Publicidad
Andrés Hoyos 9 Jul 2013 - 11:00 pm

Las plagas regresan a Egipto

Andrés Hoyos

La democracia en Egipto se pospuso 10, 15 o 20 años. Algunas almas buenas no saben si lo del miércoles pasado fue un golpe de Estado. Hombre, si tiene cara de pato, nada como pato y grazna como pato, es un pato.

Por: Andrés Hoyos
  • 20Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/plagas-regresan-egipto-columna-432711
    http://tinyurl.com/mgd7jgj
  • 0

Por si acaso, los primeros en saludar el graznido fueron el rey Abdalá de Arabia Saudita y Bashar al Asad, el carnicero de Siria. Bonita compañía.

Pese a la aparente espontaneidad con la que las multitudes invitaban al Ejército a intervenir contra Mursi, todo indica que el golpe fue objeto de una larga preparación. No de otra manera se entiende la redondez de la puesta en escena, en la que extrañamente participaron los salafistas del partido Al Nur, la extrema derecha religiosa suní. Se argumenta que los militares no tenían otra opción, cuando justamente tenían la obvia de dejar que el conflicto siguiera su curso. Un año, incluso vivido en medio de una tremenda crisis económica, es un plazo ridículo si de estrenar democracia se trata.

¿Por qué no intentaron los enemigos de los Hermanos Musulmanes ganar las elecciones posteriores, en vez de dar un golpe de Estado supuestamente light? Es difícil entenderlo. Lo primero quizás sea recordar que Egipto es una sociedad altamente estratificada en la que los militares están muy cerca de la cúpula, apenas por debajo de los multimillonarios. A la hora del cuartelazo los generales se llenaron la boca con la retórica del heroísmo, pero lo que de veras pesaba para ellos eran sus intereses corporativos y, más importante todavía, la condición privilegiada del Ejército como única institución estatal sólida.

En contraste, la Hermandad es una organización popular fundada hace 85 años, cuya principal base social son los muchísimos pobres que hay en Egipto. Me decía un amigo de la zona que la arrogancia de los egipcios educados es proverbial, y su descripción concuerda con lo que se ve en televisión, donde la élite angloparlante se declara demócrata, siempre y cuando se trate de una democracia por el estilo de la suiza. En cambio, que el partido de los creyentes pobres maneje el país les parece impensable.

Otro factor que quizás haya pesado es la sombra de Jomeini, según la cual un grupo religioso fuerte puede secuestrar con éxito y durante décadas una revolución de origen democrático. Esta analogía, sin embargo, resulta anacrónica, pues hasta donde se sabe el modelo iraní se agotó en 1979 después de un único éxito. Todavía más escalofriante es el paralelo con Argelia, donde un golpe de Estado tras las elecciones en 1992, ganadas por los islamistas, desembocó en una guerra civil sin tregua que a la fecha acumula 200 mil muertos. En todo caso, es muy difícil construir una democracia donde los demócratas son una pequeña y espantadiza minoría.

Lo que viene para Egipto está lleno de paradojas: la Hermandad, que iba camino a una catástrofe electoral casi segura debido a la pésima administración de Mursi, podría salir fortalecida, además de que recurrirá a la oposición desde la clandestinidad, lo que mejor sabe hacer. Casi con seguridad el ala radical asumirá el mando, en particular ahora que empezaron a caer decenas de víctimas.

Y así sigue su curso la primavera desatada por Mohamed Buazizi con su inmolación en Túnez. Revoluciones justas y necesarias, como la egipcia de hace dos años, desbaratan los países en los que suceden. Otro cantar es volverlos a armar, tarea que en ningún caso es conveniente confiar a los militares.

andreshoyos@elmalpensante.com

  • Andrés Hoyos | Elespectador.com

  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Cosecha de café en Brasil caerá un 8% en 2014
  • Miniserie "Houdini" se estrena en Latinoamérica
  • Hulk lideró la sorpresiva victoria del Zenit contra el Benfica

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
2
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

sablemocho

Mie, 07/10/2013 - 12:42
El columnista tiene un error, porque si bien la revolucion irani no ha dado los frutos que anunciaron lo cierto es que los clerigos siguen gobernando en Iran y no hay partido politico contrario que sobreviva. Eso ha dado presidentes como Ahmadenijad. En Egipto tambien ivan por el mismo rumbo ya te nian mucho tiempo chamboneando. Los egipcios tuvieron que protestar contra una constitucion islamica pero aun asi se la impusieron. Lo que sucede es que es muy facil hablar de democracia teorica sentado en Bogota y otra muy diferente estar en un pais arabe en donde la ley es la sharia. Si se es hombre a lo mejor le vaya bien pero asegurate que tus hijas no vivan alli.
Opinión por:

morenoelesceptico

Mie, 07/10/2013 - 07:39
"O sea", que los Hermanos Musulmanes son una Oenegé, como las Farc.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio