Publicidad
Jaime Arocha 15 Oct 2012 - 11:00 pm

¿Qué reforma agraria para qué país?

Jaime Arocha

La pregunta de este título orientó el panel al cual los organizadores del XVI Congreso Colombiano de Historia nos invitaron a Darío Fajardo, Víctor Negrete y a mí para presentar nuestro punto de vista, teniendo en cuenta los diálogos de paz a punto de inaugurarse en Oslo.

Por: Jaime Arocha
  • 122Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/reforma-agraria-pais-columna-381319
    http://tinyurl.com/n3kgfxr
  • 0

El evento tuvo lugar en Neiva el pasado 11 de octubre, cuando expuse que para los pueblos afrodescendientes esa reforma se había iniciado desde 1997 y que los 5 millones de hectáreas sobre las cuales el Estado había otorgado títulos colectivos a las comunidades negras la habrían convertido en la más significativa en América Latina. Sin embargo, durante ese mismo año tuvo lugar ese recorrido macabro que hicieron paramilitares y ejército por los afluentes del curso bajo del río Atrato. Amplió los destierros violentos por ambos litorales y valles interandinos. De ahí que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenara las respectivas masacres y bombardeos, así como la apropiación ilegal que hicieron capitalistas y empresarios de territorios como los de Cacarica, Jiguamiandó y Curvaradó. No obstante la sentencia T25 que emitió la Corte Constitucional en 2004, el auto 005 de 2009 y el 291 de 2011, sigue pendiente la reparación a esos pueblos afrocolombianos y a los que continúan siendo objeto de despojo en otras regiones.

También fue la ocasión para divulgar aspiraciones expresadas por el Proceso de Comunidades Negras: “El proceso de paz por el que estamos dispuestos a jugárnosla es aquel que reconozca y cree los mecanismos para que […] se hagan efectivos nuestros derechos sobre nuestros territorios, de conformidad con el derecho internacional, con las normas nacionales y con la justicia reparativa y distributiva [… a partir del retiro] de los grupos armados de nuestros territorios y [la] garantía de que nuestros derechos territoriales no sean menguados ni menoscabados [ni] por las negociaciones ni el posconflicto”. El PCN insta a frenar “la extracción de biodiversidad y maderera”, y a la salvaguardia de “las cuencas de los ríos donde se hace minería indiscriminadamente y usando métodos no tradicionales que emplean mercurio y cianuro”. Del mismo modo insta a recuperar las fincas campesinas que antes fueron escenarios de producción sostenible de alimentos y hoy han sido expropiadas a favor de “la industria de la caña y el papel, [la…] hoja de coca y […] la palma africana, […amén de los manglares destruidos] para instalar procesos industriales camaroneros”.

Todo lo anterior considerando que ni siquiera el desplazamiento abolió “de manera definitiva nuestras raíces culturales africanas, y obliga [a que el] territorio cultural [vaya] más allá de la permanencia en el espacio”. De ahí que haya que eliminar “los obstáculos para la legalización de los territorios ancestrales y la titulación colectiva”, respetando “la memoria recreada por la gente negra traída de África”, la facultad de “enterrar a nuestros muertos y saber dónde están sus restos”, y estar en paz “con la naturaleza [que] es la paz de los espíritus de nuestros ancestros”. Frente a estos ideales, urge que los negociadores de los nuevos diálogos incluyan los requerimiento de los pueblos de ascendencia africana.

 

 

  • Jaime Arocha* Programa Unesco La Ruta del Esclavo, resistencia, libertad y patrimonio. / | Elespectador.com

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Nieves Jul 23 - 12:23 am

    Minas quiebrapatas

    Minas quiebrapatas
  • Magola Jul 23 - 12:18 am

    Magola

    Magola
  • Betto Jul 23 - 12:16 am

    Merengue

    Merengue

Lo más compartido

6
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

manamuisca

Mar, 10/16/2012 - 21:31
Aca parece que se deben desarrollar las cuatro formas de desarrollo empresarial o capitalista en el campo-como duiria Lenin-la vía farmer para aquellas familias campesinas tradicionales que pueden desarrollar unidades empresariales de alimentos mediantes formas de organización soliodaria, hoy es el dia de la alimentación cuyo lema refiere al rol de las cooperativas: la viaJunker no a la manera de Agro ingreso sino mediante bancos de credito cooperativo agrario ojala para grandes empresas agrosilvoganaderas intensivas y que respeten los derechos laborales, la vía paysan para aquellos pequeños campesinos que requieren subsidios del estado pero que mediante tecnologías intensivas en trabajo pueden ser protectores ambientales y la via integración asociativa que optimice los mercados agroind.
Opinión por:

albasilva

Mar, 10/16/2012 - 11:37
Vemos ahí como toda esa parafernalia del Gobierno con el ministro de agricultura y ahora, con las promesas a los guerrilleros, no es mas que la manera de subir en las encuestas y buscar una segunda reelección. Además de la imposibilidad de lograr esa reforma agraria nos preguntamos: Dónde estan las viviendas prometidas para los mas pobres?. Dónde está el millón de empleos prometidos?. La salud ha mejorado? Nada, pura paja de un gobierno populista!
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Mar, 10/16/2012 - 21:52
El gobierno de Santos no es populista; es oligárquico y excluyente. Es la motosierra con slenciador.
Opinión por:

Sarcher

Mar, 10/16/2012 - 04:10
A mí me parece increíble que en Colombia quede gente que crea aún que las cosas pueden cambiar.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Mar, 10/16/2012 - 08:04
Santos los embobó (nada trabajoso en un país de bobos).
Opinión por:

solesporventanilla

Lun, 10/15/2012 - 23:38
Muy buena esta columna.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio