Publicidad
Cartas de los lectores 22 Ene 2013 - 11:00 pm

En respuesta a una columna

Cartas de los lectores

Leí la respuesta de Jaime Castro a la columna de Luis Sandoval, “Petro, problema o solución”.

Por: Cartas de los lectores
  • 17Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/respuesta-una-columna-columna-398245
    http://tinyurl.com/ba8xr4f
  • 0
insertar

Me pareció una radiografía, por lo demás monstruosa, de lo que le está pasando a nuestra política, que con artículos malévolos como el de su columnista, polariza y desorienta, haciéndonos creer que el señor Petro está haciendo un gobierno inédito en la ciudad.

Creo que si no se corrige la improvisación y la falta de conocimiento de los problemas neurálgicos de la ciudad, vamos a tener a esta querida ciudad que me adoptó en una hecatombe nunca antes vista.

Luis A. Mejía M. Bogotá.

A propósito de las pensiones

Francamente, la nota sobre la situación pensional de Antonio Navarro Wolff aparecida en El Espectador el domingo 20 de enero me causó una doble sensación de risa y rabia. Lo primero, porque no parece tan creíble, más bien es una nota donde el protagonista trata de parecer un ciudadano del común y eso no es cierto. Personalmente, no creo que esté tan “desplatado” como para preocuparse por su pensión, que si no le sale con la palanca del ministro Pardo, lo logrará con otro personaje a como dé lugar. Todos los pensionados quisieran decir lo mismo. Además, él sólo ha esperado un año.

La rabia es porque Colpensiones, la entidad que reemplazó al ISS en liquidación, ha tomado todos los vicios del pasado del otrora prepotente ISS, cuando al decir de ellos mismos “se creían intocables”, con la diferencia de que Colpensiones “responde” con relativa agilidad y con profunda superficialidad las quejas y reclamos. Entonces, esas notas periodísticas de “Alto Turmequé” les sirven para mostrar que tratan a todo el mundo de la misma forma y eso sí que es otra tremenda falsedad. Colpensiones ha llegado a la ridiculez de responder por correo certificado las respuestas cliché que aparecen en su página web, donde además establecen una fecha límite para solucionar la situación. Parece mentira que la burocracia llegue a ese nivel de finura en su ineficiencia. Los asesores responden lo mismo después de horas y horas y horas de espera. Y por teléfono es igual. Es el colmo de los colmos.

Por eso, que no vengan con el cuento de que la pensión de Navarro Wolff está embolatada y que está desplatado. Embolatadas las pensiones de millones de colombianos que llevan cuatro, cinco y más años sin recibir respuestas adecuadas. Ahora han cogido la costumbre de culpar al ISS. Entonces, como un perfecto partido de tenis: de Colpensiones al ISS en liquidación y/o de éste a Colpensiones. ¡Ah! A Colpensiones la justicia la tiene sin cuidado. Le importan un soberano comino los términos de ley.

Ana María Córdoba Barahona.  

Pasto

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

GONQUIVAN

Mie, 01/23/2013 - 15:55
PLAYAS ABANDONADAS.Santa Marta es como la "niña mimada" de nuestra costa atlantica. Y como tal debería ser la consentida de sus dirigentes, su alcalde y las dos corporaciones políticas que la orientan. Pero no es asi: en sus playas como el Rodadero, Playa blanca y Taganga no hay guias turísticos que orienten a la gente. No se distinguen bien los salvavidas. Los restaurantes no ofrecen garantía higienica. Están ocupadas y dominadas por muchos extranjeros que construyen aquí y allá sin ningún control.Hay vendedores ambulantes y masajistas sin ninguna presentación personal que los haga lucir como positivos multiplicadores del turismo.Esos lugares demandan mucha atención porque inciden en la imágen de la ciudad. Deben ser sitios atractivos en todo, en atención y orden. SANTA MARTA LO MERECE.
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio