Publicidad
Eduardo Sarmiento 20 Abr 2013 - 11:00 pm

Plan de estímulo

Eduardo Sarmiento

El Gobierno divulgó el plan de estímulo para revertir la caída de la actividad económica.

Por: Eduardo Sarmiento
  • 98Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/plan-de-estimulo-columna-417365
    http://tinyurl.com/c59nnep
  • 0
insertar

El plan no está respaldado en un diagnóstico sobre las causas del desplome de la producción y el empleo.

La iniciativa contempla un subsidio a la tasa de interés de la financiación de la vivienda con el fin de bajarla de 12 a 7%, introduce apoyos fiscales sectoriales y conmina a los fondos privados de pensiones (AFP) a colocar US$10.000 millones en el exterior.

No es fácil entender la baja de la tasa de interés de la vivienda. El Banco de la República venía reduciendo la tasa de interés de referencia sin mayor efecto sobre las tasas activas y el crédito. Ante el rápido deterioro de la economía y el aumento del riesgo y la incertidumbre los bancos prefirieron moderar la cartera y ampliar los márgenes. ¿Hasta dónde se modificará esa situación por el subsidio a la vivienda? De seguro recortarán las tasas para recibir el subsidio y complacer al Gobierno, pero no incrementarán los préstamos.

A nadie se le escapa que en un mercado de vivienda montado en una burbuja de alzas de precios cinco veces mayores que el índice al consumidor y subsidios a la tasa de interés constituye un elevado riesgo. Los usuarios quedan expuestos a una caída de los precios que podría colocar el valor de las viviendas por debajo de la deuda, como ocurrió con el UPAC y las hipotecas subprime en EE.UU.

 Las disposiciones sectoriales giran en torno a apoyos fiscales para reducir los costos de la producción de la industria y la agricultura, y aliviar las pérdidas de algunos sectores damnificados por la revaluación. Son acciones asistenciales que tranquilizan a los beneficiarios, pero no tienen mayor efecto.

Se plantean interrogantes sobre la conveniencia de emplear los recursos de las pensiones con propósitos monetarios y cambiarios. De hecho, quedarían sometidos a la baja tasa de interés internacional, la sobrevalorización de las acciones y los títulos de largo plazo.

No se ha entendido el proceso que condujo al estado actual. La economía experimentó la ruptura de la burbuja del crédito y alza de los precios de los activos que provocaron un fuerte choque que ocasionó la caída de la demanda efectiva. A la severa contracción ocasionada por el déficit en cuenta corriente, que se estima en 6% del PIB en términos reales, en la actualidad se agregan la caída del crédito, la baja de los ingresos del trabajo causada por la reforma tributaria y la entrada del TLC con EE.UU. Frente a los fracasos reiterados, en todas partes se abre camino un nuevo paradigma que reconoce que la economía no es regulada por la tasa de interés y que la austeridad no arregla la apreciación del tipo de cambio. El desbalance fiscal y la intervención en el mercado cambiario sin limitaciones monetarias emergen como la fórmula salvadora para conciliar la reactivación y la devaluación.

  • Eduardo Sarmiento | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

6
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

polista

Dom, 04/21/2013 - 21:30
No quieren entender y tampoco les importa , ellos quieren salvar algunos intereses , pecar pos acción y no por omisión. En el caso de las pensiones ya vendrán las consecuencias y tendrá que pagar , con la plata del pueblo , los daños causados patrimonialmente a esos Fondos.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 04/21/2013 - 15:24
LA FORMULA SALVADORA QUE PLANTEA EL DR. SARMIENTO, QUE PARTIDO O PARTIDOS PODRÁ DESARROLLARLA? Descartemos inicialmente a los partidos que están hoy en el gobierno de santos, los mismos que llevan imponiendo las formulas contrarias a lo plantea el columnista. Tampoco serán los partidos que rodean a los terroristas farc, el PCC, marcha democrática, unión patriotica, más como lo explicaba Jacobo Arenas tiene una poderosa fuente de enriquecimiento en centeras de fincas que tienen entre 3O a 5O MIL CABEZAS DE GANADO, CAPITALES Y SON AGRONINDUSTRIALES y combinan todas las formas de lucha. SÓLO QUEDA EL MOIR Y EL POLO, el primero que lleva más de 4O años planteando lo que defiende el DR. Sarmiento: DEFENSA DE LA PRODUCCIÓN NACIONAL CON ARANCELES Y SALARIOS DIGNOS CON PENSIÓN, Y ESTA CONTRA TLC.
Opinión por:

luispuyana

Dom, 04/21/2013 - 14:08
LA SISTEMÁTICA RUINA DE NUESTRA ECONOMÍA EN TODOS SUS PRENTES se ha convertido en el pan de cada día. Hoy decimos que estamos peor que ayer, pero eso es la frase de todos los más de cien años de gobiernos bipardistas, hoy fragmentados. HASTA CUANDO, HASTA QUE REVIENTE TODO EL PUEBLO Y LIQUIDE ESTE INFAME MODELO NEOLIBERAL.
Opinión por:

sincorruptos

Dom, 04/21/2013 - 13:03
En una narcodemocracia la economia es atipica. Mafiosa.
Opinión por:

jaramo

Dom, 04/21/2013 - 11:09
Este plan de reactivaciòn no està acompañado de un diagnòstico sobre la causa de lo que pretenden reactivar lo que se ha caido. Y ni siquiere les sirvió de recorderis el que hubieran "celebrado" en estos días los funerales de la Thatcher. la gran impulsadora de los males de la sociedad global que vivimos y que viene asolando al mundo entero y ya le llegó también a los europeos y a los gringos. Ojalá, con ella, hubieran enterrado (o cremado) también sus ideas...
Opinión por:

Ar mareo

Sab, 04/20/2013 - 23:34
Don Eduardo en el pais la burbuja inmobiliaria se va a mantener mientras el lavado de activos siga existiendo. Aqui los precios de las viviendas no van a bajar mientras existan caletas llenas de efectivo y los intereses no bajaran mientras los bancos sigan lucrandose de "apoyar" a los constructors en este negocio
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio