Publicidad
Armando Montenegro 4 Mayo 2013 - 11:00 pm

Parafiscalidad en crisis

Armando Montenegro

En estos meses se ha manifestado la crisis de una anacrónica institución colombiana: la parafiscalidad, o sea, la facultad de grupos privados de recaudar tributos y retenciones, que obligatoriamente pagan sus afiliados, para gastarlos con cierta liberalidad y, en la práctica, con escasa vigilancia de las entidades de control, el Gobierno y los propios contribuyentes.

Por: Armando Montenegro
  • 12Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/parafiscalidad-crisis-columna-420113
    http://tinyurl.com/myfcl4t
  • 0

Síntomas de esta crisis son el paro cafetero, impulsado por quejas de grupos como Dignidad Cafetera de lo que hace y no hace la Federación, y las denuncias del ministro de Agricultura sobre el manejo de los recursos de los ganaderos.

La parafiscalidad es un concepto corporatista, una visión de la sociedad con una larga historia en el país, que se encuentra en los escritos de Uribe Uribe y el padre Félix de Restrepo, e hizo parte del proyecto constitucional de Laureano Gómez. Con la privatización de los impuestos se trata de darles ingresos a ciertas asociaciones, con la idea de que, además de realizar obras y programas de interés de sus afiliados, puedan fortalecerse para participar en foros donde los gobiernos “conciertan” programas y decisiones con los gremios y sindicatos (una idea, entre otros, de Oliveira Salazar).

Este concepto se coló en la Constitución de 1991 por medio de Alfonso Palacio Rudas, un vocero de los cafeteros, con el apoyo de grupos con simpatías corporatistas. Como era de esperarse, después de 1991 proliferaron las leyes que creaban impuestos sobre los productores de una variedad de bienes y les trasladaron cuantiosos recursos a las directivas de numerosos gremios, todo esto, supuestamente, para elevar la productividad, la competitividad y el nivel de vida de los asociados. La experiencia ha mostrado que estas exacciones se han convertido en una de las razones del decaimiento agrícola, pues, sin beneficio alguno para ellos, despojan a los productores de preciosos recursos.

Como lo indicó el ministro Restrepo, con profundo conocimiento de causa, el problema de esta privatización tributaria es que los recaudos en poder de los gremios pueden caer en saco roto, con escasa vigilancia de las entidades de control y, mucho menos, de los contribuyentes afectados.

Ante este problema, hay dos soluciones. La primera, propuesta por el mismo ministro, consiste en introducir una profunda democratización en el gobierno de los gremios (en lugar de elecciones directas de sus jefes gremiales y sus directivas nacionales, hoy en día reinan las elecciones indirectas, controladas desde el nivel central, con frecuencia, con alta influencia de la política) y un reforzamiento de los mecanismos de vigilancia y control (un objetivo utópico por las dificultades para hacerle seguimiento al destino de estos recursos). La segunda consiste en olvidar las ideas corporatistas y, simplemente, acabar con la parafiscalidad. Cuando eso suceda, las contribuciones gremiales tendrán que ser voluntarias únicamente, y los gremios se verán obligados a hacer esfuerzos para atraer y atender a sus afiliados por medio de buenos servicios. El Gobierno, en ese momento, de acuerdo con los planes y proyectos de investigación y extensión agropecuaria, deberá asignar recursos públicos, provenientes de los impuestos generales, para financiar valiosos bienes públicos de interés general y beneficio sectorial. Este sería un avance notable en la modernización del país.

 

  • Armando Montenegro | Elespectador.com

  • 12
  • Enviar
  • Imprimir
12
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Gildán Brunesky

Mar, 05/07/2013 - 08:48
El problema sería cómo asegurar la futura participación del estado, porque lo que se ve por estos días es una fuerte voluntad de aumentar la "desfinanciación" de las entidades públicas.
Opinión por:

opinadorbog

Dom, 05/05/2013 - 23:08
Ese truco desagradable de llamar abiertamente "parafiscales" a esos "impuestos" que se pagan a los gremios, es bajo... Los parafiscales que se conocen como tal en este País son los valores que las empresas por obligación deben pagar por cada empleado y que corresponden a cerca del 4% del salario. Es triste que SENA e ICBF ahora, por obra y desgracia del ministro de hacienda (por cierto hijo de uno de los más infames directores de FedeCafé), han perdido su financiación y están ahora expuestos a que su esencial servicio se vea afectado. Lo cierto es que esos tres elementos, reales parafiscales, ICBF, SENA y Cajas de Compensación Familiar, son entidades que históricamente han logrado una redistribución de ingresos que el Estado no provee. Mezclarlos con el actuar de los gremios es un insulto.
Opinión por:

Gunefa

Dom, 05/05/2013 - 18:02
Al fin estamos descubriendo que el agua moja. ¿A esos cacaos quien los ronda?, ¿ellos mismos? ¿cómo les parece las bellezas de centros de recreación de las cajas de compensación, a beneficio y rentabilidad de quién? ser o no afiliado a ellas cuesta igual, o eufemística y tramposamente se inventan unos precios altos para pregonan que el afiliado paga un pírrico 10% menos; y las pingues ganancias de esas empresas que están permanente refinanciadas, ¿a donde van a dar?
Opinión por:

opinadorbog

Dom, 05/05/2013 - 22:59
La respuesta fácil a su pregunta es: A los bolsillos de aquellos que ganan menos de tres salarios mínimos y por lo tanto son sujetos de "subsidio familiar". A ellos les dan plata por ellos, por sus cónyuges y por sus hijos. De hecho el problema ahí es que calculan al revés y piensan que al tener más hijos les toca más subsidio... Pero no se dan cuenta que esa boca más que alimentar cuesta mucho... Ahora que los "centros recreativos y vacacionales" también son subsidiados, así que usted bien puede ir al Hotel De Colsubsidio en Girardot, al de Cafam en Melgar o al de Confama en Girardota, pagando según su nivel de ingresos unas vacaciones que de otro modo mucha gente no podría financiarse... No todo es malo, y si la caja se maneja bien, las utilidades se reinvierten en los afiliados.
Opinión por:

mamuna

Dom, 05/05/2013 - 15:59
Estoy de acuerdo con la segunda opción que dice el sr periodista porque así lo democraticen en otro gobierno serán otros los intereses y será la misma hístoria. El ganadero no paga la cuota de fomento ganadero y lechero, lo paga el carnicero y los mataderos y por lo tanto los fondos son nido de corrupción. Hay un proverbio que dice: LO QUE NADA NOS CUESTA HAGAMOSLO FIESTA . La ley 101 de 1993 art 29 hasta el 35 dice quienes tienen que pagar la cuota .Lo más sano es ACABAR CON LOS FONDOS GANADEROS.
Opinión por:

mamuna

Dom, 05/05/2013 - 15:59
Estoy de acuerdo con la segunda opción que dice el sr periodista porque así lo democraticen en otro gobierno serán otros los intereses y será la misma hístoria. El ganadero no paga la cuota de fomento ganadero y lechero, lo paga el carnicero y los mataderos y por lo tanto los fondos son nido de corrupción. Hay un proverbio que dice: LO QUE NADA NOS CUESTA HAGAMOSLO FIESTA . La ley 101 de 1993 art 29 hasta el 35 dice quienes tienen que pagar la cuota .Lo más sano es ACABAR CON LOS FONDOS GANADEROS.
Opinión por:

mamuna

Dom, 05/05/2013 - 15:44
Lo mejor que puede suceder es acabar con los tales fondos ganaderos,arruinan a los carniceros y a los mataderos en el país.El aporte que tiene que hacer los ganaderos no lo hacen simplemente porque fedegan se apoya en la ley 89 de 1993 ley esta anacrónica y lesiva para todo el gremio.Dicha ley en art 6 inciso a ,dice que el matadero recaudará la cuota de fomento ganadero Imagínense uds un ganadero que venda x cantidad de ganado y que este a cientos de klm tiene que ir el administrador de ese matadero a cobrarle a todos los ganaderos que negocien ese ganado, cuando la ley dice que es obligación de ellos dar LACUOTA DE FOMENTO .LEY 101 1993 y otras más Al ministro lo faculta dicha ley para que a través de la GUÍA DEL ICA le envíe copia a fedegan para cobrarselo al ganaderol .
Opinión por:

cala53

Dom, 05/05/2013 - 14:03
Otra perla de la constitución del 91 que tanto alaban y que es necesario modificar y corregir ya que allí los avivatos hicieron fiesta.
Opinión por:

Parodi54

Dom, 05/05/2013 - 10:41
Con esos dineros contratan a consultores como usted expertos en el copy paste
Opinión por:

Dalpin

Dom, 05/05/2013 - 18:48
Es que los parafiscales no deben ser, porque es el Esrado quien debe manejar los impuestos. La idea de los parafiscales es idea del dictador portugués Oliveira Salazar.
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 05/05/2013 - 10:20
Vuelve y juega la bolita, la idea de hoy es quitarle la financiacion a los gremios y por ende concentrar el poder en los ministros y en aquellos q los manipulan. Q seria de la zona cafetera sin los fondos del cafe. Vivirian peor q los bolivianos
Opinión por:

Dalpin

Dom, 05/05/2013 - 09:21
Igual PERVERSIÓN existe en el parafiscal impuesto cruzado de la CONTRIBUCIÓN que las empresas de servicios públicos domiciliarios cobran a los estratos 5, 6, comercial e industrial para financiar los subsidios otorgados a los 1, 2 y 3. Recaudos y gastos que efectúan estas empresas, y controlan los corruptos concejos municipales y distritales. El abuso ha sido tan acentuado que hace pocos años la AAA cobraba CONTRIBUCIÓN hasta por más del 50% del valor del consumo, cuando la ley sólo la facultaba para un 20%. Recaudos que debieron eliminar, pero sin devolución alguna.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio