Publicidad
Harry Sasson 20 Abr 2013 - 11:00 pm

Oda a la alcachofa

Harry Sasson

Una planta que ha sido elogiada por personalidades como Pablo Neruda, quien le dedicó un poema de ‘Odas elementales’.

Por: Harry Sasson

Hace poco, caminando por el mercado, encontré unas alcachofas pequeñitas que rara vez se ven por allí, así que no me resistí y me llevé una buena cantidad para ensayar diversas preparaciones, tanto en mi casa como en mi restaurante.

Una de las que más me gustó es esta que les presento hoy y que les aconsejo guardar por si alguna vez se cruzan con estas alcachofitas tan tiernas que se pueden comer casi completas.

La alcachofa tiene una larga historia: ya era bien aprovechada por griegos y romanos, quienes llegaron a atribuirle propiedades afrodisíacas. Luego, hacia mediados del siglo XV, llegó a la región italiana de la Toscana proveniente de Sicilia y de allí fue llevada a Francia por Catalina de Médicis, una célebre aficionada a los corazones de esta planta.

A América llegó en el equipaje de españoles y franceses, los primeros por California y los segundos por Luisiana. Y acá aporto un par de datos curiosos: la hermosa Marilyn Monroe fue la primera Reina de la Alcachofa, en 1949, al ganar un concurso que se celebra desde ese año en California, y el gran Pablo Neruda dedicó uno de sus poemas, aparecido en el libro ‘Odas elementales’, a exaltar las virtudes de la noble alcachofa.

Alcachofitas fritas con mayonesa al pesto

Ingredientes

 

Alcachofas baby

2 tazas de harina

2 cucharaditas de sal

1 cucharadita de pimienta negra partida

1 cucharadita de páprika

1 cucharadita de orégano 

seco molido

1 cucharadita de sal de ajo

 (opcional)

1 taza de leche

Para el pesto

4 tazas de hojas de albahaca fresca

3/4 de taza de aceite de oliva

2 a 6 dientes de ajo (al gusto)

1/2 taza de piñones tostados

1/2 taza de queso parmesano

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de vinagre

Para la salsa

1 taza de mayonesa (ojalá casera)

2 cucharadas de pesto

Sal 

Jugo de 1/2 limón

Preparación

Para el pesto, triture la albahaca junto con los demás elementos. Lo ideal es realizarlo en un mortero, pero si no tiene en casa puede hacerlo en el procesador. Mezcle los ingredientes de la salsa y reserve. Aparte, integre la harina con la sal, la pimienta, la páprika, el orégano y la sal de ajo (opcional). Retire los primeros ‘pétalos’ a las alcachofas, los más verdes, hasta empezar a encontrar aquellos amarillos y tiernos, y córtelas por la mitad. Páselas primero por la leche, luego por la harina y fríalas en aceite hondo hasta dorar. Acompañe en la mesa con la mayonesa al pesto.

 

  • Harry Sasson | Elespectador.com

  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

marti05

Dom, 04/21/2013 - 11:35
Don Harry Sasson esa receta que usted propone del sabor de la alcachofa ya no le quedará nada. Yo las prefiero a lo sumo con un poquito de buen aceite de oliva y pare.
Opinión por:

usacabeza

Dom, 04/21/2013 - 09:38
Siendo del mismo Neruda ¡prefiero la cebolla! Comparen: «... esta carrera/ del vegetal armado/ que se llama alcachofa,/ luego/ escama por escama/ desvestimos/ la delicia/ y comemos/ la pacífica pasta/ de su corazón verde» Vs. «... hada madrina/ envuelta en delicado/ papel, sales del suelo,/ eterna, intacta, pura/ como semilla de astro,/ y al cortarte/ el cuchillo en la cocina/ sube la única lágrima/ sin pena./ Nos hiciste llorar sin afligirnos./ Yo cuanto existe celebré, cebolla,/ pero para mí eres/ más hermosa que un ave/ de plumas cegadoras...»
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio