Publicidad
Carolina Botero Cabrera 18 Abr 2013 - 11:00 pm

Participación ciudadana igualitaria YA

Carolina Botero Cabrera

El Congreso necesita mecanismos serios para abrir debates y escuchar más allá de los canales unidireccionales que conocen, pues tienen responsabilidad con una sociedad que quiere verse reflejada en las instituciones legales.

Por: Carolina Botero Cabrera
  • 94Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/participacion-ciudadana-igualitaria-ya-columna-416969
    http://tinyurl.com/d844mee
  • 0
insertar

Durante el debate por el Matrimonio Igualitario vimos intervenciones sentidas (activista Martha Cuéllar), complacientemente torcidas (senador Roy Barreras), otras incluso ridículas (teólogo Mario Cely), pero también comprobamos lobby indecente (procuradora Ilva Myriam Hoyos). La procuradora estaba "dedicada al lobby" contra el matrimonio igualitario desde una curul de congresista, en su horario laboral. Hablaba al oído de congresistas durante el proceso decisorio, lo demuestra la foto del celular publicada por La Silla Vacía. Evidentemente puede tener su opinión personal y el derecho a exponerla, pero no a usar su investidura para movilizarla.

Sí han intentado hacerse oir por congresistas sabrán que, a pesar de la obligación constitucional de “facitilar la participación de todos en las decisiones que los afectan”, esto no es algo para ciudadanos corrientes a través de recursos generales y públicos. Siguiendo la aprobación expedita de la Ley Lleras 2 desde el gallinero evidenciamos en una misma sesión a 4 ministros (más asesores) revolotear entre curules para mantener a los votantes dentro del acuerdo de gobierno, su tarea no fue registrada por la TV pero allí estaban.

Prácticas irresponsables e irrespetuosas de influencia al congreso no son sólo de la gran industria, también del gobierno y es tal su penetración que los demás tenemos poca opción: no funcionan los email oficiales, ni los sistemas de radicación de correspondencia, usan poco las redes sociales (salvo contadas excepciones), incluso para entrar a debates “públicos” necesitamos invitación de algún congresista.

Sea porque el concepto de familia evolucionó del de la biblia, sobre todo en un Estado Laico, porque no queremos resignarnos a la privatización de la educación como única vía, o porque queremos mostrar la tecnología como pontenciadora en relaciones sociales más allá del consumo, lo cierto es que la camisa legal es estrecha y el reclamo de cambio inaplazable.
*****

Aprobado en segundo debate (5 votos en contra) el necesario pero pobre PL001/12 sobre excepciones y limitaciones con escasos cambios. La parodia todavía es la gran damnificada. 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 9
  • Enviar
  • Imprimir
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio