Publicidad
Javier Moreno 7 Dic 2012 - 11:00 pm

¿Quién manda a quién?

Javier Moreno

No hace muchos años programarera la única manera de interactuar con un computador.

Por: Javier Moreno
  • 7Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/quien-manda-quien-columna-391353
    http://tinyurl.com/d8rs5wc
  • 0

A medida que las máquinas evolucionaron, la interacción entre los usuarios y los computadores cambió. Con mínima resistencia, los productores de computadores personales, en asocio con compañías de software, están reduciendo la posibilidad de programarlos a voluntad.

El ejemplo más extremo de esta tendencia son las tabletas y dispositivos móviles de Apple: toda aplicación que se ejecuta en estos aparatos debe ser autorizada por la compañía.

Por supuesto, hay maneras de violar estas restricciones, pero su sola existencia amplía la distancia entre el usuario y el control de su máquina.

Cada vez estamos más a merced de los programas que usamos y de las compañías que los desarrollan.

Aceptamos rutinariamente limitaciones arbitrarias excusándolas como requisitos del sistema.

Por ignorar el lenguaje de las máquinas nos estamos convirtiendo en sus esclavos. Y esto pasa al mismo tiempo que todo lo concebible (desde las relaciones sociales hasta los hábitos de consumo, pasando por transacciones financieras y la producción artística) es digitalizado. El espectro de acción potencial de un programa de computador nunca ha sido tan grande. Continuará creciendo.

La contradicción es evidente: la llamada “sociedad de la información” sabe consumirla, pero cada vez está peor capacitada para procesarla.

Si fuéramos consecuentes con el nivel de desarrollo tecnológico actual, la programación debería estar junto a leer y escribir en el pénsum básico escolar. En lugar de esto, restringimos su aprendizaje y práctica hasta convertirla en conocimiento de expertos.

Por fortuna, ahora abundan tutoriales y sistemas de enseñanza en línea para aprender a programar (con el software libre como gran muestrario de ejemplos y evidencia de la posibilidad de otros paradigmas), pero este no es el tipo de labor que deberíamos dejar en manos de la buena voluntad de benefactores esporádicos.

* Javier Moreno

  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Banco de la República eleva a 4.5% tasa de interés
  • Alcalde de Bucaramanga podría pagar tres días de arresto por desacato

Lo más compartido

  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
  • El 'Ice Bucket Challenge' sólo ha generado en Colombia $50 mil
  • Opinión Ago 20 - 10:00 pm

    Vaginal

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio