Por: Harry Sasson

A tocar a los intocables

Pues sí, como lo leen: pandeyucas de queso azul. Y sé que lloverán críticas, Pero cuando los prueben, me darán la razón.

Acabo de introducir en mi carta unos extraordinarios pandeyucas con queso azul, y nunca imaginé la respuesta tan positiva que tendrían en mis comensales. Se preparan a la minuta, es decir, justo cuando el cliente los ordena, y realmente vale la pena esperar los 12 a 15 minutos que tardan en el horno. La receta es sencilla: a la clásica y tradicional mezcla de pandeyuca se le agrega una buena dosis de queso azul, y todo cambia. También puede ser queso gruyère, de pimienta o camembert, y ya verán qué ricos resultados. La enseñanza en la receta que les comparto esta semana es muy fácil: tenemos que respetar la tradición, pero eso no significa que no podamos reinterpretarla. Vamos a atrevernos a tocar a los intocables, porque quizá de este ejercicio salga algo tan bueno como este pandeyuca de queso azul.

INGREDIENTES
1.200 gramos de almidón de yuca
750 gramos de queso costeño molido
250 gramos de queso azul (o camembert o de cabra)
4 huevos batidos
40 gramos de azúcar
250 mililitros de agua
300 mililitros de leche
Sal al gusto

PREPARACIÓN
Mezcle todos los ingredientes y amase hasta formar una masa homogénea. Deje reposar durante una hora. Forme bolitas de unos 30 a 40 gramos cada una y acomódelas en una lata engrasada. Lleve al horno precalentado a 400 °F durante 12 a 15 minutos o hasta que las bolitas inflen y doren. Sirva caliente.

[email protected] / www.harrysasson.com

Buscar columnista

Últimas Columnas de Harry Sasson