Publicidad
Darío Acevedo Carmona 10 Mar 2013 - 6:57 pm

En olor de santidad

Darío Acevedo Carmona

No me explico cómo le pudo haber salido tan bien al impostor Maduro y a la inteligencia cubana el manejo de la muerte de Chávez, sobre todo después de tantos errores y misterio.

Por: Darío Acevedo Carmona
  • 72Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/olor-de-santidad-columna-409475
    http://tinyurl.com/afng8kb
  • 0
insertar

Ahora entendemos una de las pretensiones que se estaban jugando durante la agonía del caudillo. Crear una atmósfera de inmensa expectativa respecto de la suerte del líder, de tal manera que el anuncio de su muerte por una falla del sistema cubano de salud o una septicemia, nunca fuera la noticia oficial sino su lucha sobrehumana contra la enfermedad.

Durante la agonía hubo tiempo para preparar una sucesión sin sobresaltos, asegurar la lealtad de la fuerza armada, acallar las ansias de poder de otros dirigentes y conjurar la división. Por supuesto, los cubanos necesitaban la continuidad de las ayudas y de las Misiones, por eso dejaron el cadáver embalsamado o el enfermo en estado vegetativo en La Habana, para organizar a Maduro, pulirlo, comprometerlo y alinearlo plenamente e idear la manera de obtener réditos en la presentación del desenlace.

Indiscutible que Chávez fue una figura de la política venezolana e internacional, pero no se debe exagerar su gestión. Su liderazgo se debió ante todo a sus generosas donaciones y favores en dinero a los gobernantes amigos, por sus dimes y diretes salidos de tono, desafiantes y humillantes contra sus rivales, por haber alineado a varios países en contra de un imperialismo yanki ausente que ya no es tal o que ya ni nos mira ni tiene como su patio trasero. Chávez con su verborragia desenfrenada creó un enemigo absoluto, condición necesaria a todo fanatismo. Supuestamente venció a sus rivales: el imperialismo, el neoliberalismo, el capitalismo, el sistema, la rancia oligarquía, la pobreza. La política que le granjeó mayores respaldos, la lucha contra la pobreza, fue popular mas no eficaz porque no liberó de la miseria a millones sino que las abrumó de dádivas, regalos, subsidios, promesas e ilusiones en vez de trabajo productivo. No forjó un sistema económico socialista sino una economía entre estatista y capitalista debilitada y en franca bancarrota como bien ilustra Anastasia O’grady “En los 12 meses previos a la elección presidencial de octubre del año pasado, el gasto fiscal en Venezuela aumentó 40% interanual en términos reales, según Francisco Monaldi, profesor visitante en la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard... El gasto total en 2012 fue equivalente a un asombroso 51% del PIB y generó un déficit fiscal de 17% del PIB, el mayor en la historia del país... De cara a la elección, el mandatario simplemente inundó la economía con clientelismo y otros favores para sus partidarios, como lo había hecho en 2004 y 2006. El Estado venezolano obtuvo más US$60.000 millones en ingresos petroleros en 2011, haciendo del oro negro su principal fuente de financiamiento para las estratagemas clientelistas de Chávez.” (The Wall Street Journal, New York, 5/03/2013)

Chávez no es Perón pero algo de su tufo populista si exhibió, con óptimos resultados. Tenía mucho de Perón y también de Evita, la santa elevada al cielo por los justicialistas argentinos, milagrosa e intocable (Véase la genial versión novelada de su consagración de Tomás Eloy Martínez en Santa Evita). Ha ingresado Chávez al panteón de los mitos, cual Bolívar, aunque no haya liberado ningún país de un dominador extranjero ni haya montado a caballo ni siquiera una veintena de kilómetros en comparación con los miles que anduvo Bolívar. Trató, hasta hacer el ridículo, de parecerse al libertador, adoptando una nueva iconografía del caraqueño.

El culto a la personalidad de Chávez impulsado por el servicio secreto cubano ha sido una obra magistral que emula con el que se le profesaba al “padrecito” Stalin, sentirían envidia Beria y Goebbels, maestros del engaño vía propaganda. Las imágenes de la multitud en las calles de Caracas son espectaculares, estremecedoras. Un halito religioso creado y estimulado por un poderoso aparato publicitario ha tenido eco. De algo ha servido el reparto de millones de dólares de las arcas del petróleo a sus aliados cubanos hoy fuerza ocupante y determinante en Venezuela.

El balance no podía haber sido mejor: un nuevo mártir, héroe de la patria, asesinado por sus enemigos. El culto a la personalidad del neolibertador que ha entrado al terreno acrítico de la leyenda. Un legado que servirá de manto a sus sucesores, previamente ungidos, como en toda dictadura. El socialismo populista, derrochador. Un fenómeno de masas forjado en el verbo desbordado, en el abuso de su carisma en la pose victimista, de la que tanto abusan los revolucionarios: perseguidos siempre por algún monstruo.

Nada que decir sobre el daño que le hizo a la democracia al controlar calculadamente todos los poderes públicos, convertir las elecciones en fabulosas piñatas que temerosos e irresponsables secretarios generales de la OEA fueron incapaces de denunciar. Daño a la Fuerza Armada Nacional al comprometerla con un programa de gobierno, con un partido y con el ideal de una revolución convertida en dogma de toda Venezuela. Daños irreparables a la economía nacional que ha dejado en situación calamitosa, con la deuda externa más abultada de su historia. Daño a las expectativas de los pobres a los que acostumbró a una actitud mendicante ante el todopoderoso líder y el providente estado.

Cabalgando sobre el desastre labró su gloria, su fama y su grandeza. A pesar de que hoy Venezuela no es más democrática ni más próspera ni más segura ni más tolerante ni más liberal ni más garantista con la prensa.

En un acto de extrema arbitrariedad se pretende imponer a toda la población venezolana la figura sacralizada de Chávez. Un abuso contra más del 45% que se opusieron a su reelección el pasado 7 de octubre. Sus émulos rayan en lo grotesco al embalsamar su cuerpo y hacer proselitismo con su cadáver. Y, como dijo Emilio Figueredo “Pretender convertir a Chávez en un ídolo cuasi religioso es una regresión a lo más primitivo de nuestra historia.” (Revista Analítica, Caracas, 6/06/ 2016).

Es probable que Chávez les sirva al fin de perpetuarse en el poder, pero al convertirlo en santo guía vendrán, tarde que temprano las disidencias, las corrientes chavistas verdaderas, las auténticas, las purasangre, las moderadas, las conciliadoras, las centristas, las radicales, las revisionistas. Aunque también puede llegar a ocurrir que se torne en icono inofensivo como el del Ché Guevara. Nunca obtendrá el consenso alcanzado por la figura incuestionable de Bolívar fundador de repúblicas. Maduro, el usurpador, se vestirá con el traje de la unción, pero los semiólogos nos explican que ni el carisma ni las dotes de mando son transferibles. Maduro no pinta nada mejor que su padrino, ha pelado el cobre y los colmillos, ha recurrido al insulto y a la amenaza contra la Oposición, su discurso orbita cansonamente como una letanía alrededor de Chávez impregnado de un hálito belicoso propio de campos de batalla donde no hay rivales sino enemigos. Es factible que le sonría el triunfo, por ahora, porque sus principales contendientes esperan dentro de su propio partido, agazapados. La ambición de poder será el mortífero veneno de todos los que se consideran auténticos herederos del comandante.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 47
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Se abre la convocatoria de Afrocolombianos del Año
  • El día en que Fernando Vallejo insultó a un presidente de Colombia
  • Los mejores momentos del superclásico español

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • El llanerito que conquistó al país con su 'Como no voy a decir'
47
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

lunes100

Mar, 03/12/2013 - 00:10
Sesgo político... . ¿Ud solo ve por el ojo facho?
Opinión por:

Parodi54

Lun, 03/11/2013 - 21:46
Espero ver columnas tan largas para hablar de problemas internos como las que hacemos para hablar de lo que deberían hacer o no hicieron los vecinos
Opinión por:

unomas_conelminimo

Lun, 03/11/2013 - 17:19
No se le debe olvidar a la gente que Darío Avecedo fue comunista maoista en los 70's. Ahora, cómo es que piensa el profesor hoy?
Opinión por:

unomas_conelminimo

Lun, 03/11/2013 - 17:14
Debo ser muy sincero señores foristas, esta columna me huele a Azufre (S). Y para más coincidencias, el error futurista de la cita de la Revista Analítica "(6/06/2016)" qué quizo citar el profesor Avecedo?. Profesor Darío Avecedo, historiador de Azufre (S).
Opinión por:

Alejandro Vélez

Lun, 03/11/2013 - 17:10
Entre 1998 y 2011, la pobreza en Venezuela bajó de 43% al 26%. La pobreza extrema, del 17% al 7%. Las personas con derecho a pensión aumentaron en un 484% (sí, 484, no es error de digitación). El presupuesto para salud pública pasó del 1.5% del PIB al 2.21% y el consumo de alimentos creció en un 27%. Chávez cometió muchos errores, pero nos habrían servido muchísmo más dos cuatrienios con él que con el patrón de Acevedo.
Opinión por:

Alejandro Vélez

Lun, 03/11/2013 - 16:58
Que sepamos, Chávez no tuvo un ejército privado de paramilitares para extorsionar e intimidar a los votantes. Que sepamos, no se rodeó de militares estilo Rito Alejo del Río y Santoyo, asesinos ya encarcelados y que delinquieron con la complicidad del presidente. Ni trató de terroristas a los jueces de la nación, y a los indígenas y a los trabajadores. Chávez era lengüilargo pero nunca llegó a la bajeza de "le doy por la jeta marica". Que se sepa, nunca tuvo delincuentes comunes en Palacio negociando cómo desprestigiar a las Cortes. El columnista Acevedo critica a Chávez, pero su ídolo Uribe fue mucho peor. No reconoce lo que hizo Chávez por los pobres de Venezuela, pero hay cifras inobjetables. Nada objetivo el artículo y poco honrado el articulista.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 15:48
La carrera de Historia de la Universidad Nacional se dividió -y a juzgar por esta columna y la de Osuna 'Buenos bronces a Ch."- entre los seguidores de un estilo Germán Arciniégas (o el de los cuchitos de las academias departamentales de Historia) y los adeptos a Foucault (por poner un nombre a una nueva manera de hacer historia). Los unos creen que solo se puede historiar lo que se ve, huele y oye (una suerte de historia sensitiva), los otros son herederos de los maestros o profetas de la sospecha (Nietzsche, Marx y Freud). Puestos estos últimos en una hereje exageración, como dicen los pela'os y los taxistas de Medallo: "no le copiamos a nadie". In others words: el lenguaje es encubridor, no nos dice lo que dice. Pero trabalenguas incluido, hay que tener un poco más -un algo más- de lo
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:12
la sabia prevención de taxistas y pela'os: primero, no se puede hacer historia del futuro (como pretende Osuna); segundo: como diría nuestro inolvidable maestro Toño Restrepo : el problema no es seguir a estos o aquellos, la cuestión es atreverse a pensar la historia y no, en general, a reiterar los mismos lugares comunes, los mismos prejuicios. Para Toño nada era verdad absoluta, seguridad total, punto de llegada, origen, nada era indiscutible, todo debía estar sometido a cambios y siempre debía ser repensado.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:11
¿Cuál es pues el punto? Este: la eyaculación precoz de la politología oficial colombiana, la de micrófono y papel, le dio por hacer un juicio definitivo al muerto. Partiendo compulsivamente con el parangón: ¿quién la tiene más larga y gruesa: nosotros o los vecinos? Lo encubridor del lenguaje: para Osuna: el muerto no era un tipo decente porque insultaba la dignidad la patria al insultar al engendro que fungió de Ejecutivo 2002-2010.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:10
Una anécdota para saber de qué se habla cuando se habla de lo que el lenguaje encubre: En la Facultad de Minas (UNal-Medellín) un ingeniero burgués de la alta clase antioqueña, Peter Santamaría, formado en Estados Unidos –que no tiene ninguna simpatía por la izquierda- no se aguantó porque en Minas le pusieron un busto de Camilo Torres. No se aguantó y trató de quitarlo y hubo huelga y finalmente logró una transacción para pode vivir tranquilo; finalmente tuvieron que llevar el busto para la sede central de la UNal porque a gente como Peter Santamaría le parecía muy horrible:
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:08
Santamaría proclamaba que un busto (el ‘bronce’: un "Buen bronce a Camilo"), puesto a la vista de todos, diariamente, incitaba a dejar los libros, a coger el fusil y el camino al monte: lo que aquí el lenguaje encubre es: “¡Qué peligro que las ideas no se queden en meras ideas... qué tal que les vaya a dar a la gente de pasar de la teoría a la parxis…¡ni pu’el diablo!!”
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:04
La pregunta que una puede hacerse aquí no es si el muerto vecino va a ser o no mito, canonizado o no. Lo que no queda duda es que Laureano Gómez está vivito y coliando: algunos hoy siguen con la misma cantinela de hace 65 años: "Colombia ha sido subvertida por el comunismo internacional". Lo charro del cuento es que los liberales que, en su momento, se enojaron (el color rojo es liberal y comunista) eran tan fanáticos en su oposición al comunismo como el mismo ‘Monstruo’: tanto así que Carlos Lleras llegó a trabajar asiduamente para sacar a los comunistas del sindicato más grande del país, de acuerdo con los deseos de EEUU.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:03
Mª E. Bonilla apura la eyaculación y hace "objetiva" su descripción del negro bembón cuidando su latente racismo al citar palabras del mismo muerto: “labios carnosos y la piel de zambo criollo como él mismo se describía orgullosamente”. Osuna, más prevenido, se suma a la celosa guardia que cuida el diseño social: “La lucha de clases fue su legado. Reivindicación popular sí, pero fundada en el odio y el desafío, para desestabilización de los estados”.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:02
A más de 200 años de la independencia política de América Latina, lo que no deja de sorprender de estos queridos columnistas es el desconocimiento general que ostenta la intelligentsia andina frente a la tradición de las culturas ancestrales del continente. Pareciera que el lugar de dichas culturas hubiera sido fijado por el rechazo y el desprecio en contra de toda forma de “pensamiento” no occidental.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 17:00
Aunque opacada por estos servidores de la opinión pública: la pregunta está viva: ¿tal desprecio – racista y etnográficamente reiterado e históricamente precipitado- no es más que una estrategia para continuar la dependencia cultural del primer mundo y sus doctrinas políticas, económics, estéticas?
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 16:56
A pesar de lo que se dice corrientemente sobre la igualdad de las personas, persisten prejuicios en torno a la raza a la que puedan pertenecer y, por lo tanto, distinciones al momento de reconocer sus derechos. Las pautas que sirven de base para el funcionamiento los estados y de estos entre sí tienen relación con la división misma que se hace de la población de un país en etnias.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Lun, 03/11/2013 - 16:55
Aspectos como la titularidad del territorio, la propiedad de los medios de producción (la tierra, el agua, los hidrocarburos, etc.) así como el dinamismo de los mercados y el destino de la economía financiera pueden tener hoy por hoy su origen en la idea de raza que se tenga en un momento cultural dado. Es conveniente entonces advertir la naturaleza de la relación entre el concepto de raza y la política.
Opinión por:

AQUILESCOMENTO

Lun, 03/11/2013 - 15:14
Darío, excelente artículo. Sobra cualquier comentario.
Opinión por:

chisciottino

Lun, 03/11/2013 - 16:54
Si es un " excelente artículo y obra cualquier comentario. " simplemente NO comente.
Opinión por:

Valladolid

Lun, 03/11/2013 - 14:58
Se puede decir más alto pero nunca más claro. Yo sí soy creyente pero creo que el Vaticano ha desvirtuado para beneficio propio las enseñanzas de Cristo a través de los siglos. Benedicto XVI debe haber llegado a la conclusión de que solo a través de un violento remezón la Iglesia puede volver al camino correcto. Se busca un Papa con energía y dispuesto a jugarse la vida en contra de una burocracia mastodóntica y un sinfín de intereses creados. De ello dependerá el futuro de Ella.
Opinión por:

aquiestoyo

Lun, 03/11/2013 - 14:28
Otr preguntica: por qué está bien que USA regale dinero, armas, equipos de guerra (ej: Plan Colombia) a muchos países (solo a Israel le dona mas de 3.000 millones de dólares anuales) y por qué está mal que Chávez hubiera apoyado y regalado petróleo (que tiene reservas para 200 años) a muchos países hermanos que estaban pasando penurias?...
Opinión por:

aquiestoyo

Lun, 03/11/2013 - 14:23
Una pregunta... por qué esta bien que en países desarrollados el Estado regale dinero (subsidio) a las personas mientras están desempleadas para que cubran sus necesidades básicas y por qué esta mal que lo hiciera Chávez?
Opinión por:

alvaroaocampog

Lun, 03/11/2013 - 11:50
Buen análisis, Don Darío.
Opinión por:

laurika

Lun, 03/11/2013 - 11:36
Quién sabe si a este holgazan le ha tocado echar pico y pala y que lo exploten inmisericorde como pasa en locombia, que no hay de qué hacer un caldo.
Opinión por:

laurika

Lun, 03/11/2013 - 11:35
Uno se pregunta si este holgazan trabajó algún día para ganarse el pan.Cuántos años viene holgazaneando este tipo para venir a tirárselas despues de viejo astroso de politologo de penúltima hora?Quién sabe de qué feudo podrido y decadente viene este especímen a besar la llaga de los poderosos?
Opinión por:

Bruja de Salem

Lun, 03/11/2013 - 10:48
Casi todos los que escriben aquí desde qué frentes de las Farc-santes escribirán? aprovechen guerrilleros que este gobierno les volvió a dar vida, este es el momento de tomarse el poder tan anhelado, pues de todas formas ya son el más grande cartel de drogas del mundo y con la ayuda de Maduro tienen todas las de ganar, terroristas asesinos h.p!
Opinión por:

PGH

Lun, 03/11/2013 - 10:35
Profesor Acevedo Carmona, es usted el mismo autor de "La mentalidad de las élites sobre la violencia en Colombia"... se lo pregunto, porque con sorpresa he leído varias columnas suyas y no consigo encontrar al mismo autor de ese libro tan esclarecedor. Respeto sus opiniones políticas, mas me parece incoherente su actitud pública como columnista con los interesantes resultados de su pesquisa. Suena usted como uno de aquellos artículos y caricaturas que analizaba en su libro... le recomiendo, además se informar sobre O'Grady: The Caudillo and the columnist, por Belén Fernández en Al Jazeera.
Opinión por:

Amonoi

Lun, 03/11/2013 - 10:34
Lo único interesante de esta columna es poder percibir como se ve el mundo desde una mente de extrema-derecha. Para el derechista la opción por los pobres es clientelismo, y la opción por los ricos es "excelente gestión". Ya sabemos en que gastaba Chávez los petro-dólares, ¿sabe Ud. en que los gasta el gobierno Colombiano?, ¿le interesa decirlo?, por supuesto que no, nadie golpea con un garrote las narices de su patrón.
Opinión por:

carlos hugo

Lun, 03/11/2013 - 10:31
Don Darío: excelente su artículo, cuyo contenido se complementa muy bien con el que Mario Vargas Llosa publicó ayer en El País de España: "No hay que dejarse impresionar demasiado por las muchedumbres llorosas que velan los restos de Hugo Chávez; son las mismas que se estremecían de dolor y desamparo por la muerte de Perón, de Franco, de Stalin, de Trujillo..."
Opinión por:

JDNA

Lun, 03/11/2013 - 12:21
No creo que sean los mismos, zoquete, porque esas otras pobres personas de America Latina ya deben estar muertos.
Opinión por:

leticiamaria

Lun, 03/11/2013 - 10:26
Excelente columna.. lo insultos al periodista son comunes de quienes no saben razonar.. igualitos a maduro, donde no ven contrincantes si no enemigos....
Opinión por:

JDNA

Lun, 03/11/2013 - 12:33
Periodista? JAAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!! Es un pobre godo delirante!
Opinión por:

flecha veloz 1943

Lun, 03/11/2013 - 10:04
Era predecible semejante filípica. Lo que sí asombra es esa capacidad para el chisme barato: no me imagino que con la cantidad de personas, incluyendo presidentes de varios países que vieron el cadáver de Chávez, ninguno se atreviera a decir que NO era el difunto que vinieron a ver, como insinúaron "comunicadores " españoles a quienes sigue al pie de la letra este señor. Y al tratar de realizar un análisis de lo que dicen unos y otros es algo que el tiempo facilitará. Por lo pronto se nota que le achacan a Chávez lo que hicieron por estos lares. Jamás, hasta hora, se habló de Falsos Positivos, de crímenes de lesa humanidad, del amancebamiento entre narcoparamilitares con ministros , con el mismo jefe de estado , con el Ejército; de que halla convertido el Cuerpo Diplomático en el eden
Opinión por:

flecha veloz 1943

Lun, 03/11/2013 - 10:30
soñado por personajes con deudas con la Justicia y con la decencia. Chávez tal vez falló en darle educación y salud a sus conciudadanos, en aumentarles el salario mínimo en un 30 % ( por acá se quejan los colombianos desagradecidos a que tan sólo les aumentaron el fabuloso 3.8%, así es la chusma). Según ustedes ese dinero debe utilizarse para asis tir a los pobrecitos banqueros , a cubrir el hueco que abrió INTERBOLSA (esos capitanes de industria), a los cafeteros, a los explotadores mineros y a pagar periodístas (! libertad de prensa ya !). Y los cementerios de Venezuela no dan a basto para enterrar opositores. La verdad sr. profesor es que esperabamos sus luces sobre este asunto de Chávez, algo reposado, académico, pero no salió con sartal de chismes de cocina. Que vaina.
Opinión por:

ovejanegra

Lun, 03/11/2013 - 09:59
Increíble la manera como la vejez atrofia el cerebro de los que se auto-identifican como analistas políticos y de coyuntura. Si esta clase de análisis es el que se gesta en las mejores academias colombianas, "apague y vámonos"!!!
Opinión por:

Contradictor

Lun, 03/11/2013 - 09:39
No alcancé a leer el primer párrafo.- De antemano sabemos lo que este sesgado seudocolumnista dirá en el resto de su largo panfleto.-
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 03/11/2013 - 08:51
Por supuesto que hay que evaluar en forma fría el gobierno de Chávez y su legado, PERO a diferencia de sus vecinos de Colombia no dejó el país sembrado de masacres, desplazados, desaparecidos, fosas comunes y falsos positivos.
Opinión por:

Cecilia Zarate

Lun, 03/11/2013 - 08:36
Solo con citar a Anastasia O'Grady fué suficiente para dejar de leer lo que dice este individuo. Esa mujer está muy desacreditada. Casi que por cada columna que escribe en el Wall Street Journal, se tiene que disculpar por el sartal de mentiras que dice. Un dia no lejano el WSJ va a tener una demanda grave por tener escribiendo a semejante columnista tan irresponsable.
Opinión por:

JDNA

Lun, 03/11/2013 - 08:06
Asqueroso, como todo lo que escribe este pobre pincher amaestrado por la temible Mano Negra. Sujeto soez y ruín es este godo recalcitrante que no duda en arrancar su patética égloga con una ofensa al Señor Presidente Nicolás Maduro, legítimo heredero del poder, y futuro presidente elegido democráticamente, para tristeza de escuálidos allá y uribestias recalcitrantes acá. Qué otra reacción podría esperarse de un ser ruín y mendaz como este sujeto que funge como columnista? Qué otra malinterpretación de la realidad política del país vecino podría esperarse de este troglodita anencefálico? Aunque Chávez no era totalmente de mis afectos, siempre me causó admiración su forma de hacer las cosas, con chambonería y una buena dosis de estupidez, pero con mucho corazón y carisma. Aunque....
Opinión por:

JDNA

Lun, 03/11/2013 - 08:22
su modelo socialista en apariencia hace aguas, la verdad es que analizado por verdaderos conocedores, sostienen que ese país tiene las herramientas necesarias para mantener por largas décadas su estructura actual dle Estado Benefactor. Qué diferencia hay acaso entre ese "derroche" de recursos, y le economía de "piernas abiertas" a la explotación inmisericorde por parte de los extranjeros que permite nuestro neoliberalismo ramplón? No es este, nuestro modelo, un ejemplo más patético de explotación y pauperrimización de la clase trabajadora? y de qué nos ha servido? Para qué esta narco-republiqueta regala sus recursos naturales? Para sufrir las "mieles" de la Enfermedad Holandesa? Será que es mejor padecer esa situación en la economía? Y cuándo se acaben, o trasladen las maquilas...
Opinión por:

Alfredo Ospina

Lun, 03/11/2013 - 07:52
Difícil mezclar el término "santidad" en el siglo XXI, pero no falta a quién se le ocurra. En cambio, conceptos como "diabólico" o "demonio" si fueron y son utilizados por los contradictores y enemigos de Hugo Chávez. Más que sus discursos y forma de decir, lo que le trajo tanto enemigos fue su actuar. Poner la riqueza nacional al servicio de la educación, la salud y la integración de un continente es un delito imperdonable, y eso es evidente en las expresiones de políticos y periodistas de tendencias muy claras. Parece casi natural que las riquezas de nuestros países no se destinen al mejoramiento de la calidad de vida de los más necesitados, pues el saqueo es la orden imperial, y los mayordomos de cada país se muestran dispuestos al saqueo, y columnistas al encubrimiento.
Opinión por:

verdevivo

Lun, 03/11/2013 - 07:19
El Espectador está dispuesto a publicar CUALQUIER COSA como columna de opinión... de nuevo una adoratriz de uribe se hincha y se alborota con una muerte, como un buitre ávido de carroña. Llama la atención cómo el extremo uribismo se viene integrando con desechos del sindicalismo, al estilo de Mussolini: son este tipo de dogmáticos resentidos los dispuestos a ser la masa de un nuevo populismo fundamentalista disfrazado de "puro centro democrático" para distraer al incauto, ni democrático, ni centro, ni mucho menos "puro", con todos sus posibles alfiles en la cárcel o prófugos de la justicia... El escrito está plagado de : 'por supuestos e indiscutibles', y demás advertencias del DOGMA sin argumento, que vomita sentencias con el fin de re-instalar el miedo, que le urge al viudo ídolo...
Opinión por:

rumbelio

Lun, 03/11/2013 - 05:59
los colombianos como siempre mirando la paja en ojo ajeno perono ven la viga en sus propios ojos este columnista no vio el funeral de este heroe de la patria. sera que los cubanos piensan igual o los ecuatorianos o los nicaraguenses averiguelo vargas. y ya es hora los difuntos se deben respetar una persona medianamente inteligente y con valores eticos o hace pero que van a saber de esto muchos compatriotas que son como las loras repiten lo que oyen.
Opinión por:

Boyancio

Lun, 03/11/2013 - 04:35
Hay que apoyar el mandato de Maduro. Pues en retribución, su gobierno les dará posada a todos los ilusos de las Farc que, un día, batiendo plomo acá, después de ver que ya la parca con su metralla siniestra los tenía en la mira, se fueron para allá. Señor, entretenlos, dales pantalla, mira que a ellos les agrada ese sistema de gobierno; ya que eso por acá...¡jamás!
Opinión por:

kirios

Lun, 03/11/2013 - 03:05
Muy buen articulo y de ahí que sirva para tomar conciencia de lo que significa esta trágica experiencia en Venezuela que coloca a ese pa´si y al contienente en un nivel muy bajo de conciencia poltica y de lucha por los derechos ciudadanos .El caudilismo es del pasado y el culto a la personalidad del gobernante revela un confusión mental muy peliigrosa para el ejercicio civilizado de la democracia.Esto ya ni siquiera sucede en las religiones
Opinión por:

Germinación

Lun, 03/11/2013 - 00:32
¿Este "columnista" no fue el tipo que reemplazó al gorila veneco por cinco minutos y que el imbécil de Pastrana se apresuró a reconocer como presidente? ayyyy jajajajajajajaj ¿de dónde saca El Espectador estos "columnistas"?
Opinión por:

Golconda

Dom, 03/10/2013 - 23:22
El pueblo de America Latina ama a Hugo Chavez..... CHAVEZ POR SIEMPRE!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio