Por: Columnista DATAiFX

Prosigue el 'Efecto Fed'

Durante la semana que pasó, los mercados internacionales continuaron mostrando señales de una recuperación de la economía de EE.UU.

 En efecto, en la semana persistió la tendencia positiva de los precios de la vivienda y las ventas de casas de segunda; sin embargo, las ventas de nuevas soluciones mostraron una desaceleración debido a las dificultades en la oferta de los suelos.

Adicionalmente se presentaron declaraciones de miembros de la Reserva Federal que evidenciaron una posible división en las futuras decisiones. De hecho, Dennis Lockhart, presidente de la Reserva Federal de Atlanta, mencionó en entrevista a CNBC que se sentiría cómodo con un cambio en septiembre. Por su parte, James Bullard, presidente de la Reserva Federal de San Luis, le manifestó al mismo medio que considera que no existe ninguna urgencia para recortar el vigente programa de estímulo económico

Desde hace varios meses y como se ha especificado en este espacio, se ha proyectado el inicio de la reducción del programa de estímulo para el mes de septiembre. Sin embargo, la nueva información económica de EE.UU. continuará siendo relevante para el momento en el cual el emisor ejecute una decisión.

Lo anterior cobra relevancia en la medida en que las determinaciones futuras de la Fed son un factor crucial para los mercados. Por lo tanto, es preciso seguir monitoreando los distintos aspectos de la economía estadounidense que tengan un potencial efecto en las decisiones de su banco central.

De hecho, durante la próxima semana los mercados estarán atentos a las órdenes de bienes durables en EE.UU., los indicadores de confianza del consumidor y una nueva revisión de la cifra del PIB para el segundo trimestre de 2013. Asimismo, se producirán discursos de importantes miembros de la FED como John Williams, Jeffrey Lacker y James Bullard.

Finalmente, en el ámbito local, es preciso hablar de dos hechos coyunturales: el paro nacional y las negociaciones de paz entre las Farc y el Gobierno. De perdurar la protesta se podrían ver presiones alcistas temporales en la inflación y una posible reducción en las expectativas de crecimiento para el segundo semestre.

Y respecto al proceso de paz, la última interrupción temporal de los diálogos no representa un factor primordial en la medida en que el inicio de las negociaciones no generó un efecto importante en la formación de precios. De hecho, la noticia sólo condujo a un impacto en el mercado cambiario, donde se presentó un incremento momentáneo de la tasa de cambio de apenas cuatro pesos.

 

 


Daniel Lozano *Jefe de Investigaciones Económicas, Serfinco. /

 

Buscar columnista