Publicidad
Columnista invitado 9 Dic 2012 - 11:00 pm

Presupuesto con 'buenas intenciones'

Columnista invitado

Las últimas encuestas reflejan que más del 60% de los ciudadanos no se siente satisfecho con el gobierno de Gustavo Petro. Ya ha pasado un año de mandato y la incertidumbre crece. Con la aprobación del presupuesto para 2013 se mantienen varios interrogantes, pues aunque se ajusta a las necesidades de la ciudad, está desfinanciado y no garantizando una ejecución eficiente.

Por: Columnista invitado
  • 33Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/presupuesto-buenas-intenciones-columna-391536
    http://tinyurl.com/bz4orub
  • 0
insertar

El valor total del presupuesto es de $13,7 billones, sin embargo, el 11% no cuenta con fuentes de financiación ciertas. La administración daba por hecho la aprobación del cupo de endeudamiento y de la reforma tributaria, y hoy su futuro no es claro. La administración nunca precisó qué proyectos defendería en caso de no conseguir la totalidad de la financiación, lo que obliga al alcalde a asumir el costo político y financiero por la desfinanciación del presupuesto y del Plan de Desarrollo.

El alcalde ha defendido en el sector de movilidad un abanico de proyectos, donde varios de ellos siguen sin estudios técnicos, no se han priorizado y, lo más grave, la gran mayoría están financiados con recursos que aún no están. En el presupuesto se mantiene esta tendencia, pues aunque promueve los cables aéreos, el desarrollo de la red de ciclorutas, el tranvía, la ampliación del sistema Transmilenio, entre otros temas, deja sin certeza estos proyectos hasta que no se consigan los recursos necesarios.

De la misma manera sucede en educación, ya que en la ‘gran apuesta’ de la administración, algunos programas dependen de fuentes de financiación por gestionar. Se puede destacar que el 28% del presupuesto se destinará para la Secretaría de Educación con el objetivo de aumentar el acceso a la educación superior, a las tecnologías de la información, entre otros. No obstante, la jornada única escolar, principal propuesta del alcalde Petro, pasó a segundo plano reemplazada por la jornada extendida, siendo la jornada única un proyecto necesario para mejorar la calidad y conseguir que los jóvenes asistan ocho horas al colegio y no cuatro, como hoy asiste la mayoría de estudiantes.

Por otra parte, el presupuesto otorga facultades extraordinarias al alcalde para hacer modificaciones presupuestales, a su vez, modifica el plan con respecto al banco que pretendía comprar la administración, que luego tuvo que catalogar como inviable técnicamente.

Así, aunque las preocupaciones del alcalde coinciden con las necesidades de la ciudad, los resultados seguirán siendo inciertos mientras mantenga mensajes equívocos y la financiación no esté garantizada.

El alcalde mayor tiene un desafío: demostrarle a dos terceras partes de la capital que tiene la capacidad de gobernar.

 

*Miguel Uribe Turbay

  • Miguel Uribe Turbay | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • La mejor inventora del mundo es colombiana
  • La impactante broma de los 27 millones de reproducciones en YouTube
  • 'No le preste atención a la gente pobre': Robert Kiyosaki
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio