Por: Para serle franco

Restaurante indio Naan, en Medellín

Una amiga que trabaja en Colombia para una empresa india me recomendó un restaurante de comida de ese país en Medellín con el nombre de un pan, Naan, en El Poblado, unas cuadras arriba del conocido parque Lleras.

De pocas mesas pero con un menú que nos deparó una aventura estupenda de sabores, con platos de degustar una y otra vez. El pulao con verduras y nueces, aromatizado con semillas de hinojo y eneldo, un espectacular plato muy fresco y frugal. No conozco algún otro lugar en Colombia en donde sirvan este famoso arroz original de Cachemira. Los camarones con curry rojo, semillas de mostaza y tamarindo, un plato para exclamaciones de placer en cada bocado. El Saag Paneer, un plato espeso de espinacas cocinadas, cubos de queso tofu con la consabida condimentación india que lo convierte en una delicia. El Masoor Dal, un plato de lentejas rojas también espeso, con jengibre, cebolla, cilantro y la mezcla de condimentos conocida como garam masala. El pollo con curry amarillo, otra delicia fuera de serie. Todos estos platos se merecen un gran aplauso.

De los platos para acompañar y que cumplen la función de acompañamiento suave y neutro, ideal para equilibrar y matizar los sabores que ofrece la comida india, disponen de la salsa raita, preparada con cocombro, yogurt y menta, y también del papadam, también llamado papad o appadam, un pan similar a una oblea crocante, un regalo sensorial para cualquier paladar. Este pan podría ser considerado una estrella de la culinaria india.

Un maridaje indio-colombiano para acompañar este banquete lo constituyen los jugos que ofrecen, de los cuales resalto el de tamarindo con limonaria y el de yerbabuena con mango biche.

Los colombianos tenemos la percepción de que la comida de la India es muy picante, pero no se preocupen, les puedo asegurar que en todos los restaurantes de esta comida en Colombia preguntan el grado de picor con el que se desea, o sirven aparte el picante para ser agregado a voluntad. Pero ojalá no nos olvidemos de la sempiterna recomendación de los médicos acerca de las bondades para la salud cardiovascular a cualquier edad, quienes siempre han sugerido consumir alguna pequeña dosis de picante en la vida diaria. Picante para el paladar y para el corazón.

Indicador CLAP otorgado (calidad-local-atención-precio): Muy bueno.

 

Dirección: carrera 35 Nº 7-75, El Poblado, Medellín. Tel.: 313 6579321 y 4 3126285.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Para serle franco