Publicidad
Carlos Granés 13 Dic 2012 - 11:00 pm

Risa envenenada

Carlos Granés

Para un escritor no hay nada más tentador que enfrentarse a una columna de opinión. No porque sea el espacio para embadurnar al lector con ideas preconcebidas, sino porque es allí donde se puede pensar y tomar partido sobre los problemas fundamentales de nuestro tiempo. Por eso agradezco a Juan Gabriel Vásquez que me haya cedido temporalmente este espacio, en el que intentaré hacer justo eso: analizar algunos dilemas y fenómenos culturales que están dando un semblante definido al mundo de hoy.

Por: Carlos Granés
  • 160Compartido
    http://www.elespectador.com/opinion/risa-envenenada-columna-392336
    http://tinyurl.com/ldjzupa
  • 0
insertar

Y el primero que me gustaría examinar es el humor, un rasgo del que podemos sentirnos orgullosos como especie y que compensa, con creces, muchos de nuestros defectos, pero que convertido en valor supremo puede volverse en nuestra contra. Hago esta reflexión a raíz de una historia que ya le ha dado la vuelta al mundo. Dos reporteros de un informativo radial australiano, 2Day FM, llamaron al hospital donde se encontraba ingresada Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, y fingiendo ser Isabel II y el príncipe Carlos, engatusaron a la recepcionista de turno para conseguir información privilegiada sobre su estado de salud. Las imitaciones eran burdas y parecían más la broma telefónica de dos prepúberes que un trabajo periodístico serio; una burla tonta, pero con secuelas trágicas. La recepcionista que contestó la llamada no soportó el ridículo que desató la farsa y a los pocos días amaneció muerta. Según todos los indicios, ella misma se quitó la vida.

¿Qué pensar al respecto? Desde Don Quijote, como mínimo, sabemos de la efectividad del humor y la ironía para renovar las costumbres y desacralizar lo instituido. Los ilustrados del siglo XVIII, los dadaístas del XX y el artista chino Ai Weiwei del XXI han sido una amenaza para los poderosos, porque en sus actitudes radicales y humorísticas está el germen de la libertad individual y un más que evidente desprecio a las instituciones opresoras. Gracias a esas batallas culturales, esgrimidas con carcajadas y sarcasmos, el mundo es más libre y creativo. ¿Pero qué ocurre cuándo la risa se lo lleva todo por delante?

Es sano reírse de sí mismo y del mundo circundante hasta que el jolgorio paraliza: ¿para qué hacer algo, si todo es un acto fallido y ridículo, si nada tiene trascendencia? La burla perpetua lleva a la inmovilidad; hace ver lo inútil de todo proyecto, la vanidad que inspira cada acción humana. El eco eterno de una risa conduce al nihilismo y al irresponsable desprecio de todo. Y hay ciertas cosas que más vale tomarse en serio. El humor, la primera. Repito sin pudor este cliché porque entraña una gran verdad. El humor es serio porque tiene un enorme poder corrosivo. Usado con tino es lo más saludable que puede ocurrirle a una sociedad; banalizado sume en la chabacanería y la mediocridad. Los periodistas de 2Day FM, las tendencias artísticas que suele encumbrar el Turner Prize (véase a Spartacus Chetwynd, finalista de 2012) y buena parte de la programación televisiva lo demuestran: un mal chiste es un dardo envenenado para la sociedad.

 

*Carlos Granés

 

  • Carlos Granés | Elespectador.com

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 22
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • eBay se independiza de Paypal
  • Hace 27 años Manuel Elkin Patarroyo creó la primera vacuna contra la malaria
  • Gobierno "examina" alcances de ampliar fuero penal militar: Guillermo Rivera

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
22
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

unomas_conelminimo

Vie, 12/14/2012 - 18:25
No hay poeor dardo envenenado para la sociedad que la T.V. y eso no me da risa, me da temor la cantidad de zombies que la famosa telepantalla reproduce.
Opinión por:

tuvisionalogena

Vie, 12/14/2012 - 18:08
Jajajajajajajajajajajajajajajaja jajajajajajajajajajajajajjajajajja jajajajajjajajajajajajajajajjajajaj jajajajajajajajjajajajajajajajajaj jajajajajajajjajajajajajajjajajaja jajajajajajajajajajajajajajjajajaj jajajajajajajajajajajajajjajajajja ajajjajajajajajajajajajajajjajaja jajajajajajjajajajajajajjajajajja Ustedes son muy chistosos.... Quien va a entender esta vaina, jajajajajajaja
Opinión por:

Loco R€_Çuerdo

Vie, 12/14/2012 - 17:59
Cada uno con sus " cadaunadas" , tal vez no logre impactar un humor facilista a algunos (Incluye columnistas y foristas ) igual se respeta el gusto y su preferencia..Pero no se debe descalificar ningún género, por ridículo que parezca o como se explica que entre los mejores chistes de la humanidad ( Que fué un episodio real ) está el que le ocurrió a un Rey quién preparaba un banquete para unos invitados importantes y en un momento de descuido un burro se comió todo quedando el Rey paralizado con un ataque de risa que infelizmente murió...Usted no puede juzgar de que forma va a impactar la risa en cada ser, el humor acartonado de Ingleses a muchos no mueven, así como el procaz y chabacano fastidia a otros tantos.
Opinión por:

Contradictor

Vie, 12/14/2012 - 11:24
Por ejemplo Sábados felices. Que programa tan mamón y repetitivo.-
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 11:19
"...NO ES LO MISMO ESTAR JODIDO QUE ESTAR JODIENDO" …y en Colombia, son precisamente los que no están jodidos los que hacen humor, directa o indirectamente siempre al servicio del (poder) que nos jode. En síntesis, el humor colombiano se define por su esquizofrénica identidad: capturado, mediatizado y mediáticamente cotizado, acartonado, estandarizado = FALSEADO. Todo es posible en esta posmodernidad de mierda. «No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, de la misma manera que no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo». Y olé
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 10:08
Piénsese en La Luciérnaga (o en su sucedáneo 6am-10am de Caracol); El Tren de la Tarde (RCN, radio) y el bodrio de Vox Populi (Bluradio): 1. Espacios encargados de "hacer humor", como quien tiene que producir 100 kg. de salchichas cada día. 2. Los chistes previsibles, los mismos "gags" (los 'tiritos' estandarizados), dentro del mismo previsible guión =>> para quienes tengan menos de 40-45 años, se trata del viejo esquema de Los Chaparrines o de Emeterio&Felipe: un partenaire serio y su comparsa "¿tan charra, oiste vos?". 3. De lo más grave: esa cosa que ellos llaman "humor" se reduce a lo acartonado, a la milimétrica repartición de "characters" (v.gr. Gabriel de las Casas "debe ser" siempre el idiota manipulable que se le mide a todo) pero, lo más impotable, el humor secuestrado: las voces
Opinión por:

Hoax

Vie, 12/14/2012 - 13:14
Yo creo que parte del chiste con los sketches de Mr.Ch, era cuando al inicio decían: "Este programa no contiene risas grabadas".Eso si, nada que ver con las sitcoms gringas que se exceden en sus gags, hasta el punto de hacer sentir pena ajena, como en "The Big Bang Theory".Claro que cuando uno ve una sitcom tipo "Community" es inevitable sentir que algo falta cada vez que hacen algún chascarrillo.¿Será por esto que han tenido tanto éxito?
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 11:12
que "arremedan" a los poderosos de este circo llamado Colombia -a Chucky y a sus antecesores y a la miserable comparsa de sus socios en el legistaltivo&judicial- crean, exactamente, el efecto contrario al efecto que la "irreverencia" radiada dice producir. Por un endiablado mecanismo más estético que mediático (cosa que poco existía, digamos en tiempos de Humberto Martínez, "El corcho", "la Tapa") lo que terminan haciendo estos bacanes de los medios -nuestros salvadores que tanto nos hacen reír a diario- lo que ellos verdaderamente producen es visibilizarlos todavía más.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 11:10
Es decir, empotrarlos -atornillarlos- aún más en sus posiciones de dominio por el efecto que esta columna describe con lucidez: gracias al humor inane; al humorista homologado, hasta el tuétano, con la proterva figura del intelectual superfluo.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 11:04
4. Cero espontaneidad: es siempre una perversión de las técnicas psi (=cualquier cosa de esas que tienen el prefijo de autoayuda) el invitar a ser espontáneos: “¡Es que hay ser espontáneos… vuélvanse (colóquense) espontáneos!” El mero carácter imperativo de la ‘sugerencia’ contiene en nuce el germen de su falseamiento: como si se puediera ser espontáneo premeditadamente; como las risas en off del Chapulín Colorado o las de las comedias gringas que nos dicen en qué parte nos tenemos qué reír.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 11:02
Es decir, al humor que hacen los que trabajan para el Establecimiento es un humor írrito: toda esta catervita de inmitadores charros y charras (todos semos tan charritos, no j’erto?) terminan fungiendo de alfiles, de ínclitos clowns aplaudidos por la masa pero que no logran saltarse JAMÁS la barrera de sirvientes porque, como decía alguien que sí supo de humor: Camilo José Celá (sintiendo en carne propia el escarnio del poder acudió a la sátira y la ironía como defensa): el humor auténtico es libre, espontáneo y sin salario (no es prepago) lo hacen las víctimas, los aplastados, los jodidos por el poder.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 11:00
Tal vez por falta de espacio, el columnista (wellcome, monsierur Carlitos) no menciona –o apenas alude- al genial “El Queso y los gusanos”, de maese Ginzburg. Ahí está el meollo de esta columna. Preguntarnos el porqué el humor de los que verdaderamente lo producen “desde abajo” -aquellos que se han quedado sin voz dentro de los procesos históricos- por qué ese humor no es hablado (visibilizado mediáticamente). Más aún, siendo ellos -los descamisados- los principales causantes de esas consecuencias históricas son reemplazados por empresarios del humor.
Opinión por:

Sybill P. Trelawney

Vie, 12/14/2012 - 10:58
Pero hay más, esta “risa envenenada” oculta algo lo siniestro y lo perverso: que los colombianos no hayamos podido entender cómo ha sido posible que la masa vulgar y sudorosa, desplazada e infamada, siga estando callada sin medida de tiempo. Lo que se encuentra en el libro de Ginzburg, en el fondo, aterra: allí lo que se estudia no es tanto la cultura producida por las clases populares, sino la asimétrica lucha por imponer la cultura (el humor) oficial a las clases populares.
Opinión por:

Hoax

Vie, 12/14/2012 - 09:47
Hablando de risas envenenadas se me viene a la cabeza el humor del "Negro Palomino".¿O qué tal Flor Necia? De los chistes que retratan a los pastusos como idiotas y a los paisas como los inteligentes, lo que me da risa es que ahora Nariño tiene una tasa de analfabetismo más baja que Antioquia, la cual incluso está por debajo del promedio nacional según el MEN.
Opinión por:

Boyancio

Vie, 12/14/2012 - 06:04
Primero que todo comentario: ¡ bien venido sea, sumercé!. En despúes...¿qué te diría?...pues qué culpa tiene la estaca, si el sapo brinca o se destaca. Bueno, hay decisiones gubernativas que, sin ánimo de humor, llevan a muchos al desespero; no obstante, lo grave es morirse de la risa, sea de la mamada de gallo.
Opinión por:

OZcvrvm

Vie, 12/14/2012 - 02:26
bajo la denominacion humor cabe tambien la chabacaneria, que es el lenguaje imperante en nuestra sociedad. la regla numero uno inviolable del humor es que haga reir no solo al cretino autor del chiste. no solo no fue divertido (claro, hay gente capaz de reir de un gargajo, pero ellos no cuentan). tambien trajo consecuencias de la profunda humillacion en la que sumieron a la victima. en efecto esogieron a un ser indefenso, incapaz de interponer un modo para recuperar su honor pisoteado. esta es la hora que nadie menciona si hubo tentativos de parte de ella para exigir disculpas de parte del par de animales que la dañaron. reir? si, pero de los potentes, de los arrogantes, de los poderosos. reir del debil es cruel bulismo
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 12/14/2012 - 09:33
Que comentario más esnobista. El humor de la mayoría es demasiado chabacán para ud. Un comentario que expele arrogancia a todo el mundo: La sociedad, chabacana. Los locutores, animales. El humor consiste no sólo en reír de los demás, también consiste en reírse de sí mismo.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 12/14/2012 - 00:01
Creo que precisamente lo que pasó con la enfermera fue que no supo reírse de si misma. El sentido de la vida para los no creyentes está en el humor, porque si esto se acaba, entonces lo único que queda es reír.
Opinión por:

Oscar Buitrago

Vie, 12/14/2012 - 18:23
Daniel, creo que estamos hablando desde perspectivas diferentes, pues el problema está en que el otro crea que el afectado se va a reír de si mismo. En lo de la relativización estoy de acuerdo, siempre alguien estará mejor y alguien peor.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 12/14/2012 - 13:00
Oscar, reírse de uno mismo no es una obligación, estoy de acuerdo, pero precisamente porque nada en sí mismo es una obligación. Hay una escena de una película que se llama Notting Hill, en la que Julia Roberts se ve indignada porque le han señalado a los periodistas en donde está ella. El protagonista de la película le dice que al otro día los periódicos se van a olvidar del asunto, como siempre, y que hay cosas peores que pueden pasar como el caso de la hermana de él que estaba en silla de ruedas. Las cosas puestas en perspectiva se hacen menos importantes, más fáciles de llevar. SI bien no es obligatorio reírse de uno, es sano y deseable.
Opinión por:

Oscar Buitrago

Vie, 12/14/2012 - 11:24
Reírse de si mismo no es una obligación, ponerlo de esa forma abre un espacio para el abuso.
Opinión por:

leinadsajor

Vie, 12/14/2012 - 00:04
se me olvidaba citar correctamente, lo que escribí del sentido de la vida es de Weinberg en una entrevista con Richard Dawkins http://www.youtube.com/watch?v=EGL8SesIo6Y
Publicidad
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio