Publicidad
Ernesto Macías Tovar 19 Feb 2013 - 11:00 pm

'Puro tilín, tilín y nada de paletas'

Ernesto Macías Tovar

"El gobierno que presido quiere ser un gobierno reformador. Reformador dentro de nuestra Constitución, dentro de nuestras leyes y siempre respetando la separación de poderes y la independencia de cada poder", Santos.

Por: Ernesto Macías Tovar
  • 99Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/puro-tilin-tilin-y-nada-de-paletas-columna-405744
    http://tinyurl.com/m7uytql
  • 0

Nunca antes se habían anunciado en Colombia tantas reformas constitucionales en un solo período presidencial como las que ha prometido, desde un comienzo, el actual gobierno; sin embargo, jamás se habían frustrado tanto las expectativas de los colombianos como ocurrió en este cuatrienio al que le quedan menos de dieciocho meses.

Después de haber orquestado un escándalo mediático con el tema de la salud el gobierno anunció una reforma estructural al sector, de carácter urgente. El propio presidente Santos, acompañado por las cabezas de los órganos de control a quienes invitó a una rueda de prensa, habló de un billonario desfalco supuestamente cometido por funcionarios del Ministerio de Protección, el Fosyga y particulares que se dedicaban al recobro de medicamentos a través de las EPS; sin embargo, hasta hoy, todo se quedó en ruido. Y la perentoria reforma solo hasta ahora, cuando se acaba el gobierno, anuncian que la van a presentar.
Otra reforma muy urgente que sacarían adelante en el primer año de gobierno, fue la frustrada enmienda constitucional a la educación. Radicó el gobierno un proyecto inconsulto e improvisado que semanas después tuvo que retirar con la promesa de volverlo a presentar debidamente discutido con el sector; han pasado dos años y medio y no se sabe nada de la urgente iniciativa.

Ni hablar de la reforma a la justicia. El país conoció el vulgar adefesio que con la autoría del gobierno y su aquiescencia se tramitó en el Congreso. Fue un verdadero negociado el que intentaron sacar adelante entre un sector de congresistas, algunos magistrados, y el ejecutivo. Y fue gracias a las redes sociales y a unos medios de comunicación que se frustró el atraco. El Presidente terminó culpando al Congreso.

La reforma a las CAR que tanto pregonó la presidencia es otra frustración. Es más, el senador Juan Lozano presentó un proyecto de facultades al gobierno para reformar las corporaciones autónomas y desde la Casa de Nariño se lo hicieron retirar porque dizque tenían lista la iniciativa. Mentiras, nunca la presentaron.
La reforma tributaria, contrario a lo anunciado por Santos en campaña, es la única que ha salido adelante a pesar de representar el mayor azote para la clase media. Sobre la reforma pensional sólo han anunciado las bases, y ya generó debate; pero el proyecto no se conoce. Tampoco se sabe nada del código minero que es otra reforma cacareada del gobierno. Y, la reforma o “ley de desarrollo rural” decidieron discutirla con las Farc, los terroristas que han acabado con el campo colombiano.

En fin, este gobierno se caracterizó no propiamente por ser un “gobierno reformador” sino por el que frustró todas las enmiendas urgentes que reclama el país. Sin duda, un gobierno sin liderazgo porque ha tenido a sus pies las mayorías del Congreso y no sacó las reformas que tanto anunció. Por eso hay que aplicarle aquella sentencia de la sabiduría popular: ‘puro tilín, tilín y nada de paletas’.

@emaciastovar

  • 27
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio