Por: D. Buenavida

Pesquera Jaramillo

La Pescadería Jaramillo inició labores en Bogotá hace 75 años. Los viejos recuerdan las hamburguesas de pescado cerca de la Plaza de las Nieves.

El restaurante del Parque de la 93 cuenta con un buen montaje, fresco, amplio y bonito. La atención es muy buena, con su ejército de meseros desenvueltos y bien entrenados.

Como restaurante, la Pescadería Jaramillo es costosa: sin contar el vino, con entrada, plato fuerte y postre la cuenta por persona supera los $100.000.

Profundizando en la carta hasta sus ingredientes, encontramos que el pescado llega al restaurante congelado. Para mí, pescado fresco es pescado que ha hecho un tránsito rápido y poco accidentado del mar a la mesa. Empacado y transportado en hielo, pero sin congelar. La congelación tiene efectos adversos en las propiedades organolépticas: la textura cambia, los aromas y el sabor del pescado fresco se pierden. Estos efectos se mitigan si se usa la técnica de ultracongelación o congelación rápida, no muy practicada en Colombia.

El tema del pescado congelado se superó, pues se lleva a cabo en estos días el Festival del Bacalao Noruego y como especial contamos con bogavantes vivos (langostas de agua fría con muelas grandes) provenientes de las frías aguas de Canadá, que uno escoge de un acuario. Iniciamos con “Ensalada de pulpo de Marruecos”. Bien preparada en una rica vinagreta. Un platillo que vale la pena pedir. Seguimos con “Bacalao al pilpil”, como sabemos es un pescado salado, no fresco. Pero en Europa y sobre todo en Portugal y Noruega, se ha desarrollado una técnica que lo deja muy bien. Estaba excelente, lástima el acompañamiento de puré de papas. “Langosta Pompadour”, preparada en mantequilla al coñac con arroz de paella. Las langostas estaban muy pequeñas, 500 gramos, la carne que se saca de su concha queda en máximo 200 gramos. Estaban bien preparadas, el secreto es no “recocinarlas” y la salsa le iba muy bien. Fue el plato del día, recomendable. Las guarniciones con las que vienen los platos son muy deficientes. El postre de tres leches no vale la pena.

Comimos bien. ¿Suerte?

Calle 93A Nº 11A-31. Tel. 256 5494 - 257 2528.

secomebienaqui@gmail.com

Buscar columnista

Últimas Columnas de D. Buenavida