Publicidad
Javier Moreno 2 Nov 2012 - 11:00 pm

Prevenir lo inevitable

Javier Moreno

Seis científicos italianos acaban de ser declarados culpables de homicidio culposo. ¿Su crimen? Fueron incapaces de predecir un futuro nefasto.

Por: Javier Moreno
  • 45Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/prevenir-inevitable-columna-384946
    http://tinyurl.com/mjkjz6w
  • 0
insertar

El seis de abril de 2009, un terremoto reventó la ciudad de La Aquila. Trescientas personas murieron. Los familiares de las víctimas demandaron al equipo de sismólogos del servicio nacional de evaluación de riesgo y, contra todo pronóstico, ganaron.

Hay versiones de versiones de lo que salió mal, pero al final todas conducen a la misma conclusión: los sismólogos fueron condenados a seis años de cárcel por no advertir (como si fuera posible) el riesgo que se cernía sobre la ciudad. El precedente legal es preocupante pero la comunidad científica confía en que el caso se resuelva a favor de los inculpados una vez concluya la apelación.

La sismología es una ciencia difícil. Estudia fenómenos repentinos con regularidades difusas estimadas, si acaso, en siglos. Con un siglo escaso de mediciones fiables, su objetivo actual se centra en entender la mecánica de las placas y sus eventuales rupturas y, en la medida de lo posible, hacer estimaciones probabilísticas de que un terremoto suceda en lugares específicos. Por lo pronto, no hay ningún método efectivo que permita predecirlos. Tal vez nunca lo haya.

Dado lo anterior, nuestra línea de defensa principal contra los terremotos es la prevención que minimice los daños y víctimas. La Aquila está empotrada en los Apeninos, una zona de alta actividad sísmica, pero ni la ciudad ni sus habitantes estaban preparados y eso no es culpa de los científicos no importa lo que digan los charlatanes que anuncian que lo vieron venir.

En Colombia tenemos un ejemplo notable del mismo problema.

El terremoto más grande registrado en la historia del país ocurrió el 31 de enero de 1906. Azotó la costa pacífica en la frontera con Ecuador con una magnitud de 8,8. Un tsunami sobrevino. En Tumaco las olas alcanzaron los cinco metros de altura. Se estima que murieron quinientas personas.

Los sismólogos saben que a largo plazo estos eventos tienen un cierto ritmo que a corto plazo es más bien caótico y, dados los pocos datos disponibles, muy difícil de medir. Algunos estudios han sugerido que tres temblores de magnitud menor en 1942, 1958 y 1979 suman una repetición del de 1906. Hay discusión al respecto. Lo único cierto es que tarde o temprano volverá a pasar.

El plan de contingencia contra tsunamis de Tumaco, una ciudad con 170.000 habitantes, calcula que en caso de que un terremoto de 7,9 acompañado por tsunami golpeara la ciudad 14.000 personas morirían. Sin embargo, el último simulacro de evacuación general fue en 2010. ¿Están preparados sus habitantes? Probablemente no. Esto requeriría, además de infraestructura, un esfuerzo continuo de educación y práctica. El plan en papel nunca es suficiente. Por desgracia, el carácter difuso de la amenaza hace sentir que no hay urgencia. El golpe avisa, pensarán. Pésima estrategia.

http://finiterank.com/notas

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • México no resiste más desaparecidos
  • Capturan a madre e hija con 20kg de cocaína en aeropuerto El Dorado
  • Tatequieto del Congreso a abusos de aerolíneas en Colombia

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

puedequesipuedequeno

Sab, 11/03/2012 - 17:22
el azar es dificil de aceptar...
Opinión por:

leftright

Sab, 11/03/2012 - 14:30
De lo que se escaparon el nefasto expresidente Belisaurio Bentancourt el alcahueta de los bandidos y los funcionarios de INGEOMINAS de la epoca,El gobernador de la epoca EDUARDO GARCIA ALZATE y el pusilanime alcalde de armero ALBERTO TORO NIETO a quien el profesor de filosofia y vulcanologo por aficion FERNANDO GALLEGO les previno a todos, mucho antes,todos lo tacharon de loco ,resultado 20.0000 muertos. luego vendria la masacre del M19 en el palacio de justicia.donde asesinaron a mas de 100 personas por incendiar los expedientes de pabloescobar y presionar a los magistrados la NO EXTRADICION y juzgar y ejecutar a Belisaurio dizque por traiccion,pura mierda era un GOLPE DE ESTADO
Opinión por:

Xavierten

Sab, 11/03/2012 - 16:06
Que interesante que Ud. le cree a alias 'Popeye', quien ha cambiado dos veces su declaración de los sucesos del Palacio de Justicia.
Opinión por:

Marmota Perezosa

Sab, 11/03/2012 - 11:56
Los vulcanólogos son unos brujos.........No han podido predecir ni su propia muerte como los 6 que murieron en el Galeras mientras hacían futurología y muchos otros en muchos volcanes
Opinión por:

Xavierten

Sab, 11/03/2012 - 10:59
Discrepo con el forista 'El de la H'. El articulo de The Economist presenta una contradicción insalvable: Si bien reconoce que 'no se pueden predecir terremotos', asegura que los científicos fueron 'descuidados' en su analisis porque los pequeños temblores aumentarían las posibilidades de que ocurra un terremoto y no al contrario. Pero aun si aumentaran las posibilidades (para lo cual habría que brindar el soporte científico) esto NO indica que vaya a ocurrir un terremoto. Desconociendo los detalles del caso, lo correcto, sería presentar información que mostrara que pequeños temblores no son el preludio de terremotos grandes ni que los grandes terremotos fueron precedidos por pequeños temblores, semejantes a los de la ciudad italiana. La culpa es de los habitantes y de los constructores.
Opinión por:

Xavierten

Sab, 11/03/2012 - 16:04
Concuerdo con Ud, 'El de la H': este caso produce indignación. Saber en dónde va a ocurrir un terremoto le quita 'responsabilidad' a los científicos, si es que pueden tener alguna. Los habitantes sabían que en esa zona habían ocurrido terremotos devastadores, y en la actualidad hay formas para mitigar, desde el punto de vista de la ingeniería, el impacto de un sismo. La gente, en un país rico, prefirió mirar para otro lado y se le vieneron las casa encima. La responsabilidad es en gran parte de la propia población. Gracias por responder
Opinión por:

El de la H

Sab, 11/03/2012 - 14:12
En realidad, se puede saber dónde va a haber un terremoto y hasta de qué magnitud, lo que no se puede saber es la fecha -ni el mes, siquiera-. El problema fue que ellos DESCARTARON el terremoto y era mejor equivocarse recomendando la evacuación de L' Aquila en balde que equivocarse por no evacuarla, que fue lo que pasó. A mí me parece exagerado lo de los cargos criminales, pero sí se equivocaron los tipos en sus recomendaciones, de eso no hay duda.
Opinión por:

El de la H

Sab, 11/03/2012 - 06:59
'tra vez la burra al trigo. Lean en artículo en The Economist: los científicos fueron condenados por entregar información errada y por malinterpretar los datos con los que contaban en ese momento, no por no predecir el sismo. Científicos de todo el mundo concuerdan en que no era sensato descartar el terremoto -cosa que hicieron- sino recomendar una evacuación ya que L'Aquila fue destruida por terremotos antes y las construcciones de la ciudad en general no eran seguras. En un juicio por incompetencia a unos funcionarios públicos, no a la Ciencia como tal.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio