo único que quise fue exponer un ejemplo entre los múltiples posibles. Soy de los que piensa que se puede aprender música hasta del reguetón. Y que profesor y estudiante deberían estar en una simbiosis que oculte y entrelace los papeles de los dos, después de todo, ¿quién es quién?. Por otro lado, es cierto que expuse mis gustos, pero eso es lo bello de la cultura humana, que tiene para todo el mundo una oferta (a mí no me gusta el vallenato, por ejemplo).
Opinión por:

Johann Kaspar Schmidt

Jue, 02/07/2013 - 15:44
Estoy de acuerdo con leinad y con Tati, pero, en aras de la discusión, creo que en este comentario hay un entendimiento bastante elitista y limitado de la cultura. Piedad Bonnett se queja porque en los centros comerciales no hay cultura y mi estimado leinad dice: pues llevémos allí la cultura. Ambos concuerdan en el significado de la "cultura", teatro, literatura, etc., etc. Yo diría, más bien, que el centro comercial muestra otra forma de cultura. Una cultura de clase media, así como la plaza de paloquemao o la antigua plaza del 20 de julio o, incluso, las más antiguas "galerías" de los pueblos dejaban ver una cultura popular. Ahora bien, en lo que sí concuerdo con Piedad, es que esa cultura de clase media del cc es patética, aunque por razones distintas.
Opinión por:

dalilo

Jue, 02/07/2013 - 08:01
Creo que Tatiana no leyo el articulo de Piedad Bonett, el cual esta enfocado a reflexionar sobre la funcion sociologica del centro comercial en nuestra sociedad.
Opinión por:

Ingridho

Jue, 02/07/2013 - 10:41
Yo lo q creo es q ud repite mal lo q piedad leyó peor. La fuente original es Saramago, pese a q la poetisa no lo cita por níngún lado en su columna y sí se hace la q se le ocurrió todo lo q escribe sobre centros comerciales y su parecido con los antiguos templos. Y además, dalilo: ¿q es es eso de "función sociológica del centro comercial"? Vamos a hacer el esfuerzo de no traer al muro lo q leemos por ahí en los muros de las universidades, un poquito de respeto para la sociológía hombre.
Opinión por:

leinadsajor

Jue, 02/07/2013 - 08:11
¡Creo que lo leyó mejor que ud!
Opinión por:

Crótatas

Jue, 02/07/2013 - 07:33
Se quedó solo en un aspecto de la columna de Bonnet y no entendió todo lo que quiso decir.Los centros comerciales han reemplazado otros lugares de socialización que no giraban alrededor del dinero.En la sociedad actual las personas "valen" en la medida en que puedan gastar,y esto es lo que representan estos lugares:ahí comprar es la única forma de ser visible,de existir.Es decir, no es la construcción en sí misma el problema sino la forma en las relaciones sociales que representa;la lógica de la ganacia ha permeado todas las esferas de la vida(y la idea-o realidad- de que el dinero y las posesiones determinan quién es la persona),y los centros comerciales indican la tendencia de que hasta para socializar y estar con otros seres humanos sin enfrentarse entre sí hay que tener dinero y compra
Opinión por:

leftright

Jue, 02/07/2013 - 07:15
que desperdicio de columna y lo patetico es que por esto le pagan
Opinión por:

Ingridho

Jue, 02/07/2013 - 10:41
El q parece pagado pa repetir el mismo comentario una y otra vez es otro.
Opinión por:

rabil

Jue, 02/07/2013 - 06:29
Tal vez sea la estandarización falsa que de la sociedad pretende hacer el centro comercial, tal vez sea el camuflaje del día y de la noche con sus luces perennes e invariables, tal vez sean sus maniquíes, unos vivos y otros inertes, tal vez sea los sueños puramente materiales que despierta en sus visitantes: comprar el traje de marca, la 4x4 de moda, tal vez sea la posibilidad de tener muy cerca personajes mediáticos tan lejanos y sofisticados o tal vez sea, ver deambular y sonreir sombras y remedos de ciudadanos que después llegan a contar como notable suceso, que estuvieron en Gran Estación y vieron a fulano pero que no puedieron tomarse un café porque les costaba ocho mil pesos. Tampoco me gusta San Victorino y no por discriminador. No me gustan los mercaderes de ningún estrato.
Opinión por:

Iván David C

Jue, 02/07/2013 - 05:07
Magnífica Tatiana, una buena lectura del asunto.
Opinión por:

andresito

Mie, 02/06/2013 - 23:38
Muy pobre, no mejora...
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio