Por: Columnista invitado

Restaurante Gamberro

Un asador bar, un lugar cálido, con una carta diseñada por el asturiano Koldo Miranda, chef con una estrella Michelin. Todo lo que ha probado vivido y comido alrededor del mundo lo quiere reflejar en su cocina, en su pensamiento y lo atestigua mediante tatuajes plenos de color y de diversidad en todo su cuerpo.

El menú de Gamberro es de autor basado en la cocina tradicional y al mismo tiempo refleja un mestizaje de varios mundos, el mediterráneo, el de la cultura de los asadores vascos y el de la cocina criolla colombiana. Con una acertada dosis de creatividad y delicadeza.

Del asador probamos las chuletillas de cordero con tabule de cebada andina, una carne blanda jugosa y buena, aunque le faltó el sello del autor. Le hace buena compañía el puñado de cebada cítrica acompañado de brotes florecidos.

Y acepta algunos toques locales, como la leche de tigre de uchuva que baña un atractivo ceviche de salmón, pescado blanco y pulpo. O como los palmitos del Putumayo que llegan a la mesa con tartare de aguacate.

La carta de Gamberro está llena de joyas que confirman el talento de Miranda. Por ejemplo, el atún aleta azul del Mediterráneo, cuya sencillez es probablemente su mayor mérito. O como esa corvina tierna y crocante al mismo tiempo, o el ossobuco de ternera glaseado que se deshace al contacto con el tenedor.

Del asador de Gamberro, una parrilla que sin duda dará mucho que hablar –como la muy amena barra del primer piso: otro hit del restaurante–, salen chuletones y chuletillas, cortes de res y de cordero, langostinos y vegetales en muy buen punto.

Y no hay duda de que uno de los platos memorables de Gamberro y por el cual se merece un gran aplauso es el rabo de toro braseado al vino tinto con parmentier clásico. Una excelente creación y ensamble de sabor, aroma, textura y arte culinario.

El siguiente mejor deleite en nuestra visita fueron las alcachofas en tres cocciones. Cocinadas y luego asadas en tajadas con forma de conitos untados con una crema cítrica deliciosa.

Un pato estupendo marinado con un salteado de cinco arroces. Este acompañamiento de risotto con hongos shitake, realmente espectacular, para degustar un buen rato en el paladar.

La cava un poco pequeña para ser un bar.

 

Calificación CLAP de calidad-local-atención-precio : MUY BUENO

Dirección Calle 90 # 11 – 13, Bogotá

Teléfono: 555 69 23

Email: paraserlefranco@yahoo.com

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado