Publicidad
Nicolás Uribe Rueda 28 Sep 2012 - 11:00 pm

Presos por la incapacidad

Nicolás Uribe Rueda

La situación de las cárceles colombianas es simplemente insostenible. Las condiciones mínimas de salubridad e higiene son inexistentes.

Por: Nicolás Uribe Rueda
  • 54Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/presos-incapacidad-columna-378221
    http://tinyurl.com/kal8g4h
  • 0

Para dormir, los presos se amontonan en las celdas, se recuestan en los pasillos, cuelgan hamacas de los techos y hasta se acomodan en los baños. El hacinamiento general llega al 40% y, como si eso fuera poco, en algunos centros carcelarios no hay servicios públicos y la comida es precaria y escasa. Ninguna empresa prestadora de salud se atreve a atender a los reclusos, pues la UPC no es suficiente para pagar el costo de una población de más de 100.000 personas en donde un gran porcentaje requiere atención médica. Sólo siete de cada diez internos han sido condenados; el resto, casi 35.000 personas, están a la espera de su juicio, que en muchos casos ha tardado más de dos años, lo que, como es obvio, supera ampliamente los términos legales.

En un ambiente como éste es posible que suceda casi cualquier cosa, y en ausencia de controles, las cárceles se convierten en universidades del delito. Esta semana, por ejemplo, un interno acabó con la vida del director de la cárcel de Villanueva en medio de una fiesta acompañada de licor al interior del centro penitenciario, y un célebre recluso denunció públicamente un intento de homicidio. Es claro también que en nuestras cárceles no hay posibilidad alguna de que se cumpla la función resocializadora de la pena.

A pesar de que el Estado ha venido invirtiendo recursos importantes para construir nuevas cárceles y ampliar las existentes, los 22.000 nuevos cupos creados en los años anteriores parecen poca cosa frente a una población carcelaria que ha aumentado cerca de un 300% en los últimos 20 años (y eso que la impunidad excluye a un buen número de bandidos). No queda duda pues que el problema carcelario colombiano es consecuencia de la falta de política criminal y de la incontinencia legislativa para convertir en delito todo aquello que se considera ofensivo para la sociedad. Cada legislatura hay nuevas conductas que se penalizan, penas que se aumentan y delitos que pueden verse cobijados por medida de aseguramiento. Sólo para mencionar un ejemplo, vale la pena recordar que fuentes oficiales afirmaron que la penalización de los borrachos al volante significaría 35.000 nuevos reclusos anualmente. Además, no existe hoy en Colombia un juez que se atreva a dejar libre a un sindicado mientras se desarrolla el juicio, pues se ha vuelto costumbre considerar a todos los acusados como un peligro para la comunidad.

El tema, por tanto, no se resuelve solamente construyendo cárceles o soltando presos, sino evaluando cuáles son las prioridades de la política criminal del Estado y aplicando al Gobierno, a la Fiscalía y a los jueces en la tarea de satisfacer eficazmente esas preocupaciones en el marco de las exigencias de un Estado social de derecho. Lo único que no puede suceder, sin embargo, es que la ciudadanía termine presa de la incapacidad del Estado, sufriendo las consecuencias de la impunidad y de la falta de claridad en los objetivos y en la orientación de la persecución de los delitos.Twitter: @NicolasUribe

  • 0
  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Tom Cruise paga para que no lo vean actuar
  • Barcelona le rinde tributo a Lionel Messi
  • Ex Miss Universo 'quita' anillo de castidad a Nick Jonas

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
10
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

jojecarte

Sab, 09/29/2012 - 14:12
No se preocupe Dr. Uribito que a partir del año entrante empiezan a salir en desbandada los ex-duros y mandos medios del narcoparauribismo presos desde el 2004 y 2005 casi completan los 8 años que les dieron de gabela, sin verdad ni reparación, incluidos los falsopositivos del prófugo Dr. Ternura. Con sus fortunas y estructuras intactas a apoyar el brazo político uribérrimo, en la recaptura del poder. Deberían pagar de su bolsillo, el sostenimiento en las cárceles o sino como dice mi abuela : " que chupen por bandidos ".
Opinión por:

sabueso

Sab, 09/29/2012 - 12:17
a lo mejor si t nombran diretor de presions n unos dos periodos lo arreglas todo no s sab quiens son màs hampons si los condeaos o los que condnan
Opinión por:

bocachico1

Sab, 09/29/2012 - 11:04
Nicolas...y cuando es que vas a cambiar esa foto de la columna...en la que pretendes posar de intelectual, cuando lo unico que sos es un lameculos del patron del uberrimo
Opinión por:

Marmota Perezosa

Sab, 09/29/2012 - 10:35
Esas no son las soluciones.......La solución está en la educación......No la solución de su capo el narco , sanguinario , torpe y salvaje Uribruto de la violencia y las armas
Opinión por:

JDNA

Sab, 09/29/2012 - 10:25
Como siempre, este pobre muchachito buscando el muerto río arriba. Lo primero que debe hacer una persona inteligente, es un diagnóstico sobre la situación carcelaria actual. Puede ser verdad que haya 135.000 presos, que para una población aproximada de 45 millones, daría como resultado que aproximadamente el 0,3% de la población total se halla privada de la libertad. La primera pregunta que se debe responder es cuánto nos cuestan mensual o anualmte esos 135.000 presos? Cuánto es el costo per-cápita de cada preso? En qué beneficia a la sociedad tener a esa gente tras las rejas? Valela pena invertis esos recursos? Se está gastando lo justo? o más de la cuenta en este rubro? Existen alternativas distintas para resolver la problemática que nos plantea la subcultara delincuencial?....
Opinión por:

JDNA

Sab, 09/29/2012 - 10:32
(2)... y en la respuesta a la última pregunta está el kid de la cuestión, pues es verdad que existe una muy arraigada cultura delincuencial en este país, que tiene muy diferentes orígenes, pero que en resumidas cuentas tiene que ver con algo que desde siglos atrás se ha pregonado, y que incluso es lema de laPolicía Nacional en algunos carteles que rezan: "Educad al niño, para que no tengaís que castigar al hombre". Lo que es claro es que se necesita mayor énfasis en la educación y formación de niños y jóvenes, brindar alternativas que alejen a los niños del mundo del hampa, dignificar el trabajo, y a quien lo ejerce.
Opinión por:

MGaitan

Sab, 09/29/2012 - 10:12
Un Burro hablando de orejas,esta es la fatidica historia de los elegidos , por el estado y la sociedad, desde hace aproximadamente 40 años los burocratas..senadores.no han hecho mas que mirar de reojo que se pueden saquear,con sus garras avidas de dinero, y no se arriman a las necesidades del pueblo, solo dando prevendas(creando leyes ) a los empresarios y mutinacionales que se les acercan a sus templos (oficinas) para sus objetivos supracapitalistas.como ellos los financian en sus campañas fetidas de mentiras...que el senado sea unicameral..es una posible solucion para que se generen leyes a favor de los 30 millones pobres en Colombia,,fuera los niños ricos..del senado..SIEMPRE LOS MISMOS DE GENERACION Y GENERACIONY DE SU MISMA ESTIRPE
Opinión por:

leftright

Sab, 09/29/2012 - 08:15
la justicia colombiana vale menos que la mierda,es ineficiente,incapaz,.corrupta,politizada ,no por nada le dicen el cartel de la toga,los botine,las pensiones ,los falksos testigos,
Opinión por:

Contradictor

Sab, 09/29/2012 - 09:52
Eso es cierto. La prueba es que usted anda por estos foros despotricando , amenanzando y sembrando cizaña, en lugar de estar tras la rejas que es el sitio que le corresponde.
Opinión por:

Pietrobareta

Sab, 09/29/2012 - 08:05
Dr. Uribe la situación de salud mental de los reclusos es gravísima se lo digo porque el tema lo he trabajado con el comité internacional de derechos humanos de la Cruz Roja y la asociación colombiana de psiquiatría.La atención se limita a medicar a unos cuantos presos psicóticos, pero hay miles con todo tipo de trastornos sufriendo y agravandose su condición sin ninguna ayuda. La tasa de suicidio en las cárceles colombianas esta muy por encima de la población general. Celebro que usted se halla interesado en el tema y por otra vía le haré llegar un aporte sobre lo mencionado.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio