Publicidad
Aldo Cívico 15 Ene 2013 - 11:00 pm

Revolución civil

Aldo Cívico

El cambio político es esencial en la lucha contra las mafias y la corrupción. Este cambio tiene que nacer de la iniciativa de ciudadanos comprometidos y honestos.

Por: Aldo Cívico
  • 113Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/revolucion-civil-columna-396780
    http://tinyurl.com/axusc3x
  • 0

Pienso en eso mientras estoy siguiendo el debate político en mi país, Italia, en donde en un mes vamos a tener una vez más elecciones para una nueva legislatura. Y mientras pienso en Italia, pienso en Colombia. Cuando leo sobre la deslegitimación del Congreso colombiano, pienso en los 100 congresistas italianos que, a pesar de estar condenados por varios delitos, están en el Parlamento. Cuando pienso en la relación entre mafia y política en Italia, pienso en la parapolítica.

En la historia de Italia, comenzando con la lucha contra el fascismo, la resistencia y las propuestas alternativas han surgido desde ciudadanos honestos que se aliaron frente a la crisis de la política, que en décadas recientes ha sido la crisis de la ética pública. Hace 30 años, Enrico Berlinguer habló de la “cuestión moral” en política. Berlinguer denunció que los partidos se habían convertido “en máquinas de poder y de clientela con escasa conciencia de la vida y de los problemas de la sociedad, de la gente”, y que tenían cero pasión política.

En los últimos 20 años, la democracia en Italia se ha ahogado en la ciénaga del “berlusconismo”: la política del todo vale que promovió corrupción y clientelismo. Como alternativa al “berlusconismo”, hoy en Italia están surgiendo nuevas propuestas políticas.

Es interesante que en tiempos recientes en Italia los líderes de nuevos movimientos políticos han sido muchas veces exfiscales que han luchado contra las mafias y la corrupción. Es el caso de Antonio di Pietro, el fiscal de la Operación Manos Limpias, o de Luigi de Magistris, hoy alcalde de Nápoles. Viéndolos como encarnación de una cultura de la legalidad, muchos ciudadanos han escogidos a exmagistrados como los líderes del cambio en política.

El último ejemplo es Antonio Ingroia, el procurador antimafia de Palermo, que se atrevió a investigar los pactos entre la Cosa Nostra y el Estado italiano detrás de los asesinatos de los fiscales Giovanni Falcone y Paolo Borsellino. Hace unos días, Ingroia anunció la creación de Revolución Civil, un nuevo movimiento político. Sería como si en Colombia el exmagistrado Iván Velásquez lanzara su proprio movimiento político (¿no sería eso interesante?).

El manifiesto político de Revolución Civil plantea, entre otros puntos programáticos, que la legalidad y la solidaridad sean los bloques que construyan al país, y que una política antimafia tenga como objetivo la eliminación de la mafia golpeando su estructura financiera y sus relaciones con otros poderes, empezando con el político.

Pienso en esta iniciativa italiana, y pienso en Colombia. El Partido Verde se derritió como nieve al sol porque las lógicas del poder pudieron más que la propuesta política. Pero el movimiento y el entusiasmo inicial que el Partido Verde despertó sugieren que hay espacio en Colombia para un movimiento político que ponga en el centro de su programa la lucha contra las mafias, la corrupción y el clientelismo. Pero tal propuesta tendría que nacer no en la sedes de los partidos, sino desde el corazón de la sociedad civil: desde una alianza de ciudadanos honestos y comprometidos.

  • 20
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Niños paraguayos desplazados por inundaciones,  expuestos a abuso sexual y enfermedades
  • Shakira estaría esperando una niña

Lo más compartido

20
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

ANACLETO ARTEAGA

Mie, 01/23/2013 - 17:47
..AQUÍ NOS MATAMOS SEGUIDO DESDE HACE 66 AÑOS. AQUÍ ASESINAN A QUIÉN PIENSA. TENEMOS EL "RECORD" MUNDIAL DE ASESINATOS DE PERIODISTAS, SINDICALISTAS, LÍDERES POLÍTICOS Y POPULARES; INDÍGENAS, DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS. NO MÁS EL AÑO PASADO TUVIMOS MÁS DE 15 MIL MUERTOS Y LA GUERRA NO PARA. ACABAMOS CON TODO UN PARTIDO POLÍTICO QUE SE LLAMO LA UNIÓN PATRIÓTICA, INCLUIDO DOS CANDIDATOS A LA PRESIDENCIA POR ESE PARTIDO, PERO ADEMÁS LA MUERTE DEL LÍBER DE LA DESMOVILIZADA GUERRILLA DEL M-19 Y PARA REMATAR DEL LIBERAL Y SEGURO PRESIDENTE EN ESAS ELECCIONES. SE ME OLVIDABA TODOS ESOS CRÍMENES SE ENCUENTRAN IMPUNES.
Opinión por:

ANACLETO ARTEAGA

Mie, 01/23/2013 - 17:37
BERLUSCONI=URIBE-SANTOS. ESE RETRATO ITALIANO TIENE MUCHAS SIMILITUDES CON EL CASO COLOMBIANO. ALLÁ COMO AQUÍ DOMINA EL DIOS MERCADO Y NEO LIBERALISMO. EL PARLAMENTO NUESTRO, INCLUIDOS LOS PODERES DEPARTAMENTALES Y MUNICIPALES ESTÁN Y MUCHOS DE ELLOS SE ENCUENTRAN EN LA CÁRCEL POR PARAPOLÍTICA. O SEA APOYANDO GRUPOS ILEGALES DEL NARCOTRÁFICO Y DE LA EXTREMA DEDECHA Y QUE PARA ITALIA PODRÍAMOS "ESCUADRONES DE LA MUERTE". TAMBIÉN AQUÍ HAY QUE INVESTIGAR LA RELACIÓN QUE DESDE HACE AÑOS EXISTE ENTRE LOS PODERES DEL ESTADO Y LA MAFIA NARCOTRÁFICANTE DEL PAÍS. CON RELACIÓN A LA "ESPERANZA" DEL PARTIDO VERDE DEL TORPE Y NEO LIBERAL MOCKUS, QUE NO OLVIDO DE DECIRLE AL NUESTRA PRESIDENTE IMPRESENTABLE "QUE EL LE CUIDARÍA LOS "HUEVITOS". PERO TAMBIÉN HAY DIFERENCIAS CON ITALIA.....
Opinión por:

rodrivela

Mie, 01/23/2013 - 11:11
No más quejadera, no más decir "no puedo". El asunto es de hallar la manera de comunicarse entre la gran mayoría del país, superando los grandes medios de comunicación cuyo afán de lucro y de poder sigue siendo de minorías, encontrar medios alternativos para que la gente sienta, como el dicho popular, que "no somos machos pero somos muchos". Es paradójico que esta idea elemental se haya desprestigiado tanto como en el gastado slogan izquierdista de "el pueblo unido jamás será vencido". Pero como la historia lo ha mostrado, es posible presionar, no para que haya una completa revolución (algo que solo lo acanza un nuevo grupo de poder económico) pero al menos para que los elementales postulados de la democracia tengan cierta vigencia.
Opinión por:

rodrivela

Mie, 01/23/2013 - 11:03
Creo que desde que el ser humano decida explotar todas sus potencialidades habrá esperanza de cambio. El derrotismo y la impotencia nunca han servido para nada distinto de favorecer los intereses de quienes piensan que "todo vale". La burbuja de la Ola Verde estalló muy pronto pero mostró una esperanza y el deseo de mucha gente por instaurar una democracia sostenible. Existen dirigentes que con su historial político han mostrado una coherencia entre sus ideas y lo que practican y entonces, así difieran en algunos puntos, podrán discutir y acordar las bases de un partido que no sea microempresa electoral, que no negocie los principios declarados, es decir, un verdadero partido político. Solo así esas mayorías honestas podrán encontrar un lugar en el cual ejercer su poder.
Opinión por:

micho1470

Mie, 01/23/2013 - 09:27
La "REVOLUCIÓN CIVIL", no deja de ser simplemente el titulo de esta columna, y lo digo, porque, en este país de cafres y de miserables, que pululan en todos los estratos sociales, no es posible generar una verdadera revolución social, pues mientras el pueblo, pueblo, no se concientice de su propia realidad. Alguien decia en un comentario, que este pueblo esta acostumbrado a que le den pan y circo, y con eso se contenta, la gran realidad. Uno lo mira en los municipios mas pequeños de este pais, los alcaldes de turno, para robar el erario público sin que nadie se les atraviese en el camino, al parroquiano de a pie, le dan migajas, orquestas, etcc, como sucede en el municipio de Samaniego -Nariño, donde una sola familia se enriquece, con la complicidad de los organismos de control.
Opinión por:

manamuisca

Dom, 01/20/2013 - 12:21
la revolucion civil debe trascender al propuesta moralista de erradicar la corrupción donde caben muchas concepciones contradictorias. acordémonos el caudillismo chavista se erigió contra la maquinaria corrupta de adeco y copeiy miremos como va; los totalitarismos surgen de personas establecidos en el poder una vez han derrocado corruptelas antecesoras, para no ir mas lejos acordémonos del Poder popular uribista con su estado comuintario y de como mediante reñañaba y ordenaba sus subalternos hacían lo suyo;la civilidad debe ser recosntruida desde la educación inicial con sentido deconfianza mutua en las instituciones-que supere el asistencialismoy el neronismo de nuestros politicos que sólo ofrecen pan y circo, mientras se desmorona el sentido de amor patrio y participación democrática
Opinión por:

Hollando

Mie, 01/16/2013 - 14:15
Don Aldo, su propuesta que no es novedosa, que si loable, en Colombia especialmente resulta casi quimerico emprender tan necesario proceso, y digo que resulta utopico porque las caracteristicas propias del estado Colombia tiene unos mecanismo ilegales y soterrados que actuan como maquinas cernidoras que les garanticen el statu quo, y no necesito enumerar esos actores anonimos ni sus maniobras ilegales, la historia del extermino en Colombia tiene mucha informacion, a veces sesgada, pero que de alguna manera constituye un anuncio de apaciguamiento, y lo mas tragico don Aldo, es que muchas veces el pueblo aplaude y defiende esas practicas intolerantes.
Opinión por:

Indoamericano

Mie, 01/16/2013 - 18:01
Pero mire que la quimera puede tener opción si consideramos que hoy está visto, que el asunto de la globalización impone, por su naturaleza económica, que el sunto de la mal llamada corrupción, no siga siendo vista con ojos de abogado leguleyero, sino con alma de capitalista celoso de que unos pocos le meten la mano a su legítimo botín. Entonces esa pelea apenas comienza a dar sorpresas; de no ser así, jodas como el carrusel en Bogotá, el escandalo financiero reciente, los nexos raros entre buenos y malos y demás no habrían pódido ocupar pagina y medios.
Opinión por:

Julio Herrera

Mie, 01/16/2013 - 12:52
La analogía de Italia y Colombia es incontestable. ¿Cómo se podría combatir CON EXITO la corrupción y la mafia en ambos paises si los que debieran hacerlo están ocupados beneficiandose de ellas, e inclusive infiltrados en el gobierno que debe combatirlos? La parapolitica uribista y la Cosa Nostra son dos hermanas gemelas, y mientras no se extirpen del poder no puede siquiera pensarse en exterminarlas.
Opinión por:

jairo.osorio

Mie, 01/16/2013 - 10:15
Indudablemente se necesita gente nueva, por qué no, jóvenes universitarios serios, comprometidos, con convicciones propias y bien fundamentadas, pero sin malformaciones doctrinarias inyectadas a la fuerza, y sobre todo y lo más importante, con el ánimo limpio para aceptar y, mejor aún, contribuir con el éxito del adversario ideológico. será que dentro de nuestra juventud, en este nuevo decenio, no salga un verdadero líder que sea capaz de interpretar lo que tantas gargantas quieren gritar pero no se animan por no encontrar un aglutinante? Tengo la convicción de que la juventud está ahíta de la monótona y cansina verborrea azul y roja, e infinitamente cansada de las zancadillas y palos en la rueda al partido que le estaría yendo bien. Esto sí que sería una verdadera revolución civil.
Opinión por:

Eduardo Saenz Rovner.

Mie, 01/16/2013 - 09:33
Lucky Luciano era una mansa paloma comparado con los cientos de miles de narcolombianos que infectan el planeta.
Opinión por:

Contradictor

Mie, 01/16/2013 - 09:10
Porque no hay la menor duda que el uribismo es una mafia bien integrada con el narco-paramilitarismo.-
Opinión por:

Contradictor

Mie, 01/16/2013 - 09:07
Excelente análisis del parangón de dos paises inmersos en la criminalidad de las mafias.-
Opinión por:

juamel

Mie, 01/16/2013 - 07:57
El Partido Verde está vivo en el corazón de TRES MILLONES Y MÁS DE COLOMBIANOS que siguen convencidos que el cambio es posible contra el clientelismo y la corrupción ... Fajardo, Mockus y unos pocos dirigentes del mismo, más otros que quieran imponer ese cambio, serán multiplicadores de esos colombianos que quieren un mejor país para la mayoría ...
Opinión por:

nuevafuerza

Mie, 01/16/2013 - 14:14
Que chiste más flojo.
Opinión por:

gente común

Mie, 01/16/2013 - 06:48
Excelente propuesta.
Opinión por:

karissa

Mie, 01/16/2013 - 06:35
Al menos Berlusconi los divirtió con sus excentricidades y alimentándose de conejitas, pero en Colombia que tenemos unos viejos histéricos, rezanderos unos y fundamentalistas, que solo quieren llenarse los bolsillos y tener al pueblo sometido y que ni para hacer reír sirven en medio de la confusión a la que someten al país.
Opinión por:

charlylagos

Mie, 01/16/2013 - 05:52
El problema en colombia es de orden social, ademas de político. Cuando tengamos la madurez como estado, pues estado somos todos, para emprender una nueva dirección como sociedad, seguramente empezaremos a ver una evolución política. Buen articulo.
Opinión por:

Boyancio

Mie, 01/16/2013 - 05:44
Si no se respeta al menor, si a los viejos lo tratan ni gallina mirando sal, tenga usted la seguridad, señor italiano, que siempre nos ha de dar por la misma parte...¡ayyyy! Pero a falta de dirigentes honestos, no queda más remedio que beber una copa de aguarnís en ayunas, que sabe mejor.
Opinión por:

Alfredo O

Mie, 01/16/2013 - 05:30
La bancarrota de una sociedad, o un sector de ella, se establece cuando ésta ha perdido sus escrúpulos y altruismo. Para retomar una frase conocida, cuando ya "todo vale", cuando no se tiene capacidad de reacción ante los despropósitos del Estado. Cuando un sector de la sociedad, por ejemplo los docentes se corrompen al punto de incurrir de manera sistemática en violación al dererecho de autor y obtener publicaciones fraudulentas y, una vez develado el truco, el delito queda impune. La Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira, publicó los libros "Agroecología" (2003) y "Agricultura y ambiente" (2003), los cuales fueron denunciados por plagio. El cuerpo docente universitario (Aspun) guardó silencio cómplice, mientras un pequeño grupo de ciudadanos hace las denuncias: www.plagiosos.org
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio