Por: Tatiana Acevedo

Las opiniones del fiscal

En 2004 Alfredo Correa De Andreis envió una carta al presidente Uribe desde las instalaciones del Das de Cartagena, donde se encontraba recluido.

“Soy Alfredo Correa De Andreis... Me han detenido.. mediante orden de captura por el delito de rebelión, emitida por el Fiscal 33 de Cartagena Demóstenes Camargo.”  Conocemos lo que pasó luego. El DAS (como corroboró la Corte Suprema) actuó en connivencia con el Bloque Norte para inicialmente hacer ver al profesor como un subversivo y proceder a asesinarlo el 17 de septiembre de 2004.

Ocho años después conocemos otras cartas.  Estas, enviadas por Camargo, el entonces Fiscal 33 de Cartagena, a la periodista Claudia Ayola. El funcionario insinúa que Correa habría podido ser condenado: “la razón por la que se precluyó la investigación.. fue por su muerte.. la investigación aún seguia (sic) desarrollandose (sic) y si se hubieran practicado todas las pruebas que faltaban otra habría sido la situación”. 

Frente a los homenajes que se han hecho a la memoria de Correa, el fiscal opina: “En Venezuela hay un monumento a tiro fijo y Chavez (sic) dijo que hasta al diablo se adora en Venezuela, en realidad lo mismo ocurre en Colombia, donde se puede incluso adorar al Diablo, asi (sic) que nada extraño hay en que  se venere a personas que daño le han hecho al pais (sic) como tiro fijo y sus compinches.”

La historia de este crimen dio la vuelta al país. Sin embargo, dentro del propio Estado hay quien hace hoy las mismas afirmaciones que desataron la tragedia de Correa. Entre tanto, la Procuraduría le aconseja a los ministerios de Educación y Cultura que creen cátedras para la preservación de la memoria de las víctimas del conflicto.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tatiana Acevedo