Publicidad
Cristina de la Torre 19 Nov 2012 - 11:00 pm

Paz: la propuesta campesina

Cristina de la Torre

Tras el eufemismo de la sociedad civil, coartada que también los negociadores de La Habana emplean para buscar apoyos políticos, una voz autorizada se alza desde las afugias del campesinado irredento.

Por: Cristina de la Torre
  • 8Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/paz-propuesta-campesina-columna-387987
    http://tinyurl.com/mmh3fpw
  • 0

Cuando el proceso debuta con política rural, la Mesa Nacional de Organizaciones Agrarias lanza una propuesta que las partes harían bien en contemplar. Aunque esta Mesa, complejo de organizaciones desprendidas de la vieja Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC) se proclama independiente del Gobierno y de las Farc, no juega de tercero en discordia. Lejos de la Unidad Nacional y de la Marcha Patriótica, representa el sentir de los labriegos que vuelven a pronunciarse tras décadas de olvido y dispersión, producto de la derrota sangrienta que el gobierno de Misael Pastrana le infligiera al movimiento campesino. Efecto, así mismo, del conflicto armado que no le dejó sino lágrimas para llorar a sus muertos. La iniciativa de esta mesa agraria es el primer aporte serio a las discusiones que tendrán lugar en Cuba; y después, en la aplicación de los acuerdos que inauguren la construcción de la paz.

Sostienen los campesinos que en el origen del conflicto armado está la concentración de la propiedad agraria. Inspirada en la consigna de “la tierra para el que la trabaja”, proponen crear un Conpes rural con miras a formular un Plan Decenal de Desarrollo Agrícola. Para escándalo del TLC, gracias al cual aumentaron 50% nuestras importaciones agrícolas este año, reivindican el derecho de los agricultores al manejo de semillas propias. Exigen salud, educación, pensión y devolución segura de las tierras. Eje de su propuesta, garantizar la seguridad alimentaria del país. Su inspiración, una sociedad rural más campesina que empresarial. Y el meollo, la redistribución de la tierra.

Contiene el Gobierno su propuesta en el proyecto de Ley de Desarrollo Rural, como política de Estado que resurge después de prolongada pausa. Salvo el valiente programa de restitución de tierras, el Gobierno parece contentarse con la idea de modernizar el campo pero sin redistribuir tierra. Sin remover la talanquera de la concentración de la propiedad agraria ni tocar el latifundio improductivo en tierras de primera calidad. Por supuesto, propende también a la modernización y protección de la agricultura campesina, a menudo bajo el modelo de reservas campesinas. E impulsa alianzas productivas entre grandes empresarios y campesinos. Pero pone el énfasis en la agroindustria de exportación; y acoge de buen grado la extranjerización de tierras en la altillanura, lo que para muchos puede comprometer la seguridad alimentaria de Colombia. Pero ambas visiones coinciden en la necesidad de desarrollar bienes públicos, de suministrar a los pequeños productores crédito, asistencia técnica, subsidios y acceso a los mercados.

Buscan las Farc una “reapropiación colectiva y social del territorio”, redistribución masiva de la tierra, y reformas rurales sólo viables con un cambio del modelo económico. Aspiración legítima que desborda los alcances de las conversaciones, pero que podrá enarbolarse cuando se dispute el poder desde las urnas. Mas puede aventurarse que, no hablando para la galería, las Farc mantienen vivo el programa agrario de sus orígenes: el de una reforma agraria liberal. Que ya es mucho decir en este país sometido a fuerzas tan retardatarias.

Hay más de una coincidencia entre estas iniciativas. O, a lo menos, en el espíritu que las anima. Buen comienzo para la paz sería que ellas se tradujeran en acuerdo político sobre criterios básicos suscrito por las partes. Y con la venia del campesinado, el verdadero doliente de la guerra y de la inequidad en el campo.

  • 8
  • Enviar
  • Imprimir
8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

alvaroaocampog

Sab, 11/24/2012 - 10:53
El ejemplo de la distribución de la tierra lo tenemos en Venezuela que importa el 70% de la comida. Es eso lo que queremos para Colombia?
Opinión por:

manamuisca

Mar, 11/20/2012 - 20:52
El debate agrario es mas complejo que lo planteado por las pártes en conflicto: de parte de la guerrilla se plantea una refoma agraria centrada en la redistribución de la propiedad; de parte del gobirno se plantea un desarrollismo agrario promovido con grandes capitales tecnológico y multinacional-especie de imperialismo fresa seg{un an{alisis de Feder para M{exico--Perro ahora el problemas sin superara los anteriores propiedad, crédito, tecnología, mercado, se ponen al orden del dia la preservación de los cuerpos de agua, la explotacion racional enttre minería y agricultura; la seguridad y preservación agroalimentaria; el conflicto entre liberalización -protección de insumos y productos, as{i como conflicto si es para mercado interno o externo,estrategias tripartitas de servicios de apoyo
Opinión por:

Tetricaloctus

Mar, 11/20/2012 - 19:21
¿Más vía americana de granjeros que vía prusiana de agroindustria, como debatían los socialistas alemanes en los años veinte, bajo la batuta de Kaustsky? Ecozona campesina de hortalizas y otros perecederos, cerca a las ciudades; Ecozona agroindustrial con procesamientos in situ, cerca a los puertos de embarque; ecozona ganadera en praderas de pastos artificiales... y sobra tierra para las plantaciones de biodisel. El problema es de ordenamiento territorial como se atreviera a plantearlo Carlos Lleras en 1940. De lo contrario la polémica se enrrufunfuña.
Opinión por:

elmonpa

Mar, 11/20/2012 - 12:31
La "mesa nacional deorganizaciones agrarias" lanza una propuesta.Esta mesa tiene los mismos criterios economicos que tenia la ANUC(asociacion nacional de usuarios campesinos)que fué reprimida violentamente por el gobierno de turno.Lejos del movimiento marcha patriotica,esta mesa habla por los labriegos y su voz es un aporte serio a la discusión que tendran en Cuba el gobierno y la farc pues dicha mesa representa al campesinado que es el que mas ha sufrido por la violencia con que se han quitado sus tierras.Ellos representan al pueblo colombiano que ha sido afectado por el TLC el cual ha aumentado nuestras importaciones agricolas el 50% cambiando semillas genuinas por semillas transgenicas.LA farc esta contraria a la modernización pero si aboga por la restitución de tierras.
Opinión por:

Ocossa

Mar, 11/20/2012 - 09:26
"La tierra para el que la trabaja" es una consigna liberal y sigue siendo válida en Colombia. Corea del Sur la aplicó y limitó el derecho de propiedad privafda en el campo a 3 hectáreas, pero eso no nos lo cuentan los adalides del neoliberalismo. Eso implica acabar con el poder terrateniente, que en todas partes es un obstáculo para el desarrollo, la modernidad y la democracia.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 11/20/2012 - 03:59
Pensar desde la ciudad de lo que pasa en el mundo rural, sumercé, póngale cuidado para que vea que no hay concordancia en la mirada. Teniendo en cuenta la bondad y humanidad de su escrito a lo bien jalado, le digo, que hay una fuerza que no nos deja pensar a todos por igual...¿será que el territorio es muy corto?...o quizá...¿repletos de privilegios, o de prejuicios? ya el sólo referirse al ser rural como "campesino" no nos está indicando de entrada en una discriminación mental? ...y ¿Para qué tanto bastimento tirado sobre la mesa de las negociaciones, sumercé, si no tenemos las educaciones para usar las herramientas y comemos con las manos sin lavar? dénnos libertad para ordeñar la vaca que uno quiera, pero mejor es que nos den su propiedad; a sabiendas que es la ganadería el peor mal,muu
Opinión por:

ragd

Lun, 11/19/2012 - 23:31
nongo. osea que si es asi para que vamos los colombianos a estudiar, para que se preocupan nuestros padres de mandarnos a la universidad de aprender otros idiomas de conocer el mundo de aprender tecnologias de investigar de desarrollar, la panacea es sembrar papas y yucas, arrear bestias, madrugar a odenar las vacas..ese es el futuro esa es la paz
Opinión por:

sicclon

Mar, 11/20/2012 - 05:14
¿"nongo"? Brutico si no, mijo... Algo claro es que sus padres sí perdieron la platica con usted, porque de comprensión de lectura pocón (y ni hablar de comprensión de la realidad).
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio