Publicidad
Gonzalo Silva Rivas 22 Ene 2013 - 11:00 pm

Notas al vuelo

Poco a poco

Gonzalo Silva Rivas

La apertura de una investigación preliminar por parte de la Fiscalía General contra el padre de la bebé raptada y rescatada hace pocos días en Bogotá, requerida por el ICBF por presunto delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, coincide con una campaña insonora pero vigorosa que se adelanta en algunas ciudades del país y que, aunque difiere en su contexto del caso comentado, busca combatir el abuso sexual hacia la niñez, practicado con fines de dominación, gratificación o lucro.

Por: Gonzalo Silva Rivas

La lucha contra la ESCNNA (explotación sexual comercial contra niños, niñas y adolescentes) involucra diversos frentes, algunos tan generalizados como la pornografía infantil, la explotación o el matrimonio forzado, pero es en el turismo donde encuentra un escenario bastante complejo. Ciertos establecimientos de hospedaje, restaurantes, bares, agencias de viajes y otros actores disfrazados de servicios turísticos conforman las piezas de una oscura infraestructura que de manera criminal se ha puesto al servicio de viajeros locales y extranjeros, controlada por redes delictivas dedicadas a las drogas y a la trata de personas, cuya mira está enfocada hacia los países en desarrollo.

Son varias las causas que abonan este campo de infamias sobre el que se construye el delito. La pobreza del destino, su debilidad institucional, la corrupción de las autoridades y las facilidades para viajar, traspasar fronteras y escapar de la justicia, sumadas al poder económico del abusador y al amparo de la clandestinidad y del anonimato, que desinhibe de preceptos morales y que en lugares ajenos, fuera de entornos familiares y sociales, desencadena sensaciones de libertad que animan a los pederastas a riesgos y aventuras.

El oprobioso “mercado” de menores en el turismo se intenta combatir con estrategias de prevención y sensibilización a través de la ECPA (End Child Prostitution, Child Pornography and Trafficking of Children for Sexual Purposes), entidad que aborda el problema a nivel global desde hace 20 años El camino es largo y culebrero, y el recorrido apenas inicia. Onu, Unicef, la Fundación Renacer y el Instituto Distrital de Turismo en Bogotá adelantan procesos de certificación de compromisos con los operadores turísticos para visibilizar el problema, movilizar a la opinión pública e incentivar la denuncia.

La alianza busca restarle espacios al abusador para cerrar su campo de acción. Un pacto por la defensa de los derechos de la niñez al que en Bogotá se suman 45 operadores de hoteles, restaurantes, bares y similares; en el país la cifra llega a 106, y en el mundo a 1.030 en 44 naciones. Un cáncer que prende alarmas y del que poco a poco se espera que responda al tratamiento.

gsilvarivas@gmail.com

  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Hay 1.500 millones de personas con hambre
  • AS Mónaco vence 4-2 a Atlético Nacional en amistoso en Miami

Lo más compartido

1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Taticapaisa91

Mie, 01/23/2013 - 09:11
La superficializacion de los medios de comunicacion en nuestro pais es tan grande que un problema como el que motiva esta columna, de tn graves proporciones, casi nunca se registra y obviamente no crea conciencia social. Pero vemos especialmente en nuestra television que la faranduleria es la esencia de nuestras comuncaciones. Por ejemplo horas y paginas enteras dedicadas al nacimiento del hijo de Shakira, mientras que el flagelo de la explotacion sexual de los niños y niñas del país, en pocos casos como estas excepciones genera la atención de nuestros periodistas. Esta es nuestra sociedad, qué le vamos a hacer.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio