Publicidad
Andrés Hoyos 11 Dic 2012 - 11:00 pm

La parca

Andrés Hoyos

Parece que esta vez la muerte sí está golpeando a la puerta de Hugo Chávez con urgencia.

Por: Andrés Hoyos

Aunque hacer futurología al respecto tienta, el riesgo de error es enorme. De tomar hoy la foto de la “sucesión”, ésta mostraría un empate técnico entre Nicolás Maduro, el azarado candidato al que el propio Chávez quiere pasarle el bastón, y Diosdado Cabello, el chavista más conectado de todos, tanto en el aparato civil del Estado, como en el PSUV y en las Fuerzas Armadas. Hay un par de terceros en discordia: el sentimental Elías Jagua, muy pordebajeado últimamente por el presidente, y el duro Adán Chávez, quien quizá preferiría asegurar primero el “bienestar” de su familia antes de lanzarse a aventuras políticas inciertas. Sí, incluso a los arrogantes les llega la ocasión de jubilarse.

El legado de Chávez podría causar problemas urgentes y de largo plazo en Venezuela. En el corto plazo, el riesgo mayor es la fragmentación agresiva de cualquiera de los dos bandos que hoy tiene la ecuación, sobre todo el chavismo, con el riesgo de que se desate la violencia, hasta ahora relativamente contenida. Viendo uno las imágenes recientes recuerda que la atadura del pueblo chavista con su líder es visceral, de suerte que la orfandad bien podría conducir a la acción intrépida. Tampoco es imposible que la oposición, luego de desaparecido el enemigo malo de estos años, opte por fragmentarse. Capriles es un líder fuerte al que tendrían que apostarle para las eventuales elecciones presidenciales posteriores a Chávez, pero casos de suicidio político se han visto en Venezuela y en Cafarnaúm.

A largo plazo, el peligro es que se afiance el legado populista, como sucedió con Perón en Argentina. Esta suerte de fiebre política constante hace espantadiza y frágil a la clase empresarial, corrupta, indolente y arbitraria a la clase política, y pedigüeños y alérgicos al trabajo a amplios sectores de la población. Dije por ahí en Twitter que uno de los factores que conspiraba contra Capriles en octubre era que su programa presumía que el grueso de la población tendría que volver a trabajar duro, algo bastante más difícil de vender que salir a las manifestaciones y luego pasar por la ventanilla a cobrar los beneficios.

La geopolítica de la región se vería muy trastornada con la desaparición de Chávez. Cuba —aun en el caso de que el chavismo siga en el poder— perdería un aliado firme y adquiriría uno incierto, lo que quizás acelere la evolución del régimen y el descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos. Allá, en cualquier caso, prefieren a Maduro. Aunque en menor grado, Argentina, Ecuador, Bolivia y Nicaragua también perderían un aliado. Para Colombia, el lío es más delicado. Se dice que Chávez ha estado muy insistente con las Farc para que negocien. Alguien incluso sugiere que eso se debe a que el mercurial caudillo venezolano quiere que su nombre quede históricamente atado a un hecho contundente de paz. En cuanto a las Farc, dependería de cómo están las relaciones con este o aquel sector del chavismo. Eso, claro, mientras la oposición no gane las elecciones presidenciales.

Existe por último la posibilidad de que todo sea una pantomima de cara a las disputadas elecciones regionales del domingo. Admito que ahora esta versión me parece menos probable, pero no es descartable del todo dada la increíble opacidad comunicativa del Estado venezolano en lo que ha tenido que ver con la salud del histriónico e impredecible excoronel.

 

 

 

  • Andrés Hoyos | Elespectador.com

  • 0
  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • "Dejé el aguardiente para quienes me escuchan"
  • Ni con plata avanzaron las obras
  • Salvavidas a colegios por concesión

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio