Publicidad
Javier Moreno 18 Ene 2013 - 11:00 pm

Paradojas antinarcóticas

Javier Moreno

Una paradoja es una cápsula de absurdo. Dependiendo del grado de absurdo, algunas paradojas son resueltas mediante la modificación del sistema que las hace posibles y otras son toleradas como realidades incómodas pero necesarias.

Por: Javier Moreno
  • 53Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/paradojas-antinarcoticas-columna-397356
    http://tinyurl.com/ltvuekn
  • 0
insertar

Un ejemplo del primer tipo es la paradoja de Russell. Los primeros intentos de formalizar la noción de conjunto no eran suficientemente rigurosos y era posible considerar el conjunto de conjuntos que no se contienen como elemento a sí mismos. Este conjunto es paradójico porque se contiene como elemento sólo si no se contiene como elemento. Absurdo. El sistema era inconsistente. Para solucionarlo, los matemáticos añadieron restricciones en los axiomas que impidieran la existencia de un conjunto así.

Un ejemplo del segundo tipo es la paradoja de Banach-Tarski. Un argumento formal estricto permite demostrar que es posible tomar una esfera, partirla en un número finito de pedazos (muy complicados, eso sí) y usar estos pedazos como un rompecabezas tridimensional para armar dos esferas iguales a la original. De nuevo absurdo, parecería, pero los matemáticos (o al menos el sector más influyente) han decidido que es conveniente permitir que viva. Negarlo implicaría negar propiedades de los conjuntos que son consideradas fundamentales.

¿Suena muy abstracto? Intentemos algo más concreto. Una entrevista del comentarista político Jon Stewart a Stanley McChrystal, quien era hasta hace poco comandante de la coalición de fuerzas de ocupación en Afganistán, ofrece dos ejemplos anidados (uno explítico y el otro implícito) de paradojas de la vida real relacionadas con la llamada guerra contra las drogas.

Cuenta Stewart que en su visita a Afganistán hace algunos años sobrevoló el país y entre las montañas vio extensos cultivos de amapola. El militar que lo acompañaba le explicó que los campesinos la cultivan, cosechan la pasta de opio y las milicias se la compran y luego la venden en Paquistán para financiar su resistencia. Stewart preguntó que por qué no queman los cultivos y laboratorios para prevenir eso y le explicaron que la amapola era la base de sustento de los campesinos y ellos no podían quitársela. Esa es la política. La paradoja explícita es que esta inacción protege pasivamente el medio de financiación de los grupos que se oponen con violencia a su presencia.

McChrystal le explica a Stewart que, como en la paradoja de Banach-Tarski, esto debe ser tolerado: en zonas sin seguridad, el campesino siembra amapola porque no tiene otra opción, su decisión es práctica y no moral, y la ocupación no quiere ponerlo en una posición desesperada que lo lleve a colaborar activamente con el enemigo (o unirse a él), aumentando así el riesgo de las tropas. Claro y contundente.

La paradoja implícita, que Stewart no nota, es que en países como Colombia la política promovida desde Washington es casi exactamente la opuesta y las potenciales consecuencias negativas que McChrystal señala con tanta claridad son la realidad cotidiana. El operativo que terminó con el secuestro del periodista Romeo Langlois y la muerte en cámara del valiente Sargento José Cortez tenía como propósito destruír laboratorios desechables de pasta de coca. Destruyen dos, uno de ellos abandonado, antes de ser emboscados y masacrados. Nadie confía en ellos y ellos no pueden confiar en nadie.

Como dije antes, hay paradojas que deben ser toleradas y otras que exigen ser resueltas. ¿En qué categoría cae esta? ¿Cómo se justifica su existencia? ¿Por cuánto tiempo más debemos seguir resignados a políticas absurdas que ponen en riesgo a los militares y policías colombianos y dificultan en general la presencia estatal en el campo sólo para ser el país-soldado más obediente y sacrificado de una batalla perdida?

La guerra contra las drogas no es un sistema consistente. Necesitamos reconsiderar sus axiomas con urgencia.

http://finiterank.com/notas

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Sharapova perdió ante Wozniacki en el debut del Masters de Singapur

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

titalivia

Dom, 01/20/2013 - 19:03
Una paradoja el artículo de su columnista etore Abad facho lince. Nos mando a todos a doparnos a ver si lo que nos falta pa ser más creativos es eso!
Opinión por:

librepensador

Dom, 01/20/2013 - 04:22
Un artículo brillante. Mis felicitaciones Javier Moreno.
Opinión por:

xirin

Sab, 01/19/2013 - 15:59
Axiomas y paradojas para resolver o, simplemente ignorar. Tanto darle vueltas al asunto, para finalmente concluir, que ese negocio tiene mucha tela para cortar, y que son los gringos finalmente los que mueven el mercado: el glifosato, las armas, la plata, todo, para perpetuar el negocio. Qué tal que ellos mismos la produjeran, Dios mio.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 01/19/2013 - 05:15
Por ese pase que te cojo, mi estimado bollo limpio mal amarrado, se ha visto últimamente, en las incautaciones, a militares trasportando droga. Pero como se trata de casos aislados que no se ponen de acuerdo, nos trae a la memoria, la cantidad de falsos positivos del aquel ayer siniestro de la Seguridad Democrática, y todo, nene, ...¿por el billete será? y sin saberse los que han pasado por los retenes como el cabo por su casa, para llegar a la quinta del general con el alijo patriótico...¡ayyyy!
Opinión por:

suesse

Sab, 01/19/2013 - 16:47
Si ese "Imperio del Mal" contraataca, ahi si que toca...o apague y vámonos, o quedémonos, pero a defender como hombres lo que es nuestro!! Y como toca!!
Opinión por:

karissa

Sab, 01/19/2013 - 06:14
Aquel ayer siniestro y posible futuro siniestro si la torpeza y masoquismo de los colombianos lo quieren. ¿Acaso no anda con ínfulas de senador ese del ayer siniestro? ¿Y Pachito el electrocutador pretendiendo la Alcaldía bogotana?. Tras de que tá uno como tuno, todos recontra uno, y Bruno encima di uno, ¿cómo se pondrá uno?
Opinión por:

Condoricosas

Sab, 01/19/2013 - 03:10
Otra paradoja es que el ministerio del medio ambiente o los organismos de control no cuestionen el programa de fumigaciones con glifosato, que ya dura 28 años. ¡Ya van 28 años de estar arrojando veneno sobre Colombia, lo cual viola todo sentido común y consideración científica! Un programa que perjudica a los campesinos pobres y no realmente a los traficantes, que destruye el medio ambiente y la salud de las personas. Escandaloso, aberrante, inaceptable y sin embargo de eso ya nadie habla. Así a nadie le importe, exijo desde aquí el fin inmediato de las fumigaciones.
Opinión por:

suesse

Sab, 01/19/2013 - 16:45
Condoricosas, existen estudios que relacionen la explosión de las cifras de cáncer, aún en gente joven, que está sufriendo este país, en todas sus regiones, con la exposición a aguas y plantas (alimentos) contaminados con glifosato y otros venenos? Me interesaría tener alguna referencia seria sobre ello, porque la verdad, es que es claro que lo que ocurra con la gente de un país "paria" como este, al mundo, no le interesa. Afganistan es otra cosa, no hay que olvidar que rusos ya tambien trataron de controlarlo, y no pudieron. Y sigue siendo estratégico para europeos y gringos. Locombia? Aun no. O no. Y lo peor, es que tampoco es importante ni para sus propios "gobernantes" ni ciudadanos..
Opinión por:

Condoricosas

Sab, 01/19/2013 - 05:43
Pero incluso si se embolsillaban el dinero del combustible, ¿qué hacían con el glifosato? ¿Lo tiraban a la alcantarilla? Y ya todos sabemos a donde van a dar las alcantarillas: a los ríos. Como sea el programa de fumigaciones con glifosato es nefasto.
Opinión por:

Boyancio

Sab, 01/19/2013 - 05:18
Ni te creas mucho, que la fumigación se convirtió en un negocio. Los gringos mandaban el billete para la gasolina de los aviones, y al hacer ajuste de cuentas, las zonas fumigadas eran unas muy diferentes a lo que veían ellos por medio de sus satelites. Nunca se llegó a cifras mas o menos aceptables, al parecer, sea como caso aislado, namá, no se fumigaba a lo bien, sino que se embolsillaban el dinero del combustible,,,¡ayyy!
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio