Publicidad
Santiago Montenegro 14 Oct 2012 - 11:00 pm

Peleas de dioses

Santiago Montenegro

Los valores que ponderamos y defendemos en la sociedad se parecen a las deidades de los antiguos griegos, quienes, siendo dioses, eran diferentes unos a otros, entraban en contradicciones y se peleaban por ganar la fidelidad de los humanos.

Por: Santiago Montenegro
  • 43Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/peleas-de-dioses-columna-381212
    http://tinyurl.com/kq38jj9
  • 0

El sábado pasado en El Espectador, Mauricio García Villegas escribió una columna muy oportuna sobre los valores que defienden las distintas corrientes políticas, que recuerdan dichas peleas entre los dioses griegos. Según García Villegas, la izquierda debería entender y hablar de temas como la economía, la eficiencia del Estado, la seguridad, la moral, los derechos de propiedad o la producción si quiere, algún día, aprender a gobernar y no simplemente especializarse en una vocación de oposición. Afirma que esos temas son demasiado importantes como para dejárselos a la derecha. Aunque su artículo es más un llamado de atención a los grupos de izquierda, podría también haber agregado que los sectores de derecha harían bien por entender mejor los temas de la igualdad, de la distribución del ingreso, la participación política, los derechos humanos o la movilidad social, temas que, usualmente, defienden y ponderan más los grupos políticos de izquierda. No es un ejercicio fácil argumentar con precisión qué defienden unos u otros porque, entre otras cosas, hay muchas derechas y hay también muchas izquierdas. Pero, en términos generales, se podría agregar que, en tanto la derecha tiende a ponderar las libertades negativas, la igualdad ante la ley y los derechos civiles, la izquierda pondera más las libertades positivas, la igualdad fáctica y los derechos políticos. Pero, al final del día, es forzoso concluir que toda sociedad requiere, para ser viable, la conjunción de todos esos valores que promueven tanto la izquierda como la derecha. Lo que debe diferenciar a los grupos políticos no es la negación o la erradicación de algunos de esos valores, sino la particular ponderación que dan a unos o a otros. El problema que enfrentamos, entonces, como sociedad, es saber cómo hacemos para convivir civilizadamente, al tiempo que reconocemos que otros grupos de la sociedad ponderan una constelación de valores distintos a los nuestros.

Visto así, el problema que enfrentamos también puede entenderse en la forma que tenemos para tomar decisiones y esto, en alguna manera, nos conduce a tratar de definir qué es la racionalidad que aplicamos. Para muchos, la racionalidad es actuar o llegar a conclusiones en forma consistente con unas creencias y con unas reglas lógicas dadas. Yo prefiero una visión que argumenta que la verdadera racionalidad humana es la capacidad para lograr acuerdos. Es una definición que se basa en aprender a criticar, pero, sobre todo, en aceptar la crítica. Debemos pasar de una racionalidad instrumental, que se basa en tratar a los demás como objetos, a una racionalidad comunicativa que se fundamenta en la relación sujeto-sujeto. Por eso, lo que hace falta en nuestro país son escenarios de deliberación pública, donde todas las personas y grupos puedan discutir ordenadamente y aceptar que el mejor argumento gane. Hacen falta muchos foros en los periódicos, en las redes sociales, pero, muy especialmente, en programas de televisión en horarios triple A. Sólo así lograremos una democracia deliberativa en la cual, entre todos, nos pongamos de acuerdo en la ponderación de valores que necesita la sociedad en cada momento. Sólo así podremos calmar las peleas y las furias entre los dioses.

 

  • Santiago Montenegro | Elespectador.com

  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • 'La revolución trans es imparable'
  • La vida de las condenadas
  • Víboras interrumpen debate legislativo sobre reforma energética mexicana

Lo más compartido

  • Este jueves habrá jornada de reclutamiento en todo el país
  • Hallan nueva especie silvestre en cerros orientales de Bogotá
  • Alemania busca un millón de inmigrantes para trabajar
10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

manamuisca

Sab, 10/20/2012 - 15:51
sólo pienso igual que los sofistas. los dioses le tienen envidia a los hombres, los dioses son los extremos puros el hombres debe ser el equilibrioy resultado de la razón , nuestro emblemático escudo presenta el designio de la politica decimonónica que define el bipartidismo, del lado conservador el ORDEN , del Lado Liberal la LIBERTAD, el socialismo debe centar algoadjetivado que recoja lo mejor de cada parte, un orden socialmente garantizado por el acceso democrático a los bienes y servicios, y una libertada democrática de participación , un orden que implique de un lado respeto y reparación al daño ambiental por la actividad económica, y de la democraciala interiorización de cambio social y de desarrolllo eco´mico sostenible con equidad de género, responsabilidad ambiental y felicidad
Opinión por:

Contradictor

Lun, 10/15/2012 - 17:40
Me conformo con que la derecha no asesine al Contradictor. Que deje vivir al que piensa diferente.=
Opinión por:

leinadsajor

Lun, 10/15/2012 - 13:41
No estoy de acuerdo, con aquello de los "acuerdos". Primero porque hay cosas que no se negocian. Por ejemplo, la separación de la Iglesia y el Estado, o la libertad de expresión. Esas cosas no son negociables. Hay cosas que sencillamente la historia ha demostrado que funcionan mejor. Los "relativistas", tienden a decir que todas las verdades son equivalentes, pero lo que se propone casi siempre es que la irracionalidad debe estar en la misma posición de la racionalidad. Tener argumentos claros no es suficiente, intente hablar con un comunista o con un uribista furibundo sino me cree.
Opinión por:

Ben Adams

Lun, 10/15/2012 - 09:29
Que mal artículo. Empezando por el título, que no dice nada. En la primera parte toma el artículo de Mauricio García Villegas para hacer una pobre reflexión sobre el deber ser de la izquierda y la derecha, pero no aporta nada, lo cual es habitual en este columnista. En la segunda presume de teórico al dar una definición de racionalidad, pretenciosa pero ante todo imprecisa. Le recomiendo que lea en el The New Palgrave Dictionary of Economics el artículo titulado "Rational Behaviour" de Amartya Sen, Nobel de Economía en 1998 para que no diga tantas pendejadas
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Lun, 10/15/2012 - 07:22
¿Lograr acuerdos? Miren quién habla.
Opinión por:

doloresthomas

Lun, 10/15/2012 - 03:56
La propuesta es importante: hacen falta espacios de debate. Desafortunadamente, los de arriba no parecen sentir esa necesidad. Los propietarios de este diario (por no ir mas lejos), que además son dueños de un canal de televisión, prefieren dedicar sus medios a pasar telenovelas y programas de realidad; o a copiar - mal traducidas - notas de farándula y crónica roja de agencias extranjeras. Se enriquecieron vendiendo alcohol, y siguen beneficiándose de embrutecer a la ciudadanía.
Opinión por:

hbpsentipensador

Lun, 10/15/2012 - 01:19
¿Será que Montenegro puede convencer a su mesías para que abandone su iracunda lucha a muerte contra todo lo que sea Justicia Social, Derechos Humanos y Equidad?. Será que lo convence para que abandone sus "formas de lucha" como chuzadas, calumnias, amenazas, desprestigio, desplazamiento, descuartizamiento, etc?, ¿Será que lo convence de que se desmovilice y entregue las motosierras y demás armamento con el que ha logrado sus perversos objetivos?. Si Montenegro logra eso lo mandamos como negociador con las FARC.
Opinión por:

hbpsentipensador

Lun, 10/15/2012 - 01:08
No es creíble un discurso positivo y propositivo como el que leemos, venido de semejante personaje. Y como chiste tampoco le funciona pues carece de gracia. El cinismo y la desvergüenza de estos furibistas consumados no tiene límites.
Opinión por:

Germinación

Lun, 10/15/2012 - 00:21
Veamos como "Santiago el menor", el "indigno hijo del Valle de Atriz" entiende la democracia deliberativa y la cosa económica: sirvió años -y pelechó otros tantos - en condición de sacamicas del gobierno más criminal, el menos "deliberante" que hayamos tenido en décadas. ¿Cómo hace este soplapollas del uribismo para hablar de "democracia deliberativa" habiendo servido a las órdenes de un patán, ególatra, como Uribe que no toleraba ninguna crítica, que no aceptaba argumentos, que no leía ni atendía razones distintas a las que le salían de la nalga? ¿C
Opinión por:

Germinación

Lun, 10/15/2012 - 00:31
¿Cómo posa de demócrata este pastuso, indigno hijo del Sur, habiendo servido de manera obsecuente al sátrapa que hizo de la mentira, la calumnia, la difamación - v. gr. en contra de Pardo Rueda, Parody, Velasco, C. Gaviria, etc.- su opción de gobierno? ¿Cómo habla de igualdad un puerco que tiene como propósito echarle mano a los ahorros y pensiones de los colombianos, para jugarlos en la ruleta neoyorquina? ¿Alguien sabe cuántos millones de dólares de los trabajadores perdió este animal en L.B? ¿Cómo habla de eficiencia un tipo que sirve hace años de santificador del proyecto de despojo de la riqueza colombiana, de la des-industrialización del país? ¿Cómo habla de buenas maneras este badulaque que se comportó como el Salgareño cuando tuvo a su cargo la decanatura uniandina?
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio