Publicidad
José Fernando Isaza 27 Mar 2013 - 11:00 pm

Resplandor lunar

José Fernando Isaza

Esta puede ser una traducción de moonshine, pero la más utilizada se refiere a una denominación menos poética, un licor producido en alambiques clandestinos que operan a la luz de la luna.

Por: José Fernando Isaza
  • 121Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/resplandor-lunar-columna-412887
    http://tinyurl.com/d992ol9
  • 0

En Colombia estos licores se llaman tapetusas, porque en lugar de corcho utilizan una tusa de maíz. La Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, en su boletín diario del 22 de marzo pasado, informó que investigadores colombianos habían diseñado un dispositivo, más pequeño que una moneda, que permite determinar la cantidad de metanol en el moonshine.

La producción artesanal e ilegal de licores tiene un peligro mortal. El alcohol contiene metanol, que en pequeñas cantidades puede causar ceguera y en mayores la muerte; este alcohol no se distingue del etanol ni por sus propiedades gustativas ni por las olfativas. Con frecuencia se informa de intoxicaciones colectivas con decenas de muertos, en particular en los países menos desarrollados. Hace pocas semanas, en Perú se produjo medio centenar de decesos por consumo de licor con metanol; en Colombia las muertes anuales pueden pasar de la centena. A mediados del siglo pasado, en un solo mes una intoxicación colectiva causo más de 200 muertes.

Concentraciones de metanol superiores a 10 grados por litro son potencialmente fatales. El detector, que es reutilizable, consta de un inductor y un condensador que a la presencia del metanol cambia la constante dieléctrica y modifica las características del minicircuito, detectando concentraciones del alcohol de madera. Se espera que en dos años el producto se comercialice, con costos cercanos a los cinco dólares. Los investigadores, vinculados a la Universidad de los Andes, son D. Sanz, W. Rosas, E. Unigarro, W. Vargas y F. Segura.

Un colombianismo llama tusa a la ruptura de un vínculo sentimental. Los apologistas del consumo de alcohol afirman que esa pena se “ahoga” en el licor. Sería interesante ver si el nombre de tusa proviene del consumo de la tapetusa.

Otra noticia, muestra de que algo se está haciendo bien en la ciencia local, fue el reconocimiento a los astrónomos de la U. de Antioquia J. Zuluaga e I. Ferrín como los primeros que calcularon la órbita del meteoro que impactó cerca de la ciudad de Chelybinsk en Rusia, el pasado 15 de febrero. Utilizaron datos sencillos y ciencia básica para su cálculo.

Una técnica para reducir la mortalidad de los bebés prematuros, “madres canguros”, fue desarrollada en el Hospital Materno Infantil en 1987, por E. Rey y H. Martínez. La Fundación Bill y Melinda Gates está patrocinando la difusión de este método en los países en vías de desarrollo, como una política pública que reduce la mortalidad de los bebés prematuros. El método canguro no sólo es más eficiente que la incubadora tradicional, sino que es mucho más versátil y económico. Los trabajos en Colombia de Nathalie Charkap para darle un mayor sustento analítico a los resultados del programa han contribuido a que esta innovación médica cruce las fronteras. En los países desarrollados la aceptación del sistema natural, con preferencia a la incubadora, ha sido lenta por razones culturales y posiblemente económicas. En el Children Hospital de Washington, una pediatra tocaya de Nathalie, con más entusiasmo que éxito, está trabajando para implementar las madres canguros como complemento o alternativa a la incubadora.

  • José Fernando Isaza | Elespectador.com

  • 0
  • 10
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Don Omar ingresa a prisión

Lo más compartido

  • Colombiano presentó una de las mejores tesis de maestría del mundo
  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • El conmovedor abrazo de una leona a su antiguo cuidador
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio