Publicidad
Luis I. Sandoval M 17 Oct 2012 - 11:00 pm

Paz: lo obvio y lo menos obvio

Luis I. Sandoval M

Gobierno Santos e insurgencia Farc-Ep acertadamente han decidido entablar diálogos para terminar el conflicto interno armado; una paz no parcelada requiere que también el ELN se vincule lo más pronto posible a este proceso.

Por: Luis I. Sandoval M
  • 32Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/paz-obvio-y-menos-obvio-columna-381505
    http://tinyurl.com/lmatwbb
  • 0

Un amplio movimiento societal de paz presionó durante décadas la salida política, una nueva constitución fue promulgada, quizá sin acuerdos, mandatos, marchas e imaginarios antecedentes no se hubiera llegado al momento actual.

La paz primero se pacta y luego se construye en tiempo político o tiempo histórico mediante las capacidades y opciones de la política que es el espacio vital propio de la sociedad.

Al momento de pactar la paz (peace making) la sociedad apoya, incide, vigila y apuntala la mesa de diálogo ante los decaimientos de las partes, procurando un ambiente favorable al proceso para que culmine con éxito.

Insurgentes, gobierno y sociedad aspiramos a un país sin guerra mediante una paz justa, sin rendiciones, sin vencedores ni vencidos, plenamente conscientes de que la paz posible es la paz imperfecta pero perfectible.

Llegado el momento de iniciar la construcción de la paz (peace building) la sociedad despliega, a través de quienes llegan a la política y de quienes ya estaban en ella, toda su creatividad para generar un nuevo comienzo.

Nuevo comienzo significa asumir la realización de un proyecto de país, sociedad y Estado, plenamente incluyente, con garantías para la expresión y participación de todos y todas en la vida política y en la riqueza social, a fin de que nunca más haya enfrentamiento armado aduciendo viejas o nuevas razones.

El recurso al diálogo y al acuerdo no es una prerrogativa exclusiva y transitoria de actores armados para superar el enfrentamiento, diálogo-acuerdo es un recurso permanente de la sociedad para autoconstruirse.

No basta el diálogo gobierno-insurgencia, se necesita el diálogo intrasocietal y el diálogo entre la institucionalidad y la sociedad movilizada por cuanto termina el enfrentamiento armado pero no el conflicto social, este se desenvuelve y resuelve ahora por amplios cauces democráticos, solo así es sostenible la paz (peace keeping).

El nuevo comienzo no es ruptura pero sí cambio real en cuanto la sociedad, sus fuerzas políticas, existentes y emergentes, pactan un marco institucional y emprenden la competencia por la construcción de democracia en profundidad, produciendo un encuentro inédito entre Estado y sociedad.

La paz significa que el país entero decide recorrer el camino de una transición: la transición del inaceptable contexto de “orden y violencia” que ha predominado durante décadas al deseable contexto de un “orden democrático sin violencia” que despunta.

Transición es la primera parte de la nueva fase histórica en la vida del país: debe ser pensada, acordada y desarrollada como el encaminamiento hacia el sueño compartido de país incluyente, con democracia, equidad, soberanía y dignidad reales.

El papel de la sociedad, civil y política, en sus ámbitos y roles propios, es dar a luz la nueva visión de construcción democrática y desatar el proceso político para hacerla realidad.

Un naciente bloque político, muy amplio, plural, policlasista, de partidos y movimientos, habrá de echarse sobre los hombros la tarea de ejercer mediación estructural entre el establecimiento y los insurgentes que vienen a la vida civil a fin de hacer viable la necesaria transición; nuevos movimientos y partidos surgirán, nuevas alianzas y combinaciones políticas, inéditas y sorprendentes, se darán; renacerá la política.

Puesto que la crisis colombiana no se reduce al enfrentamiento armado, la superación de la misma está más allá del acuerdo de paz, por eso se hace imperativo que desde la sociedad, civil y política, surja un proyecto integral de paz y país.

  • 0
  • 12
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Argentina intima a banco neoyorquino para que renuncie a ser agente de pago

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
12
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

AQUILEO PARRA

Mar, 10/23/2012 - 22:32
Las Farc han suplantado con creces los movimientos sociales, y en primer lugar, al sindicalismo; pero no por sus acciones bélicas sino porque justifica el asfixiante militarismo.
Opinión por:

demevelu

Mar, 10/23/2012 - 18:19
excelente y con el norte que requiere el país
Opinión por:

Ar mareo

Mar, 10/23/2012 - 12:53
Bueno seria recordarle al pais cuales son las causas de la guerra, quizas asi podamos entender de q hablan cuando hablan de la Paz
Opinión por:

leftright

Mar, 10/23/2012 - 06:52
como han aprendido estos mamerto del imperio castrochavista el idioma de sus ''enemigos'' ?
Opinión por:

MarcelaCandela

Jue, 10/18/2012 - 20:46
Las FARC de Oslo nos metieron el dedo otra vez, pues cambiaron el discurso de la Habana! Suavecito Santos les creyó y les dio el protagonismo internacional que buscaban, las visas para salir del acoso, la posibilidad de que los dueños de las FARC se queden afuera de la muerte segura, la posibilidad de repartirse la platica de los bancos allá en Europa, de hacer sus cuentas y arreglos, y de hacer compritas. Ahora sabemos quien es el jefe real: "Iván Márquez" . Al gobierno le toca pensar en salvar los zapatos del ahogado: capture inteligencia, vea bancos, vea las actividades/amigos de FARC en Europa, tome foticos, capture identificaciones, vea rutas, siga el jueguito hasta que lleguen a la Habana y den papaya para salir con la frente en alto. Mientras tanto sigales dando duro militarmente
Opinión por:

Ar mareo

Jue, 10/18/2012 - 18:35
En este proceso los unos representan los intereses de la minoria y los otros representan sus propios intereses...
Opinión por:

jaime m arb.

Jue, 10/18/2012 - 16:34
Lo obvio hoy , es que las Farc son un grupo antisocial de NARCOS QUE HACEN TERRORISMO PARA PROTEGER SU NEGOCIO y lo menos obvio es que el Gobierno dialogue con ellos cuando lo obvio , en este caso, es que acepte el NEGOCIO QUE BUSCAN HACER LAS FARC , no piensen en el discurso trasnochado veintejuliero de siempre, dicho hoy por Ivan,sino en lo que ellos .narcotraficantes persiguen: DISFRUTAR DE SUS INMENSAS FORTUNAS EN EL EXTERIOR. Lo obvio igualmente es que los Narcos hubieran utilizado la ingenuidad del Gobierno, infuenciado por Chavez y Castro,de resucitar ante el mundo con el papayaso que les dio en forma por demas muy ingenua.Ese maquillaje necesario para las Farc permite que el Negocio lo acepte la comunidad internacional, Ivan ratifico ante el mundo que son insurgentes y no NARCOS.
Opinión por:

Aristócles

Jue, 10/18/2012 - 15:48
Es imprescindible la participación de la IGLESIA CATOLICA en éstos supuestos diálogos. La iglesia somos todos. Hay mucho cinismo de parte y parte , y poca verdad. Benedicto XVI lo ha manifestado muy oportunamente cuando nos invita a investigar en lo que significa el Concilio Vaticano II y su progresividad.
Opinión por:

Ocossa

Jue, 10/18/2012 - 13:37
Las farc quieren todo (profundas reformas económicas, sociales y políticas) a cambio de nada. Así es imposible. Y qué negociador tan falto de garra y perspicacia que es Humberto de la Calle. Definitivamente nunca dejó de ser nadaísta, es decir, un tontarrón.
Opinión por:

agualongo

Jue, 10/18/2012 - 11:56
Luis: muy bien. Luego de la intervención de las partes negociadoras en Oslo, queda en el ambiente algo supremamente injusto: en la mesa no hay quién represente a las víctimas, pues Estado y guerrilla son CAUSANTES de innumerables crímenes contra los más débiles. Alerto a la sociedad para que no aceptemos una paz pactada por las ramas y sin ir a la raíz de nuestras guerras crónicas: desde 1.819 la platica quedó muy mal repartida (Plegaria Vallenata). Saludos desde el sur ! ! !
Opinión por:

Gonzalvo

Jue, 10/18/2012 - 08:20
Lo imperativo es lo que afirma el columnista en el último párrafo,"que desde la sociedad, civil y política, surja un proyecto integral de paz y país", que elimine las causas sociales objetivas del conflicto y además el narcotráfico, de lo contrario sin la eliminación de estas causas alimentadoras del descontento , siempre habrá quien decida empuñar las armas y menos este proceso que solo incluye una parte de los actores armados.
Opinión por:

Boyancio

Jue, 10/18/2012 - 03:55
Con la educación tan mala, viejo man, tanto en la escuela popular como en seno de las escuelas de formación de militares, digo yo que no vamos como que a ver luz en el fandango, sea que bailaremos en la oscuridad cachete con cachete desde hoy, hasta bien entrada la paz anhelada. Currutá currutá currutá currutá, buena que está. Que si no detienen al enano venganza, mija linda, más que sea a su hermano, la vaina quedará en mera ilusión, namá.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio