Publicidad
Jaime Arocha 29 Oct 2012 - 8:50 pm

Prótesis simbólicas para egos mutilados

Jaime Arocha

Angélica Franco no se descompuso mientras nos mostraba la súplica de ayuda que el niño awá José Bernardo le hizo a su padre Apólito luego de sentir que su cuerpo había explotado.

Por: Jaime Arocha
  • 74Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/protesis-simbolicas-egos-mutilados-columna-384056
    http://tinyurl.com/ly2peu3
  • 0
insertar

Supimos que había muerto enseguidita de hacer el gesto de angustia y que con todo y que Apólito se refugiara en la religiosidad de su pueblo, el acompañamiento comunitario en el funeral fue insuficiente para calmar su desgarramiento emocional.

El pequeño no fue la única víctima de la táctica deliberada que el pasado 10 de agosto trazó las Farc para prolongar la falta de electricidad en Tumaco y zonas aledañas. Alrededor de la torre derribada pusieron minas antipersonal para impedir la reparación necesaria, de modo que con los fierros retorcidos llegaron a mezclarse los restos irreconocibles de dos operarios de la empresa electrificadora y de un indígena adulto que los guiaba. Sobre semejante andamiaje reposa la autodenominación guerrillera de víctimas, mediante la cual evade responsabilidades de victimario.

Al otro lado de la ecuación que Franco despejaba en el XIV Congreso Nacional de Antropología (Medellín, Universidad de Antioquia, octubre 23 a 26) estaba la inferiorización de los awás, antes llamados kwaikers, la gente que hace cualquier cosa, o indio, la gente sin dios, amén de la pedagogía sistemática para que incorpore la subalternización a su ser. Mostró que en Caldas esos troquelados mentales incluían a Familias en Acción con su facultad de instituir la mendicidad como alternativa de vida, sustituyendo la capacidad productiva y creadora que en algún momento de sus vidas tuvieron los recipiendarios del subsidio. Ellos y ellas exageran su pobreza para quedar en un nivel del Sisbén que les asegure la continuidad de la ayuda estatal. Otra opción para no pasar hambre dentro del monocultivo del café en crisis consiste en ingresar al programa de erradicación de cultivos ilícitos a través de una empresa llamada Empleamos, aspirando a percibir $1’400.000 mensuales arrancando matas de coca, aunque la paga real hoy sea de la mitad y sin que al Gobierno parezca importarle el riesgo: por cada área de matas de coca sembradas, hay bombas de 60 kilos atadas a las raíces. Quien jala la planta, estalla junto a 6 o 7 de sus vecinos. Luis Eduardo fue de aquellos sobrevivientes que debió sacudirle a su espalda las serias dolencias que le dejó la explosión y regresar al trabajo con incapacidades mínimas, luego de trayectos exasperantes por la trama burocrática de los servicios prestadores de salud.

Carné y papeles era lo que el personal del hospital de Barrancabermeja le exigía a don Floro, recién sacado del costal en que lo llevaron. La hemorragia no paraba y urgía continuar la amputación de los miembros inferiores que la mina dejó incompleta. Las fotos que nos mostró Angélica son de un viejo sonriente y bonachón atado a una silla de ruedas. Rehizo su vida tejiendo pretales. A ese medio de reconstruir ese cuerpo del cual depende nuestra identidad personal, Franco la llamó prótesis simbólica o extensión creativa de sí mismo y ampliación del ego mutilado. Hoy no dejamos de pensar en el posconflicto. Uno espera que incluya maneras de prevenir la fabricación de prótesis simbólicas.

* Programa Unesco “La ruta del esclavo, resistencia, libertad y patrimonio”.

 

  • Jaime Arocha * | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 3
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Regina 11 quiere mandar a habitantes de calle a los Llanos Orientales
  • La novia que arruinó la propuesta matrimonial
  • Real Madrid iguala parcialmente con el Elche

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio