Publicidad
Luis Carvajal Basto 15 Sep 2013 - 11:00 pm

Ortega quiere más

Luis Carvajal Basto

Las recientes declaraciones del presidente de Nicaragua, según las cuales San Andrés y Providencia también pertenecen a ese país, confirman que el fallo de La Haya es inaplicable.

Por: Luis Carvajal Basto
  • 89Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/ortega-quiere-mas-columna-446595
    http://tinyurl.com/mu3bneh
  • 0

Las palabras de Ortega son una amenaza pero también una advertencia: algo como decir que si Colombia no lo aplica inmediatamente nos puede ir peor. Ya sabemos que lo mismo ocurriría si lo hiciéramos, lo cual confirma que sus pretensiones pasan por una plataforma continental extendida con 200 millas de mar.
La respuesta de Colombia, hasta ahora, no ha excedido la formalidad de los canales diplomáticos y el derecho, sin descuidar un natural ingrediente político: se trata de obtener tiempo para actuar y restarle presión a lo que, evidentemente, es un fallo incomprensible que además se ha producido en un año preelectoral. Colombia, en verdad, no ha expresado la manera en que el fallo se acatará pero tampoco que no lo va a hacer, lo cual es perfectamente posible.
Este caso es un ejemplo, uno más, de la “desactualización” de un orden jurídico internacional establecido en la posguerra, confrontado con las realidades de la globalización. Sin que implique tomar partido frente a la intervención en Siria, la misma semana anterior, para recordar un evento cercano, el presidente Obama debió consultar a los gobiernos europeos acerca de la necesidad de una respuesta a presuntas atrocidades del régimen Sirio, ante la imposibilidad de hacerlo en el consejo de seguridad de Naciones Unidas, lugar donde los intereses de Rusia y China bloquean cualquier iniciativa. La renuencia de los gobiernos y la opinión pública en Europa y algunos tropiezos en el parlamento norteamericano han impedido, hasta ahora, los bombardeos, pero no el consejo de seguridad.

La realidad política internacional suele superar, ahora muy de seguido, lo que sugieren unos preceptos teóricos e Instituciones construidos en la década de 1940 que, muchas veces, ya no resultan suficientes. Con ello no se trata de incitar a la barbarie siendo, apenas, un reconocimiento de sus limitaciones. Los Estados Nacionales, por estos días, deben recurrir, con frecuencia, a respuestas de corte pragmático, teniendo en cuenta su evidente debilidad que tiene origen en la pérdida de credibilidad en la política y en las dificultades presupuestales. En casi todas partes los ciudadanos no quieren pagar impuestos pero requieren todo tipo de soluciones por parte de un Estado debilitado.

Si asumimos la situación con realismo debemos reconocer que, salvo por el fallo, para Colombia las circunstancias externas no son tan complejas como las internas: El gobierno de Nicaragua tiene un bien ganado prestigio de expansionista y pendenciero que, por ahora, le da réditos en la situación política interna, pero ha motivado también reclamos de Costa Rica y Panamá, sus habitualmente tranquilos vecinos.

Las expectativas de Ortega deben estar fundadas en la solidaridad de los países del Alba con los cuales se puede llevar sorpresas, dados los vínculos históricos, económicos, comerciales etc. de Colombia con Venezuela y Bolivia. En un hecho de diplomacia positiva, la semana anterior, por ejemplo, Colombia negoció con Venezuela exportaciones por más de 600 millones de dólares, a pesar de sus dificultades cambiarias y de pagos. No parece tampoco que la misma Cuba esté dispuesta a “entrometerse” a fondo en unas diferencias entre terceros.

Pero Ortega conoce de las diferencias políticas internas en Colombia, que han ocasionado desidia en la política exterior, y se aprovecha de ellas. Existen, sin duda, “responsables” del fallo, pero no parece el momento indicado para iniciar un juicio de irresponsabilidades. Si Ortega aprovecha nuestra circunstancia preelectoral y el momento de las negociaciones de Paz, no podemos “ayudarle”. Nuestra respuesta no puede ser más que una de Estado y resultaría incomprensible que actores políticos, en otro acto de canibalismo electoral, siguieran usando el fallo para ganar protagonismo o abrirse camino en las próximas elecciones.


Herejesyluis
Posdata: La noticia según la cual la asamblea de San Andrés sugiere reclamar la costa de mosquitos, perteneciente a Colombia hasta 1830 y lugar en que, por cierto, sus habitantes viven, lamentablemente, en peores condiciones que nuestros compatriotas, es una consecuencia de la actitud desaforada del presidente Ortega.

  • Luis Carvajal Basto | Elespectador.com

  • 0
  • 7
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Fuertes lluvias afectan a El Banco, Magdalena
  • Golazo de Juan Román Riquelme elimina a Racing de la Copa Argentina
  • Roban un carro de los parqueaderos del Congreso

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
7
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

sabueso

Lun, 09/16/2013 - 20:10
sigue la corrupcion n la politica y para tristeza vuelv con mas fuerza el ilegal expres y con ello la nueva marca d pablito y l grancolombiano y para colmos hay mensos que meten hasta el codo para luego como buenos colombianos meter la testa como l avestruz y decir gracias señor porque l patroncito pud volver a la ubrrima campiña y echars sus guarilaquez con las chapoleras y regalar fajitos de billet amen p-ais d mer
Opinión por:

MagoIX

Lun, 09/16/2013 - 15:24
Todo porque un viejito ya caduco( y antepasado de la actual canciller) decidió regalarle a los NICAS ..."La costa de mosquitos" vea usted sin consultar con nadie ALA ...así de cachacos eran estos viejos...esas tierras malucas no sirven para nada Ala...( No sabían para que sirve el petroleo y sus derivados)
Opinión por:

machete111

Lun, 09/16/2013 - 10:34
mientras los tintos , que la armada ejerza soberania en el meridiano 82 ; que lo podamos corroborar y que los medios , dejen esa mediatica propaganda de mostrar a diez soldados dizque ejerciendo soberania en Serranilla , lo cual ya han mostrado en varias oportunidades ; los cayos no son el problema ; el problema es la unidad integral del archipielago y los 75.000km2 de aguas , que la haya le quiere vender al pedofilo y sus complices , que no nos quieran meter el dedo a la boca , mas parecen medios al servicio del pedofilo o comunistas
Opinión por:

Sariato

Lun, 09/16/2013 - 08:42
Seguramente Noemí Sanin tiene mas pantalones para resolver este asunto,que el pusilánime de Santos. Ya se ven muchas caricaturas del presidente, donde se burlan de el por la falta de esta prenda y algo mas.
Opinión por:

Hoax

Lun, 09/16/2013 - 09:02
Ese no es el problema.Lo de Nicaragua pasó debido a que las élites colombianas han subestimado tanto a ese país y otros, que creían imposible un fallo adverso. Este fallo solo representa otro desacierto más en la larga lista de cosas mal hechas que nos definen como la democracia más no sé qué del continente.
Opinión por:

ventorrillo

Lun, 09/16/2013 - 02:27
Ahora nicaragua reclama para si una provincia costaricense que anteriormente fue nicaraguense pero adirio a costarrica, con toda segurida la corte de la haya tendra que dar fallo a fovor de nicaragua despues de este antecedente jurisprudencial, pero si colombia reclama la costa mosquita que alguna vez fue territorio colombiano seguramente fallara en contra de colombia,,La magistrada china que fue determinante en el fallo contra colombia deberia manifestarse respecto a la soberania del pueblo tibetano cuyo territorio fue anexado por china a finales de los 50s, con toda seguridad a este caso tampoco aplica su jurisprudencia. siento que hay un complot para asaltar la soberania colombiana.
Opinión por:

ventorrillo

Lun, 09/16/2013 - 02:17
El fallo de la haya en contra de colombia es una expropiacion, que obedece a los interses chinos en la region a travez de nicaragua, es un acto de pirateria que desafia el derecho elemental, afecta a terceros paises, desconoce tratados preexistentes, siembra insertidumbre, inestavilidad e indignacion, sienta una jurisprudencia que permite asaltar y bulnerar la soberania ejercida con legitimidad alterando las buenar relaciones regionales pues despues de esto ningun pais estara seguro respecto a su vulnerabilidad territorial pues ya ni los tratados y ni la soberania ejercida legitimamente es garantia territorial.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio