Publicidad
Armando Montenegro 9 Feb 2013 - 11:00 pm

Orquesta desafinada

Armando Montenegro

El manejo de la economía involucra áreas que van más allá de los asuntos fiscales, monetarios y cambiarios. Cobija, entre otros, la política comercial, los temas mineros, el transporte, la educación, para no mencionar la estabilidad de las reglas de juego, las normas y la seguridad física de las personas y sus bienes.

Por: Armando Montenegro
  • 72Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/orquesta-desafinada-columna-403876
    http://tinyurl.com/mg94pws
  • 0

La coherencia en la conducción de temas tan diversos y complejos se logra por medio de las ideas compartidas, la convicción de la necesidad de la armonía de los distintos sectores —eso que en los escritos conspirativos se llama el “modelo”— y, en la práctica, a través de los programas de gobierno y la coordinación de los distintos miembros de la administración y los equipos económicos.

Cuando esa coherencia se pierde, así sea por un momento, se produce desconcierto. Los observadores, acostumbrados a unos consensos, unos lenguajes y unas decisiones coordinadas, se preguntan si ha cambiado la partitura o si se trata de un error de un músico díscolo que pierde el compás y mete la pata.

Esto fue lo que sucedió con la política comercial. Después de años de búsqueda de tratados de libre comercio, de pronto, se comenzaron a repartir, con afán, medidas proteccionistas y subsidios sectoriales. Muy rápido, como es natural, se formó una fila de solicitudes. “¿Por qué no a mí?”, parecería ser la consigna de los sectores ignorados (los arroceros se lanzaron a la calle a pedir protección, pocos días después de que se decretaron auxilios monetarios para los cafeteros).

La OECD señaló muchas de estas discordancias. En el campo de las telecomunicaciones, por ejemplo, indicó que en Colombia, un país que supuestamente promueve la competencia y la defensa del consumidor, se ha consentido una de las mayores concentraciones de la telefonía celular del mundo, con un notable perjuicio para los usuarios.

Y a raíz de la falta de competitividad de la industria colombiana, golpeada por la revaluación, se subraya el problema de las altísimas tarifas eléctricas. Los expertos saben que la solución no es subsidiar esas tarifas, sino establecer una regulación que evite la colusión y la cartelización y garantice la libre competencia en esos mercados.

Ante el desafine y los ruidos contradictorios, el Gobierno ha tratado de restaurar el orden. Ha señalado que las gabelas son excepcionales e insiste en que no permitirá que se instaure el reino del lobby y el tráfico de aranceles. Los economistas del Gobierno saben que el aumento de tarifas y la repartición de medidas proteccionistas tienen, en conjunto, un agudo efecto revaluacionista, pues inducen la caída de la demanda de dólares. Lo que puede ser útil para unos pocos privilegiados, es dañino para todos.

Falta ver cuál es la reacción de las autoridades económicas ante tantos y diversos señalamientos por parte de los economistas de la OECD.

Cuando se pierde el compás, lo que se requiere es volver a la partitura y hacer que los jefes del equipo económico, los directores de la orquesta, el ministro de Hacienda y el DNP opinen con fuerza sobre asuntos que tocan temas de otras carteras y exijan la coherencia global de todo el manejo económico. De otra forma, si cada ministro sectorial continúa desarrollando su propia repartija de favores, se seguirá observando un conjunto desafinado y caótico y, necesariamente, los perjudicados seremos todos los colombianos.

  • Armando Montenegro | Elespectador.com

  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Incautan 364 kilogramos de cocaína entre Cartagena y Barranquilla
  • Nina Dobrev sería el nuevo amor de Orlando Bloom

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
  • James Rodríguez sería nuevo jugador del Real Madrid
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio