Miguel Ángel Bastenier 1 Abr 2012 - 1:00 am

¿Por qué resiste Al Asad?

Miguel Ángel Bastenier

Hace apenas unas semanas parecía que la caída del régimen de Bashar al Asad era casi inminente.

Por: Miguel Ángel Bastenier
  • 19Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/resiste-al-asad-columna-335679
    http://www.elespectador.com/opinion/resiste-al-asad-columna-335679
  • 0

El gobierno de Damasco parecía condenado y era únicamente cuestión de establecer el calendario, e incluso parecía que toda la culpa de que el fatal desenlace aún no se hubiera producido le correspondiera a Rusia y China, que seguían sosteniendo al dictador, de un lado para proteger sus inversiones, y de otro para disputarle la arena geopolítica a Estados Unidos. Hoy sigue siendo cierto que el régimen sirio difícilmente puede sobrevivir a la cuasi guerra civil que con su torpeza represora ha provocado, pero demuestra a diario que está dispuesto a vender muy cara la piel.

Damasco se sostiene sobre una trinidad: ejército, partido y sentimiento religioso, y de la combinación de esos tres elementos, así como de la capacidad de la oposición de hacerles frente con argumentos similares dependen —mientras Occidente siga sin intervenir— la duración e intensidad de la masacre.

En Siria hay dos ejércitos. El regular, de unos 300.000 hombres, formado por reclutas, sólo regularmente armado, con un esprit de corps limitado y de adiestramiento indiferente; y unos cuerpos de élite que integran la Guardia Republicana, mandada por el hermano menor del presidente, Maher al Asad, de unos 25.000 miembros, más dos divisiones y una brigada de operaciones especiales, con lo que se llega a los 40.000 efectivos, pertrechados con lo mejor del mercado ruso así como de lealtad probada. El goteo de deserciones que se ha producido en algo más de un año de protesta popular y, en los últimos meses, de combates, ha afectado casi exclusivamente a las fuerzas regulares. El partido es el Baas, que en árabe significa resurrección, fundado por el greco-ortodoxo Michel Aflaq en los años 40, partidario de un esotérico socialismo de uso interno musulmán, y tan anticomunista como la democracia cristiana. El Baas, que además cuenta con una milicia de unos 100.000 hombres, aunque de escaso valor militar, tomó el poder por un golpe militar en 1963 y ahí sigue, pero hace ya mucho que se ha convertido en una superestructura para medro y privilegio, de forma que, en particular para ganarse la vida, es inexcusable formar parte del mismo. Las defecciones en su seno tampoco han sido importantes, pero seguramente es el eslabón más débil de la cadena. Y el grupo religioso es el alauí, una protuberancia dogmática del chiismo, que reina en Irán, que, aunque no agrupa a más de un 12% del país, los Al Asad, la alta oficialidad, ministros y jerarquías forman una apretada piña de esta persuasión religiosa, que contrasta con la inmensa mayoría de los reclutas, así como de la nación en general, que son suníes, versión ésta muy mayoritaria del islam en el resto del mundo árabe.

Si el Baas se debilita gravemente por futuros abandonos, hasta el punto de permitir que los rebeldes formaran un gobierno en el exilio, susceptible de ser reconocido —como en el caso de Libia— por Occidente, los Al Asad podrían, sin embargo, seguir resistiendo contando con el apoyo de las unidades de élite y la cohesión alauí. Pero si se rompe cualquiera de estas dos últimas patas, el régimen estaría condenado. Y a la espera de que eso ocurra, la oposición, para tener éxito, ha de construir una imagen de alternativa política y militar que sea verosímil.

La cohesión religiosa está asegurada por el sunismo, pero no hay ejército rebelde ni coalición de partidos dignos de tal nombre. Existe un llamado Ejército Libre Sirio, apenas capaz de resistir atrincherado, como pudo hacer en un suburbio de Homs durante varias semanas hasta que lo expulsó el ejército sin necesidad de recurrir al armamento pesado. El procedimiento habitual ha sido rodear a las fuerzas rebeldes, bombardear con artillería durante varios días y sólo entonces ‘limpiar’ el terreno, procurando reducir al máximo las bajas propias. Y en lo político la amalgama aún es mayor con una marea de suníes de los que buena parte pertenece a la Hermandad Musulmana —islamismo, en principio, moderado— oficiales y dirigentes caídos en desgracia, voluntarios yihadistas —islamismo radicalizado— y terroristas de Al Qaeda. Comprensiblemente, Estados Unidos se resiste a armar a los rebeldes porque las armas que recibieran sí serían de las que carga el diablo. Un fantasmal Consejo Político de la oposición carece, igualmente, de cohesión alguna, con lo que esa trinidad no puede hoy compararse a la que sostiene a Bashar al Asad.

Habría, con todo, dos vías de salida para este punto ‘muerto’. Una, la intervención limitada de Occidente con la creación de una zona ‘liberada’ limítrofe con Turquía, que es lo que pide Ankara, protegida por la aviación. La otra, más cómoda para todos, sería la ruina económica —la represión es cara— que supone el conflicto para Siria, de forma que acelerara la erosión del régimen hasta provocar el golpe desde el interior; o una combinación de ambas fórmulas. Hoy, en cambio, el único movimiento es diplomático. Rusia y China apoyan, junto a Occidente, una mediación de la Liga Árabe y la ONU, que permitiera llegar a un alto el fuego, aunque fuese por etapas y sectores, y, ya en el colmo del optimismo, un acuerdo para dar una alternativa política a la dictadura con la familia Al Asad. Pero todo ello suena a ganar o perder tiempo. Ganarlo Damasco, perderlo Occidente.

 

* Columnista de El País de España.

  • 0
  • 11
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Consejo de Seguridad de la ONU condena "atroz y cobarde" asesinato de Foley
  • Confirman a Ernesto Samper como Secretario General de Unasur

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
11
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

unomas_conelminimo

Mar, 04/03/2012 - 21:54
Ni por muy prestante que sea esta pluma nos va a hacer creer que lo que le intentaron hacer a Siria era lo mismo que le hicieron a Libia. Una rapiña al mejor estilo de Irak y Afganistan, con pretextos como los del Falso Positivo más grande de la Historia, las torres gemelas del 11S.
Opinión por:

mayoriaspensantes

Mar, 04/03/2012 - 20:32
Porqué ese cambio al unísono de EEUU, Europa, Liga Arabe, ONU de frenar la invasión a Siria? Pués, por la decisión de Rusia y China de no permitir más atropellos.
Opinión por:

mayoriaspensantes

Lun, 04/02/2012 - 00:28
Los argumentos de este columnista se rebaten solamente preguntándole porqué no se refiere a los gobiernos de Arabia Saudita y Yemen? el primero un sátrapa sangrento y el segundo matando manifestantes que piden su retiro y persiguiendo sin piedad a sus opositores.
Opinión por:

mayoriaspensantes

Lun, 04/02/2012 - 00:18
La negativa de Rusia y China a la carrera invasionista de occidente, no tenía porque impedir la acción de los rebeldes en Siria si el conflicto fuera realmente interno. Pero sabemos que la actitud de Rusia y China impidió que occidente siguiera azuzando la guerra con extranjeros, preparando la invasión y apoyándose en países árabes traicioneros de oriente, y claro las aguas están volviendo a su curso. Quié dice el señor Bastenier de la dictadura atroz de Arabia Saudita y de Yemen?
Opinión por:

Angel de Jesús

Dom, 04/01/2012 - 14:36
El columnista, hábilmente, reduce el conflicto de Siria a uno meramente religioso, cuando lo que hay detrás es la estructura económica, que es socialista, y que por ser socialista es que le desagrada a Occidente
Opinión por:

johnfact

Dom, 04/01/2012 - 09:37
Porque existen las Farc, las Bacrim, el ELN, los carteles del narcotrafico, los Nule? Cada pais debe preocuparse por resolver sus propios problemas de miseria, inseguridad y justicia. Y despues de semajante tarea sentarse tomar aire y salir a mirar soluciones para los demas pueblos. Vive y Deja Vivir!
Opinión por:

pedro yudex

Dom, 04/01/2012 - 07:39
Sabe porque aguanta por que no es libia y porque al perro no lo capan dos veces ademas tiene un arma mortifera contra la furia otanica llamada S-300 y porque rusia y china saben que van por ellos ya la filonazi madelaine allbright la amante de taci el asesino kosovar comercializador de organos humanos habia dicho en el 94 que el mundo necesitaba las tierras rusas para "alimentarse" en el reinado del artista mediocre y rey del neolibelarismo reagan ademas todos saben que los mercenarios incluyendo los paracos colombianos es la "gloriosa" oposicion siria defendida a rabiar por las prostitutas del imperio incuyendo este diario el cinismo sin limite de la mierda yanqui acusando a iran de suminiustrar armas a siria y no a rusia que si lo hace de frente y el "rey" soud pidiendo armar a esta
Opinión por:

Golconda

Dom, 04/01/2012 - 06:00
En Arabia Saudí no existen ni siquiera las formas de una democracia, aunque sea de papel. Los partidos políticos y los sindicatos están rigurosamente prohibidos, y quienes intentaron formar alguno, encarcelados o muertos. No hay ni siquiera un Parlamento de coña. No hay elecciones. No hay ninguna manera mediante la que el pueblo pueda intervenir en el poder. La monarquía es intocable. No se tolera ninguna clase de disidencia. Es como Corea del Norte, pero con pasta. Sin embargo, ¿cuántas veces has oído hablar de la necesidad de llevar la democracia a Arabia Saudí?
Opinión por:

Golconda

Dom, 04/01/2012 - 05:58
En Arabia Saudí NO EXISTE LA LIBERTAD DE OPINIÓN. Ningún medio de comunicación ni ningún ciudadano particular puede criticar al poder o al Islam. Los periodistas están estrechamente vigilados. Incluso bloggers moderadamente críticos como Fouad Al-Farhan son detenidos durante meses en confinamiento solitario. El acceso a Internet está censurado y controlado mediante un firewall que no tiene nada que envidiar al chino, provisto por la compañía norteamericana Secure Computing. Sin embargo, ¿cuántas veces has oído hablar de los problemas con la libertad de opinión, prensa e Internet en Arabia Saudí?
Opinión por:

Golconda

Dom, 04/01/2012 - 05:54
Es la hipocresía mas cínica de EEUU, por que no increpan y atacan a países con regímenes retrogradas y tiranos como Arabia Saudí donde no existe la libertad de religión. Vamos, ni de coña. Mucho menos que en China, por decir algo. Arabia Saudí es islámica y salafista, punto. La policía religiosa –mutaween– es omnipresente. Los extranjeros que quieran celebrar ritos, pueden hacerlo en su habitación del hotel o del complejo gubernamental para guiris. No se permite difundir materiales de ninguna otra religión (ni siquiera de otras versiones del Islam). Convertirse a otra religión es apostasía, condenada con la pena de muerte; ni en la URSS de Stalin, ni en Corea del Norte ni en la Alemania nazi se vio esto. LA MINORÍA CHIÍTA ESTÁ SEVERAMENTE OPRIMIDA Y DISCRIMINADA. La mera idea de construir un templo de algo distinto al salafismo constituye una especie de broma de poco gusto. SEGÚN ESTOS ABSOLUTISTAS, CUALQUIER COSA QUE SUENE REMOTAMENTE A RELATIVISMO ES MOTIVO MÁS QUE SUFICIENTE PARA HACERLO DESAPARECER EN LAS ARENAS, INCLUSO SIN JUICIO. Sin embargo, ¿cuántas veces has oído hablar de la represión religiosa o ideológica en Arabia Saudí?...... nunca!!!!! Es una tiranía donde todo está controlado– HAN FINANCIADO ABUNDANTEMENTE GRUPOS TERRORISTAS POR TODO EL MUNDO, y se dice que siguen haciéndolo. En una situación kafkiana, reprime en su propio país a los mismos militantes que ha fomentado –y puede que fomente– en otros muchos lugares. Allá donde hay mujahideen, hay ciudadanos saudíes, dinero saudí, teología saudí; sea Afganistán, Bosnia, Chechenia, Kosovo... o Nueva York. DE LOS DIECINUEVE AUTORES MATERIALES DE LOS ATENTADOS DEL 11 DE SEPTIEMBRE DE 2001 EN MANHATTAN Y WASHINGTON DC, QUINCE FUERON SAUDÍES. Y sin embargo... eso se ha dicho algo?------ si llamamos las cosas por su nombre ... como le podíamos decir?... tiranía?, autoritario?... neonazi?.
Opinión por:

Roma1811

Dom, 04/01/2012 - 13:56
Totalmente de acuerdo. No existe regimen mas oprobioso que un regimen fundado en la religion y el dinero. Eso es lo que secede en arabia Saudita. Respetar las creencias religiosas es una cosa, pero en una sociedad que se dice libre,caso estados Unidos, apoyando una monarquia anacronica y corrupta es otra cosa. A la luz de la optica occidentalnn estos paises, Arabia saudita, Barhein, son una pesadilla. No se trata , ni mas faltaba, respaldar un regimen sanguinario como el sirio. Un comunismo monarquico, si Marx resucitara y viera esto. Dinero, poder, hipocresia.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio