Publicidad
Santiago Villa 29 Abr 2013 - 11:00 pm

Platino para el mundo II

Santiago Villa

La situación laboral en el primer productor de platino en el mundo.

Por: Santiago Villa
  • 38Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/platino-elmundo-ii-columna-419172
    http://tinyurl.com/blhwxdh
  • 0

El 16 de agosto del 2012 la policía de Sudáfrica asesinó a 34 mineros de la empresa Lonmin, que realizaron una huelga en una de sus minas más grandes de platino. La masacre de Marikana se convirtió en un símbolo de los excesos policiales ante la protesta social, y aconteció en el contexto de meses de turbulencia laboral en las minas sudafricanas. La ola de protestas tenía los mismos reclamos: mejoras en los salarios y en la seguridad de las minas.

Sudáfrica produce el 67% del platino del mundo, y mientras la protesta laboral ardía el precio del platino aumentó, entre el 14 de agosto y el 14 de septiembre, de US$1.400 a US$1.700 la onza. Entretanto, la producción de platino en el país cayó 13%. El gobierno afirmó en marzo del 2013 que las protestas del año anterior le habían costado US$1.100 millones al país en el año 2012.

Es muy común la opinión de que las consecuencias de la protesta laboral son responsabilidad de los trabajadores, y no de los empleadores que motivaron el descontento. A menudo se alaba a un alto funcionario público porque acabó con el poder de un sindicato “que tenía arrodillada” a alguna empresa privada o institución pública. Margaret Thatcher es un ejemplo de ello. Todo uso de violencia para acallar la protesta laboral parte de aquel supuesto.

En Sudáfrica la situación de los mineros masacrados en Marikana fue particularmente solitaria porque, en este país, los sindicatos mineros están cooptados por el establecimiento. Los trabajadores afirman haber acudido al sindicato para presentar sus reclamos, pero su petición cayó en oídos sordos. Fue por esto que el gobierno afirmó que la huelga era ilegal y que desplegó a la policía para reprimirla.

A pesar de la masacre las protestas no se detuvieron. En cambio, generaron en otras minas movimientos de solidaridad. Finalmente, la empresa Lonmin acordó un aumento salarial para los trabajadores. Cuando visité la mina con periodistas de la emisora local de radio, Mafisa, que han cubierto durante todo el año la difícil situación de los mineros de Marikana, y hablé con los trabajadores, afirmaron que no habían recibido ningún aumento salarial.

Compartí esta información con personas cercanas a las compañías mineras y a las negociaciones laborales, y algunas afirmaron que los mineros quizás no comprendían cómo había funcionado el aumento, pues hay muchos rubros que la empresa descuenta de su salario neto, antes de entregar el efectivo al trabajador. Sin embargo, el sentido común sugiere que si un trabajador no nota un aumento salarial es porque dicho aumento es insuficiente.

Los trabajadores han quedado, entonces, en la misma situación que antes. “Un mar de lágrimas no es suficiente para dar cuenta de la profundidad de nuestra desdicha”, expresó en lengua xhosa uno de los mineros que hizo parte de la huelga y estuvo presente el día de la masacre. “Los sindicatos están con la compañía. Son todos el mismo grupo”.

Si la economía de Sudáfrica está perdiendo más de mil millones de dólares de producción a causa de protestas laborales, se debe a que su sistema de reclamo laboral es disfuncional, por no decir inmoral. La independencia de los sindicatos obreros es una de las condiciones para que los reclamos laborales no generen desestabilidad social. Esta es una lección importante para Colombia, cuya economía está desembocando en una actividad minera sin precedentes históricos.

Twitter: @santiagovillach

TAGS:
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El cuero cabelludo se vuelve lienzo para este artista
  • Samper se instala en Quito para ejercer como nuevo Secretario General de Unasur
  • Corte ordena revivir las corridas de toros en la Santamaría

Lo más compartido

8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Ni Dictadura de Votos Ni Democracia de Botas

Mar, 04/30/2013 - 18:39
A ver si entendí, su punto, tocayito vende-patrias. Los desaguisados del sector minero son cosas de países pobres, violentos y sin estructura institucional, donde la policía se presta para servir intereses privados acallando a los trabajadores a sangre y fuego. Pero eso, obviamente, no pasaría en Colombia, donde la Condoto Platino tendría que sujertarse a lav avanzadísima institucionalidad colombiana y obedecer la ley laboral, incluída las que obliga a respetar y escuchar a trabajadores y sindicatos... El beneficio para el país sería inmenso porque captaríamos el mercado dejado por Sudáfrica y el dinero de regalías e impuestos desarrollaría la ya muy floreciente región chocoana, con excedentes para el, siempre bien invertido presupuesto nacional, cierto? Ya te creo, tocayito, ya te creo...
Opinión por:

comentandoj

Mar, 04/30/2013 - 17:29
Cualquier parecido con lo que pasó, pasa y pasará en Colombia, ¿será pura coincidencia? . No olvidemos que la minería es una forma de esclavitud. que ha desaprecido en los países civilizados, pero que aquí parace que no han pasado más de 200 años de independencia, con la gravedad, que los patronos-mineros colombianos son verdaderos negreros que atropella, abusan y hasta matan a sus trabajadores.
Opinión por:

Roudier

Mar, 04/30/2013 - 11:42
Pero qué le podemos hacer si desde que enano narcoparaco gobernó todo lo que sea sindical es guerrilla. Esa es la herencia de la polarización. Ní hablar de sindicatos como el de los trabajadores del banano, Sintrainagro, que ganando varias veces la alcaldía de Apartadó, solo dejo deudas y corrupción, demostraron no saber gobernar.
Opinión por:

practicantejuridico13

Mar, 04/30/2013 - 11:34
El derecho de asociación sindical es un derecho fundamental de todo ser humano que vende su fuerza laboral a las empresas del sector publico y privado. Esta es un logro de la humanidad producto de una lucha a sangre y fuego de vida o muerte. No podemos permitir que esta conquista historica se vea desvirtuada por desviaciones de poder e intereses oscuros de las grandes multinacionales o de empleadores despotas que le dan prioridad a la rentabilidad de sus empresas ignorando la funcion social de la propiedad privada y los principios fundamentales que oriental el trabajo entre los que se destaca la justicia, equidad y la compensacion del trabajo en una forma proporcional a la calidad y cantidad del mismo.
Opinión por:

luigi rodini

Mar, 04/30/2013 - 11:21
precisamente en colombia ser sindicalista es casi 1 suicidio - no recuerdo si el ultimo fue el sr. q. hiba a denunciar la Nestlè, como les parece, srs los politicos........
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Mar, 04/30/2013 - 08:52
Un país que asesina a sus sindicalistas es una republiqueta totalitaria. Cualquier coincidencia con Colombia... De otra parte, los sindicatos son respetados en el mundo civilizado y próspero; ejemplos, Alemania y los países escandinavos, etc.
Opinión por:

luis eduardo garces orozco

Mar, 04/30/2013 - 05:26
Y que dice la "opinion publica intenciona" al rspecto? Nada, porque es beneficiaria directa del producto de la explotacion de los Pueblos. En Colombia tambien estan cooptados los sindicatos por la patronal, asi como todos los estamentos de la sociedad estan cooptados por l corrupcion.
Opinión por:

Boyancio

Mar, 04/30/2013 - 04:39
Gracias, don Villa por ilustrarnos tanto. El sindicalismo, su causa, su valor, su encanto de reproche, tiene al pueblo gringo en un nivel de vida de dignidad declarada y plato servido a lo bien sabroso. Acá, se trabaja, se muele, se suda, se presta el hopo, y apenas alcanza para el arró, para una que otra llamada y pagar la lú.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio