Publicidad
Armando Montenegro 27 Jul 2013 - 11:00 pm

A propósito de George Alexander Louis

Armando Montenegro

UNA PARTE DE LA OPINIÓN PÚBLIca británica, como es usual ante las vanas festividades de su casa real, reaccionó con indignación ante la bobería colectiva desatada por el nacimiento del hijo del bisnieto de la reina Isabel II.

Por: Armando Montenegro
  • 96Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/proposito-de-george-alexander-louis-columna-436364
    http://tinyurl.com/ku6wjxt
  • 0
insertar

Aunque se reconoce que este niño ya no ejercerá el poder de los monarcas de antaño, sí  será muy afortunado. Tendrá decenas de sirvientes, una educación esmerada, recibirá millones de libras de sus súbditos, acaparará la atención de miles de personas y será llamado rey, eso sí, con muy poco poder. Su vida será infinitamente más fácil que casi la de cualquier otro bebé del Reino Unido, quien, con seguridad, sufrirá incertidumbres, dificultades, carencias y sinsabores en materia de educación, salud, empleo e ingreso.

Hay una gran distancia entre las oportunidades de George de Cambridge y cualquier pobre George de Inglaterra. Pero hay distancias mayores en otros países.

La movilidad social, el grado en que la suerte de los hijos está determinada por la situación de sus padres, es ciertamente más baja en Colombia que en el Reino Unido.

En un país con baja movilidad social, lo bueno y lo malo, en materia de educación, ingreso, contactos, confianza y seguridad en el futuro —todo lo que cuenta en la vida productiva— se heredan. Si una persona no tiene ni ingresos ni educación, sus hijos serán igual de pobres e ignorantes. Si alguien tiene todo, como los nobles británicos, sus hijos heredarán los privilegios y disfrutarán una vida plena de comodidades y oportunidades.

En el otro extremo, en un país con alta movilidad social, el nivel educativo y el ingreso de una persona no están determinados por la educación o el ingreso de sus padres. La riqueza, la pobreza, la educación y la ignorancia no se heredan. Lo que obtiene una persona en su vida depende únicamente de su esfuerzo y sus capacidades (este es el mito, en realidad un verdadero mito, del llamado sueño americano). Y, por lo general, el Estado tiene instituciones para compensar las deficiencias en el ingreso o la educación de las familias.

Uno de los síntomas, y también la causa, de la baja movilidad social, es el abandono de la educación que recibe la gran mayoría de la población. Decenas de estudios muestran que la distribución de capital humano, que asegura que la mayoría de la población tenga acceso a una buena atención preescolar, a educación primaria y secundaria de calidad y adecuada preparación para el trabajo, es un factor que mejora de manera significativa la movilidad social en un país. Esto fue lo que hicieron las reformas liberales del siglo XIX en Europa, un esfuerzo que todavía está por hacerse en nuestro medio.

En Colombia existe un gran abandono por los temas de la distribución de capital humano. Los hijos de las personas de los estratos altos se benefician de buenas guarderías y excelentes colegios y universidades que garantizan que reciban una educación semejante o superior que la que tuvieron sus padres. En el otro extremo, para la mayoría, se mantiene un sistema público de pésima calidad, capturado por sindicatos, burocracias y políticos que se privilegian de su intermediación entre los fondos del Estado y la ignorancia de los jóvenes. Lo peor es que la reforma radical de esta situación no hace parte de la agenda política de la derecha o de la izquierda.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 14
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • En funciones el Hiperministro
  • Santa Fe consolida liderato de la ronda inicial del torneo Finalización colombiano
  • Nieves Oct 19 - 10:59 pm

    Más impuestos

    Más impuestos

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
14
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

Sebastián Felipe

Dom, 07/28/2013 - 23:17
1. Debió escribir Casa Real, con mayúscula ?aunque Karissa (así, con mayúscula, aunque ella “prefirió” la minúscula en su seudónimo) diga que no, sin revisar la regla ortográfica correspondiente?. 2. George Alexander Louis ?o Jorge Alejandro Luis? es bisnieto ?o biznieto? de la reina Isabel II, no “hijo del bisnieto”, pues en este caso sería tataranieto, y la Reina ?cónfer opinión de Karissa? no tiene ninguno todavía. Y marros más ?no paso del tercer renglón, de cuarenta y siete que tiene la columna?.
Opinión por:

epalacior

Dom, 07/28/2013 - 19:07
Sobre el tema de l educación es triste el matoneo que ejercen algunos "educadores". Sobre el tema leer "RECUERDO" DE ROFESORA I y II en www.eligiopalacio.com
Opinión por:

hotcat

Dom, 07/28/2013 - 17:04
No entiendo como en el siglo XXI aún subsistan las tales monarquías y que haya familias con tanto privilegio pero bueno eso no es tan grave. Lo terriblemente grave es que un país tan avanzado en todos los aspectos tenga esa clase de habitantes tan imbéciles que le rinden tributo al nacimiento de un ser humano cualquiera. cuando vi eso pensé que todos ellos eran los seguidores del innombrable, el ser mas perverso que ha tenido Colombia.
Opinión por:

menvil

Dom, 07/28/2013 - 15:46
Pasa por un excelente momento la visión analítica del Dr. Montenegro. Cuantas de las tonterías de que se ufana nuestra sociedad colombiana se alimentan de las costosísimas boberías de los adoradores de los mitos de la realeza. Infortunadamente, los ideales de la mayor parte de nuestra sociedad no van a cambiar fácilmente. Para muestra un botón: varios de nuestros equipos de fútbol son "reales", los matrimonios se nutren de arreglos copiados semanalmente de los que vienen del cielo de los que viven sabrosamente de los demás, como en el caso del futuro Lord que da pie al artículo comentado.
Opinión por:

CARV

Dom, 07/28/2013 - 14:21
Con el debido respeto, hay que decirle al señor Montenegro que la garantía efectiva de una educación pública, generalizada, de calidad, y ajena a chequeras y apellidos, ha sido y es uno de los pilares fundamentales y de las metas irrenunciables de los verdaderos líderes y partidos 'de izquierda'. Para cualquier estudioso de los temas de las ideologías políticas, resulta obvio que las anheladas y cacareadas 'Libertad' y 'Democracia' sólo son logrables y sustentables en la medida en que el Pueblo (en su expresión más amplia y profunda) tenga un expedito acceso a los inestimables bienes de la Cultura y de la Ciencia. Pero, 'por reducción al absurdo' (como en Matemáticas), los privilegios y el gamonalato de unos pocos explotadores les exigen mantener al Pueblo en la ignorancia, para dominarlo
Opinión por:

Ar mareo

Dom, 07/28/2013 - 12:36
un llamado a q dicha minoria use su poder para modificar las condiciones q garantizan sus privilegios y rompa el patron de exclusividad de los mismos.... una de esas columnas de receso mientras le asignan una nueva tarea para q use su "opinion experta"
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Dom, 07/28/2013 - 12:39
"Ar mareo": lea entre líneas el último párrafo de la columna. Claro que está haciendo la tarea.
Opinión por:

gedanke99

Dom, 07/28/2013 - 12:32
A mucha honra me considero un "levantado", mis papás hicieron un esfuerzo titánico para alimentarnos y educarnos a mis hermanos y amí, desde su trabajo como asalariados y ama de casa, y pude acceder a una educación pública superior dónde me formé como profesional e hice mi especialización. Esto basado en el esfuerzo de mis padres y con los pocos recursos económicos de mis padres ahora me puedo jactar de una educación buena y de poder ofrecerles a mis hijos una vivienda, educación y salud.
Opinión por:

gedanke99

Dom, 07/28/2013 - 12:28
Lo más triste es que el escalar socialmente es hasta mal visto, ya que en los estratos altos ven al pobre que ha logrado alcanzar un crecimiento económico y una buena educación, con su esfuerzo y trabajo honrado, como un arribista y un "levantado" y en los estratos bajos lo ven como un creído, un suertudo y como alguen que no debió subir allí porque ese no era su puesto.
Opinión por:

Adorador de Plotino

Dom, 07/28/2013 - 09:50
No parece creíble que los hijos de los estratos más altos en Colombia reciban educación entendida como ilustración que pueda llamarse buena, sino lo contrario, mala, pues fundamental-mente reciben instrucción adiestramiento habilidad para, mediante el ejercicio de profesiones que atrevida-mente llaman-se liberales, abusiva-mente enriquecer-se más allá del límite de la bondad dineraria, denominado austeridad; bestia-lidad mantenida sin ningún empacho en medio y a costa de tanta Inteligencia desperdicia-da des-preciada que, evidente-mente al menos para mí que los contemplo, reina entre mis iguales por naturaleza humana, nuestros varios millones de pobres que, iluminados por la razón que es actividad y luz del espíritu, se las arreglan para conservar-se alegres entre tan adustos ricos.
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Dom, 07/28/2013 - 07:26
NADIE puede negar que esa vida de monarcas, príncipes, princesas como demás titulares de otros cargos, en ese mundo maravilloso y lindo que se mueve alrededor de todos aquellos que pertenecen a la clase azul, es un modelo bonito de bienestar total y maravilloso. Entiendo que le hagan tanta fiesta al nacimiento de un bebé de la realeza. Todo ello es lógico y va con la dinámica que allí sucede. Nadie puede negar tampoco que son infinidad los seres humanos que viven en urgencias vitales manifiestas y que los gobiernos con sus economías no les dan las condiciones justas, para que se puedan desenvolver en la sociedad con la dignidad y categoría que todos merecemos, por el solo hecho de ser seres humanos; los inteligentes y pensantes de la naturaleza. La cuestión se complica por la avaricia. ...
Opinión por:

ROGELIO VALLEJO OBANDO

Dom, 07/28/2013 - 07:44
LA CUESTIÓN se complica por la avaricia, asustadora y en crescendo de una clase "azul" para imponer condiciones y medidas de la que solo un círculo pequeño se lleva la parte del león para sus remuneraciones al capital y a la renta, quedando muy poquito para la remuneración al factor más importante, que como en el pasado se quiso hacer, merece también repartición de utilidades. Ese "mundo azul" tendrá que entender que el ejercicio de la política como de la economía no es para generar altos resultados de malestar social. Las sociedades no pueden crecer desaforadamente para el lado de una "realeza" o de unos "elegidos" por el destino, llevándose por delante y sin el menor miramiento a las mayorías, que hoy perviven a punta de esperanzas y deudas a la manera de Don Simeón Torrente.
Opinión por:

rumbelio

Dom, 07/28/2013 - 07:21
da tristeza que en pleno siglo XXI todavia existen los mal llamdos reyes.
Opinión por:

rumbelio

Dom, 07/28/2013 - 07:19
Sr columnista uno ve la juventud llamandose del partido conservador que poco saben estos muchachos la clase de partido que a sido este y el rojo tambien. no son capaces de formar un partido de verdad que luche por los mas necesitados. los jovenes no conocen la historia por eso siguen con el cuentico de los partidos conservador y liberal, ya que los demas partidos han militado en uno o en otro.con esta juventud que esperanzas le espera a un pais tan desigual donde los gobiernos de turno se lo entregan a las multinacionales a pesar del daño que le hacen al medio ambiente y la pobreza que deja a su paso. verguenza dan estos jovenes eso se espera de los ricos pero de los pobres es grave que sigan con esas maricadas de godos y rojos.despierten jovenes luchen por dejar un pais decente a hijos.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio