Publicidad
Iván Mejía Álvarez 17 Jun 2013 - 10:53 pm

Hablemos claro

Pinceladas

Iván Mejía Álvarez

Delicioso fin de semana futbolero, televisor de por medio, para seguir el inicio de las finales en Colombia y el comienzo de la Copa Confederaciones en Brasil.

Por: Iván Mejía Álvarez

A grandes rasgos, algunos detalles para mencionar de todo lo que se pudo ver:

Los golazos en los dos eventos. En Brasil fue espectacular el remate de Neymar para abrir el marcador ante los inocentes japoneses. La manera en que acomodó el cuerpo y la forma en que le pegó evidenciaron un gesto técnico propio de un jugador bien fundamentado. Los tiros libres de Andrea Pirlo y Luis Suárez también mostraron que la pelota quieta es una fórmula siempre importante en el fútbol y que cuando se tienen eximios cobradores es mejor no “inventarse” laboratorios.

En Colombia los goles bonitos estuvieron de visita en los cuatro estadios. El de Erick Moreno fue una belleza por el sombrero en la maniobra previa y por el remate cruzado. Tremendo gol. También fue toda una pintura el tanto de Jorge Aguirre, de chalaca, ante el Tolima. Y el de tiro libre de Jamel Ramos. Y con pelota en movimiento, la trenza que armaron los jugadores del Pasto para la victoria ante Nacional.

Magnifico partido de España ante Uruguay. Lo pasó por encima, no le prestó la pelota, 75% de posesión de bola, lo dejó en ridículo con una prestación a la altura del campeón del mundo. Debió ganar mucho más largo. Y lo que jugó Iniesta no tiene nombre. Amo y dueño del partido, acelerando, frenando, regateando, luciendo sus mejores virtudes siempre con el balón, para recordar que en el fútbol la habilidad sigue siendo un don preciado y el manchego la tiene en grandes cantidades. A los brasileños les encantó esa selección española, tan cercana al jogo bonito, ese que su selección no muestra, pues más allá de la eficacia fue poco lo que dejó el equipo de Scolari para la retina.

Habilidad, manejo, control del juego, que también lucieron los “pequeños” del Tolima, Chara-Silva-Andrade, que mostraron que en el fútbol para hacer goles es mucho más importante llegar que estar. Y en Millos volvió el talento de Mayer y de Otálvaro, y los azules mostraron la mejor versión del año, recordando al campeón del semestre pasado. Pinta muy bueno el clásico bogotano de este miércoles.

Afortunadamente el fútbol no para, siempre hay una pelota en movimiento y una cámara siguiéndola.

  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
4
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

galerasrex

Mar, 06/18/2013 - 18:35
pinceladas se entiende algo artistico, elegante, armonioso, pinceladas? escobazos mas bien
Opinión por:

selosdigo

Mar, 06/18/2013 - 13:55
"Afortunadamente el futbol no para" asi como siempre habrá una manada de vagos viendo partidos en el que no se disputa nada y no tienen trascendencia
Opinión por:

Ocossa

Mar, 06/18/2013 - 11:20
Una observación: quedó en evidencia que la idea de "meter, meter y meter", tan cara a Washington Tabares, es capaz de convertir a un buen grupo de jugadores en un pésimo equipo de fútbol. Como dijo Romerito con ocasión de la Copa américa, Uruguay no juaga al fútbol sino al rugby. Debió perder mínimo por 5 contra 1.
Opinión por:

Ateoprudente

Mar, 06/18/2013 - 11:14
hasta chistoso salió eso de mezclar el futbol colombiano con los equipos de la copa confederaciones
Opinión por:

EDWARFUT

Mar, 06/18/2013 - 08:46
Don Ivan con todo respeto y admiración, hoy si tengo que decirle que muy floja flojita su columna creo que hoy si la hizo a penas por cumplir, nada de fondo don Ivan, bueno esperemos que la de la próxima semana si este interesante
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio